Don Santiago Grisolía y el vino

 Publicado el Por José Vicente Guillem

Santiago Grisolía. FOTO: Fundación Premios Rei Jaume I. (photo: )
Santiago Grisolía. FOTO: Fundación Premios Rei Jaume I.

El pasado día 4 de agosto falleció en Valencia, a los 99 años, el profesor doctor D. Santiago Grisolía. Su extenso curriculum vitae nos lo presenta como un ser humanista al servicio de la convivencia ciudadana. Colaborador y amigo de D. Severo Ochoa y de otros premios Nobel. Científico que ejerció en EE.UU., España y Comunidad Valenciana. Creador de la Fundación Valenciana de Estudios Avanzados y de los Premios Rey Jaime I, historia actual de la ciencia en España. Presidente del Consell Valencia de Cultura y conocedor enamorado de la cultura del vino, de la que nos dejó su fehaciente testimonio.

Inicié mi colaboración con él tras su llegada a España, cuando creó el Instituto Valenciano de Investigaciones Citológicas y la Fundación Valenciana Estudios Avanzados, en la que indujo la puesta en marcha de múltiples actividades. Desde el año 1978, participando en las Jornadas sobre con un tema de “Nuevas fuentes de energía” y hasta la jornada sobre “Bioeconomía forestal y empleo verde” del pasado 8 de julio de 2022, he tenido el honor de seguir colaborando con la Fundación y el privilegio de mantener su amistad y confianza. Sin lugar a dudas, junto con P. Carrión, L. Font de Mora, fue mi referente y maestro.

Le acompañe por un periplo interesante en la FVEA, con temas muy diversos: investigación, ingreso en la UE, transferencias a CC.AA., genoma humano, Dieta Mediterránea, alimentación saludable, creación de los premios Rey Jaime I, promoción de productos autóctonos, el dolor, cáncer, enfermedades raras, niños soldado, violencia de género, inteligencia artificial, Covid, nuevas profesiones… fueron algunos de los trabajos base de las actividades desarrolladas en la FVEA, FPRJI y FJPF.

Mantenía amenas reuniones ante un café o una copa de vino, con personalidades y representantes de diversos y dispares sectores como Severo Ochoa, Alberto Sols, Francisco Grande Covián, Margarita Salas, Federico. Mayor Zaragoza, Eduardo Primo, Luis Font de Mora, Mª Ángeles Ramón Llín, Concha. Albalat, Hnos. Lladró, Hnos. Sáenz Merino, Vicente Boluda, Juan Antonio Mompó, Rafael Aznar, Elena Bendala, Rafael Michelena, Javier Quesada… entre otros muchos más que hacen interminable la referencia.

Era un científico curioso, un ser humano inquieto y apasionado por cómo evolucionaba la sociedad y cómo podían entenderse entre ellos. A ello le dedicó su vida, compartiéndola junto a su inseparable esposa y compañera Doña Francis. Ha sido un humanista que trasladaba sensatez, confianza y amaba a Valencia.

Hablábamos de “lo divino y humano” y de “viñas y vinos” y entresaco del recuerdo varias anécdotas relacionadas con el mundo del vino y sus aficiones:

v  En la Fundación, siempre había unas botellas de vino para disfrute del personal que acudía a reuniones o estaban en la residencia. Patronos de la misma son los propietarios de Bodega Fos y Bodega Heretat de Cesilia.

v  Vinos variados de la Comunidad Valenciana: Alicante, Castellón, Utiel-Requena, Valencia y Cava de Requena, pero nunca faltaron el Rojo Rubí de Vinival, el 12 Apóstoles de Egli, un Fondillón de Alicante bien de S. Poveda o P. Quiles, y un Moscatel de Turís o de la Marina.

v  En las comidas, siempre su vasito/copa de vino blanco/tinto, que gustaba de reconocer regiones, Denominaciones y marcas, comentando si había tenido relación con ellas de forma especial, aquellas emergentes y sus novedades.

v  Cuando se reunía con amigos y compañeros, hacía gala del conocimiento de los vinos y su utilidad gastronómica. Era un buen gourmet y la gustaba compartir el pan, el vino y la sal.

v  Se organizaron varias jornadas sobre el vino, destacando: Vino y salud, Dieta Mediterránea, Alimentación saludable, Reuniones técnicas sectoriales relacionadas con la evolución de la PAC.

v  En las reuniones del Alto Consejo Consultivo de la GV, motivaba opinar sobre materia de alimentación, de vino y salud, viñedo y paisaje.

v  Desde la FVEA, impulso el Genoma Humano y la Dieta Mediterránea, mediante cursos y jornadas de formación/divulgación de sus bondades, así como la inclusión de los productos autóctonos en la misma.

v  Con su presencia y Presidencia en el Consell VC, el sector tenía un aliado interesado en defensa y gestión del territorio, incendios, viñedo, arquitectura rural y arqueología.

La bodega Pago de Tharsys, de Requena, en su “Paseo del Mérito”, que acoge a personalidades ilustres del mundo de la ciencias y conocimiento, dedicó su primer monolito al Profesor Grisolía en reconocimiento a su actividad científica y defensa del sector vitivinícola.

Era un “joven emprendedor de 99 años” invertidos en conocimiento, moderación, ciencia, dialogo, convivencia y compromiso con la sociedad y todo lo que representara posibilidad de acuerdos entre Ciencia, Empresa y Sociedad. Demandaba y propagaba un Pacto por la Ciencia en España y Comunidad Valenciana, queriendo hacerlo posible en tiempos próximos, a pesar de los convulsos momentos que socialmente estamos atravesando.

D. Santiago Grisolía ha fallecido, con él se va una parte de la historia de la ciencia, un gran divulgador y un valenciano que trabajo por su tierra y se convirtió en un icono vivo de la convivencia en la misma. Descanse en Paz.


Tenga presente nuestras Condiciones de uso y si utiliza esta información recuerde citar siempre www.sevi.net y La Semana Vitivinícola como fuente.

0 Respuestas(s) a “Don Santiago Grisolía y el vino”

Comentarios disponibles para usuarios registrados