En memoria de Román Cantarero Sánchez (30 de junio de 1932 - 6 de enero de 2022)

 Publicado el Por Juan Antonio Mompó Gimeno

Román Cantarero. (photo: )
Román Cantarero.

La Noche de Reyes nos sorprendió con el fallecimiento de Don Román Cantarero, uno de los grandes prohombres del sector vinícola en España. El conocimiento de dicha pérdida me ha causado una profunda aflicción.

Hombre hecho a sí mismo, fue, sin duda, un pionero en todos los sentidos con su filosofía y su forma de trabajo en el mundo de los vinos y alcoholes. Es este momento para recordar y brindar el necesario reconocimiento a todos sus esfuerzos a lo largo de toda una vida dedicada al sector. Toda la vida no es una expresión general, sino que Don Román consagró toda su vida al sector, desde la niñez hasta su último día. Algo más de 75 años, de los casi 90 que ha vivido. Aquí nos deja como prueba sus viñedos y bodega modelo y la creación de una alcoholera del siglo XXI.

Pero no quiero, en estos momentos, hacer un panegírico de su trayectoria profesional, sino que quiero aprovechar estas líneas, para señalar su personalidad y su humanidad. Don Román, por encima de su gran naturaleza ha sido un hombre honrado y una gran persona. Yo tuve la ocasión de tratarlo con asiduidad, pero siempre recordaré el día en que por primera vez tuve un encuentro con él, ya que entre nuestras empresas había surgido un contratiempo: “No te preocupes, Juan Antonio, todo se va a solucionar sin problemas”, me dijo, y, desde ese momento estuve seguro que no iba a haber ninguna complicación. Todas nuestras relaciones se guiaron desde entonces por su caballerosidad y honesto trato con todos nosotros. 

Román fue una de las pocas personas que tenía como principio la honradez en el trato, así lo aprendió ya desde pequeño cuando fue estafado en la primera compra de ganado que le encargo su padre. Aprendió a través del castigo de su padre (“para que aprendas”) la importancia, no solo de saber hacer las cosas y hacerlas bien, sino también la necesidad de ser honrado en los tratos. Y así fue como desarrolló, tanto su vida personal, como profesional. Quien quiera seguir sus pasos lo va a tener muy difícil.

Permíteme finalmente que te diga “gracias”. Estoy seguro de que lo hago en nombre de todos tus familiares, compañeros y amigos. Todos nos hemos beneficiado de tu sabiduría y, lo que es más importante, de tu bondad. Antonio Machado, que también andará por ahí, nos dejó dicho que la bondad es el principal talante ético. Personalmente me despido de ti con un “Dios contigo, ahora más que nunca”.

Se nos ha ido una gran persona, un gran padre, uno de los grandes referentes que hizo crecer nuestro sector vitivinícola y, en mi caso, un grandísimo amigo del que aprendí y me honré siempre de su amistad.


Tenga presente nuestras Condiciones de uso y si utiliza esta información recuerde citar siempre www.sevi.net y La Semana Vitivinícola como fuente.

0 Respuestas(s) a “En memoria de Román Cantarero Sánchez (30 de junio de 1932 - 6 de enero de 2022)”

Comentarios disponibles para usuarios registrados