Enoturismo, el plan perfecto de Bodegas Borsao para cautivar al nuevo consumidor

 Publicado el Por SeVi

 (photo: )

En Campo de Borja, el corazón de la Garnacha, se encuentra la flamante bodega de Borsao, todo un buque insignia de la enología aragonesa y nacional, de 16.480 metros cuadrados, donde ofrecen visitas y catas comentadas. Dialogamos con ellos sobre el enoturismo y qué papel puede jugar esta actividad dentro del sector vitivinícola.

¿Qué supone la actividad enoturística para Bodegas Borsao? ¿Desde cuándo lo ofrecen?

Nuestra hospitalidad se remonta a décadas atrás, desde 2001 cuando se formó el grupo bodeguero, e incluso antes, pues desde 1958 elaboramos vino. Sin embargo, el punto de inflexión fue la construcción de nuestra nueva bodega, que concluimos en 2019 y que nos ha permitido ofrecer unas experiencias enoturísticas singulares, desde verano de 2020. En Bodegas Borsao entendemos el enoturismo como el mejor camino para divulgar la cultura del vino y generar sinergias para poner en valor el territorio, siempre con la Garnacha por bandera.

¿Cuántos visitantes se “enamoran” de la Garnacha gracias a Borsao cada año?

Lo cierto es que, año tras años, son miles los enoturistas a los que no les importa hacer kilómetros para conocer nuestros vinos y todo lo que hay detrás y alrededor de ellos. Es un placer que Bodegas Borsao sea la perfecta embajadora de la Garnacha, de Borja y del vino aragonés. Nuestros visitantes llegan desde todos los puntos de España y demuestran que somos capaces de desestacionalizar el turismo, pues las épocas de más afluencia son otoño, invierno y primavera.

Nos enorgullece cuando la motivación del viaje es conocer los vinos de Borsao, más allá del Tres Picos, que es el primero en darse a conocer.

¿Cómo resumiría la experiencia enoturística que ofrecen? ¿Cuáles son sus puntos fuertes?

La experiencia se basa en la autenticidad y la personalización. Nos adaptamos a cada enoturista o grupo. Se visita toda la bodega nueva, donde los enoturistas se sorprenden por cómo somos capaces de combinar la tecnología más puntera, con respeto por la tradición y sostenibilidad. Explicamos todo el proceso de creación del vino, de la cepa a la copa y ofrecemos la cata de cuatro de nuestros vinos y tapas con productos locales de proximidad, como quesos, aceitunas o aceites de oliva virgen extra de la almazara de Cooperativa de Borja.

¿Cuál es el perfil del visitante de Bodegas Borsao? ¿Puede ser el enoturismo un arma para conectar con los nuevos consumidores?

El perfil de enoturista que recibimos es muy variado, pero a todos les une que conocen algún vino de Bodegas Borsao. Nuestros vinos actúan como abanderados, enamoran al consumidor desde el primer día y les animan a venir a la bodega tan pronto como pueden, para conocer todo lo que hay detrás de esa copa de vino: Borsao Tinto, Borsao Rosado, Borsao Blanco Selección, Bolé, Berola, Cabriola, Zarihs oTres Picos.

Además, a través del enoturismo estamos creando un plan para conectar con nuevos consumidores de Bodegas Borsao. Hacemos visitas y eventos especialmente atractivos para los menores de 30 años, que están descubriendo el vino y son los nuevos consumidores. Demuestran una gran curiosidad y conectan con la Garnacha desde el minuto cero.

¿Cuáles son las actividades más demandas?

Nuestra oferta es variada, adaptable y muy flexible, pero una de las que más éxito tienen son las catas verticales de nuestros vinos más reputados, como Tres Picos, Cabriola y Zarihs. Nuestro equipo selecciona tres añadas y se comparan en cata. También despierta mucha curiosidad la armonía de vinos de Bodegas Borsao con productos autóctonos del Campo de Borja, invitando a productores de quesos, aceites, olivas, conservas y ganaderos.

¿Qué tendencias observan en la demanda enoturística reciente?

Una de las tendencias más notable es el creciente enoturismo de caravana, tanto desde España como del resto de Europa. El turista europeo gasta mucho y aprovecha la oportunidad de comprar cuando viaja con su propio vehículo o cuando vive en España.

Otro aspecto importante es el valor que va adquiriendo el enoturismo en la decisión turística, pues conocer la bodega y los vinos se está convirtiendo en la motivación principal del viaje.

¿Qué aporta el enoturismo en Bodegas Borsao a la sostenibilidad social de la zona?

Nuestros vinos no se entenderían sin el paisaje del Moncayo, ni sin las manos que los trabajan, desde el viñedo, hasta la bodega. Bodegas Borsao vertebra, con su actividad vitivinícola y enoturística, una forma de vida importantísima para el territorio, no solo a nivel socioeconómico, sino también a nivel de preservación medioambiental. Está claro que buscamos dar a conocer nuestros vinos, pero conscientes de que debemos “vender” un entorno muy rico como como son la gastronomía, el Moncayo, valor histórico de catedrales y colegiatas, además de monasterios y tradiciones…

¿Qué le diría a quien no haya visitado todavía Bodegas Borsao?

Que la visita es una experiencia social y sensorial, que disfrutarán y se divertirán a la vez que aprenden. Que el mundo del vino es muy amplio y merece la pena abrirse y conocer nuevas zonas y nuevos vinos.

Más información en visitas@bodegasborsao.com y en la propia web: www.bodegasborsao.com


Tenga presente nuestras Condiciones de uso y si utiliza esta información recuerde citar siempre www.sevi.net y La Semana Vitivinícola como fuente.

0 Respuestas(s) a “Enoturismo, el plan perfecto de Bodegas Borsao para cautivar al nuevo consumidor”

Comentarios disponibles para usuarios registrados