Observaciones sobre la maduración microbiana del Tempranillo de la cosecha 2020 en Rioja

 Publicado el Por Manuel Ruiz Hernández

Artículo con tablas en PDF adjunto.

La cosecha de uva de Rioja 2020 estuvo condicionada por una primavera fría y húmeda que propició una floración anormal y un desarrollo de mildiu precoz y persistente, al que hubo que tratar hasta con 12 “manos” de fungicida. Estas condiciones precursoras de la vendimia fueron anormales y, por ello, desde el mes de junio nos dispusimos a estudiar la presencia de microbios en los racimos (mohos, levaduras y bacterias), su incidencia en la uva encubada y la aceptación, por el medio, de siembra de levadura seca activa.

Proceso
Toma de muestra de bayas de Tempranillo, desde junio hasta la vendimia.

Control en las bayas de peso por baya, grado probable y evolución del envero.

Inmediatamente a la toma, se pasan, con asepsia, 4 bayas a 55 cc de mosto estéril y se mantiene abierto el envase (obturado solo con algodón), a unos 20ºC, para observar aspecto a 5 días y siguientes.

Otro grupo de bayas se guarda en congelador y, a finales de septiembre, se descongela y se siembra con una levadura comercial para observar, a 2 días a 20ºC, a microscopio, el desarrollo microbiano.


Tenga presente nuestras Condiciones de uso y si utiliza esta información recuerde citar siempre www.sevi.net y La Semana Vitivinícola como fuente.

0 Respuestas(s) a “Observaciones sobre la maduración microbiana del Tempranillo de la cosecha 2020 en Rioja”

Comentarios disponibles para usuarios registrados