Montibox se une a la fabricación de un bag-in-box más sostenible

 Publicado el Por Montibox

 (photo: )

El packaging y los envases tradicionales están en un proceso de cambio, al igual que la sociedad en general, y de adaptación a un modelo de consumo más sostenible que permita preservar el medio ambiente y reducir el impacto ambiental.

Son cada día más numerosas las noticias sobre nuevos prototipos de envases hechos a base de materiales biodegradables, materiales naturales o reciclables. Sin embargo, el consumo masivo de envases y packaging en general requiere de líneas estratégicas de investigación a gran escala que cubran las necesidades del mercado y den respuesta a las tendencias en el sector del envase desde el punto de vista de la sostenibilidad y la incorporación del reciclaje, pero sin dejar de lado la necesidad de conservar los alimentos y la importancia del envase como herramienta fundamental de lucha contra el desperdicio alimentario.

El envase bag-in-box se suma a la constante investigación y mejora continua para reducir el impacto ambiental. Se está realizando una revisión completa de productos y procesos en búsqueda de soluciones eficientes. Montibox comienza el año con cambios en su principal válvula, los grifos Vitop Original® que habitualmente eran de color rojo/negro. Vitop Moulding SRL, ha adaptado su proceso de producción para la fabricación de un grifo libre de pigmentos de carbono. El carbono crea problemas de clasificación en las plantas de reciclaje y tinta el plástico reciclado con un tono gris poco atractivo. A su vez, los fabricantes de films llevan a cabo un trabajo constante por conseguir láminas con menores micrajes y por tanto con menos porcentaje plástico para así reducir la cantidad de plástico total del envase y por litro de producto. Como se indica en la guía “Envases de plástico, diseña para reciclar” elaborada por RECOUP (Recycling of used plastics limited), “debe reducirse al mínimo la utilización de capas que no sean de PE (para maximizar el rendimiento del PE y reducir los posibles costes por contaminación y separación), pero, cuando sean necesarias, dichas capas deben ser compatibles con el PE. Los actuales sistemas de reciclado del HDPE pueden tolerar la utilización de niveles bajos de capas de EVOH”.

Desde Montibox somos conscientes de esta revolución y centramos nuestras líneas de trabajo tanto en la reducción del porcentaje de plástico total como en la simplificación y unificación de materiales usados, reduciendo así el porcentaje de polímeros que no sean polietileno, pero siempre sin comprometer la calidad del producto y sus propiedades para la conservación del producto. Como comparativa, señalar por ejemplo que en un envase bag-in-box de 5L se reduce un 37% de plástico respecto al que contiene una garrafa estándar de 5L.

Actualmente el envase bag-in-box tiene una huella de carbono inferior a otros envases, lo que ya supone una gran ventaja medioambiental. Además de mencionar que el envase ya está compuesto en más de un 79% de cartón, un material totalmente reciclable y biodegradable. El siguiente paso es conseguir que la bolsa bag-in-box esté compuesta en un 95% de su peso total por el mismo polímero plástico para que sea totalmente reciclable. Actualmente hay algunas referencias de bolsas que sí son totalmente reciclables debido a la composición de sus films y válvulas, se está trabajando porque esto ocurra en todos los envases bag-in-box a corto plazo.

Sin embargo, todos estos cambios y adaptaciones requieren de tiempo y un largo proceso de investigación, nos encontramos en un proceso constante de mejora del envase, pero siempre ligado de una óptima conservación del producto como hasta ahora se ha conseguido con el envase bag-in-box.

Más información en www.montibox.com


Tenga presente nuestras Condiciones de uso y si utiliza esta información recuerde citar siempre www.sevi.net y La Semana Vitivinícola como fuente.

0 Respuestas(s) a “Montibox se une a la fabricación de un bag-in-box más sostenible”

Comentarios disponibles para usuarios registrados