Los datos comienzan a reflejar la debilidad del sector

 Publicado el Por Salvador Manjón

Con la vendimia, prácticamente, finalizada, llega el momento de ir pensando en cómo dar salida a lo producido y, lo que es mucho más importante, hacerlo al mejor precio posible.

Sabemos, y así se han encargado de hacérnoslo ver nuestros amigos franceses con el vaciado de cisternas y la paralización de camiones en la frontera, que no corren buenos tiempo para el negocio del vino. No son muchas, pero sí que parecen agobiantes, las existencias de vino tinto con las que hemos iniciado la campaña. Situación que arrastramos de los últimos meses de la pasada temporada y que las medidas extraordinarias de destilación de crisis o cosechas en verde, incluso aquellas otras formuladas por algunos Consejos Reguladores para reducir el volumen de la cosecha con la contracción de los rendimientos máximos admitidos; no han sido capaces más que de atenuar, pero no solucionar, el problema.

Los datos de exportación e Infovi del mes de agosto, últimos disponibles, así lo certifican. Pues si el consumo interno estimado se encuentra estabilizado en los nueve millones seiscientos mil hectolitros desde hace más de un año, y el consumo anual per cápita ligeramente por debajo de los veinte litros. Las exportaciones ceden terreno, tanto en volumen, que ya lo venían haciendo como, ahora también, en valor. Un 2,3 en el acumulado anual, que llega al 2,6% dependiendo de si hablamos sólo de vino o de todos los productos vitivinícolas; para el caso de que estemos hablando del valor. Y del 2,7 y 6,8 por ciento, para vino y productos vitivinícolas, si lo hacemos del volumen.

A continuación, información para suscriptores.


Tenga presente nuestras Condiciones de uso y si utiliza esta información recuerde citar siempre www.sevi.net y La Semana Vitivinícola como fuente.

0 Respuestas(s) a “Los datos comienzan a reflejar la debilidad del sector”

Comentarios disponibles para usuarios registrados