Controlar la fermentación maloláctica de los vinos a través de un proyecto de I+D liderado por Enartis

 Publicado el Por SeVi

Ya se han puesto en marcha los trabajos de desarrollo de Inoculbact, un proyecto de I+D que tiene por objetivo mejorar y controlar la fermentación maloláctica, permitiendo obtener células en estado de crecimiento activo y adaptadas a las condiciones del vino.

Con el fin de controlar la fermentación maloláctica en la elaboración de los vinos (uno de los problemas más difíciles en el proceso de producción), Enartis lidera este proyecto de innovación, que también contará con la colaboración del Grupo de Investigación Enolab de la Universidad de Valencia. El proyecto dispone de un presupuesto de casi 412.000 euros, cofinanciado por el Centro para el Desarrollo Tecnológico Industrial (CDTI) con fondos FEDER de la Unión Europea. Tendrá una duración de 28 meses.

Con este proyecto, se pretende obtener la bacteria seleccionada crecida y viable para su inoculación directa en el vino, donde realizará la fermentación maloláctica. Se espera que dicho proceso pueda ser utilizado en bodega en el momento que se considere oportuno, permitiendo al enólogo programar su inoculación, asegurando la implantación del cultivo seleccionado en las condiciones del vino, ya que la bacteria estará previamente adaptada y activa en el momento de la inoculación.

La idea es, por tanto, inocular la bacteria seleccionada con una mínima manipulación. Así se asegurará el éxito de la fermentación maloláctica, proporcionando bacterias en un estado metabólico y de crecimiento óptimos. Además, se propone la utilización de productos enológicos que favorezcan el crecimiento de la bacteria seleccionada y sus capacidades de crecer en el vino e imponerse a la población autóctona una vez inoculadas en el mismo.

El origen del problema

El objetivo de Inoculbact es solucionar uno de los aspectos más difíciles y menos controlados de la elaboración de los vinos: la fermentación maloláctica. En vinos de determinadas regiones (con mayor grado alcohólico y bajo pH) existen numerosas dificultades por parte de las bacterias lácticas para desarrollar esta fermentación. Por tanto, es necesario estudiar alternativas y nuevos protocolos de producción de bacterias lácticas que minimicen la manipulación y que, además, permitan controlar y llevar a cabo con éxito este proceso.

En este sentido, teniendo en cuenta que la fermentación maloláctica es un proceso microbiológico complejo, la elección de la cepa de bacteria láctica y el momento de la inoculación bacteriana son dos factores cruciales para poder realizarla adecuadamente. Por otra parte, un control de esta fermentación permite intervenir y modular las características sensoriales de los vinos.

Inoculbact es un proceso de I+D que tiene por objetivo mejorar y controlar la propagación de bacterias malolácticas con el fin de solventar uno de los problemas más complejos en el proceso de producción de los vinos: la fermentación maloláctica.

Enartis lidera este proyecto que también contará con la colaboración del Grupo de Investigación Enolab de la Universidad de Valencia. Cuenta con un presupuesto de 411.383 euros €, cofinanciado por el Centro para el Desarrollo Tecnológico Industrial (CDTI) con fondos FEDER de la Unión Europea a través del Programa Operativo plurirregional de Crecimiento Inteligente 2014-2020. Su duración será de 28 meses, comprendidos entre junio de 2020 y septiembre de 2022.

Más información en www.enartis.com


Tenga presente nuestras Condiciones de uso y si utiliza esta información recuerde citar siempre www.sevi.net y La Semana Vitivinícola como fuente.

0 Respuestas(s) a “Controlar la fermentación maloláctica de los vinos a través de un proyecto de I+D liderado por Enartis”

Comentarios disponibles para usuarios registrados