No basta hacer buen vino, si no sabemos comunicarlo

 Publicado el Por SeVi

La creación de contenidos, el marketing, la online y la marca como elemento de comunicación fueron los ejes de la cita. (photo: )
La creación de contenidos, el marketing, la online y la marca como elemento de comunicación fueron los ejes de la cita.

#WineCom, el primer Congreso Internacional de Comunicación y Vino, organizado por la D.O.P. Navarra, celebrado recientemente en la Facultad de Comunicación de la Universidad de Navarra, permitió calibrar la influencia de la comunicación en el sector vinícola y su situación postpandemia, con la participación de expertos que abordaron el asunto desde cuatro ejes esenciales: la creación de contenidos, el marketing de influencia, la comunicación en la venta online y la marca como elemento de comunicación.

David Palacios, presidente del C.R.D.O.P. Navarra; y Charo Sábada, decana de la Facultad de Comunicación de la Universidad de Navarra, dieron la bienvenida a los asistentes presentes y también a los que estaban tras la pantalla. Tras ellos, Pedro Blanco, subdirector y presentador “Hoy por hoy” de Cadena SER, fue el maestro de ceremonias para dar inicio al congreso y conducir la jornada.

Ramón Piqué, generador de creatividad y contenidos para comunicación y publicidad, señaló la importancia de tener una buena relación con el público, para que “nuestra marca se convierta en una experiencia. Jamie Goode, reputado columnista de vinos, recomendó adaptar a las necesidades de cada bodega una herramienta tan útil como las redes sociales.

Patricia San Miguel, coordinadora académica del Máster Ejecutivo en Dirección de Empresas de Moda en ISEM Fashion Business School, ha descubierto a los asistentes cómo se influye. “Debemos obsesionarnos con el consumidor, hacemos el producto por él”. Defendió que el enoturismo puede ayudar en ir más allá del propio producto. Ahora el reto es “enseñar menos uva y enamorar más a las personas”.

En la primera de las mesas redonda con los ponentes se evaluó la figura del “influencer”. Quedó patente que pueden servir para proporcionar confianza en el consumidor.  Asimismo, se animó a las bodegas a actuar con transparencia ante las posibles críticas negativas recibidas en redes sociales.

Tras el debate, Heini Zachariassen, fundador de Vivino, y María Ibañez, creadora de Alfombras Étnicas, dieron a conocer el desarrollo de la comunicación en los portales web y la manera de adaptarse a la comunicación comercial. Zachariassen ha contextualizado su ponencia a partir de la complejidad del vino y de acercarlo a todo el mundo. Ibáñez, coincidió con algunas de las ideas y añadió que algunas marcas “dicen lo que quieren y no lo que quiere escuchar su audiencia”. En su opinión, todavía hay hueco en redes como Instagram para el vino.

Cerraron la jornada Marc Morillas, CEO de Morillas Brand Design, y Daniel Morales y Javier Euba, fundadores de Moruba Graphic Design. Incidieron en el valor de la marca (“mucho más allá del logo” y en cómo atender a cada público para conectar con el cliente. Como ejemplo, perfilaron a la generación Z, “una generación mucho más conectada” y un nuevo tipo de público que necesita unos inputs diferentes al resto de generaciones adultas. Los responsables de Moruba Graphic recalcaron que “las marcas deben escuchar, entender y dar lo que pide el cliente y siempre de la mejor manera posible”.

Clausuró el congreso la consejera de Desarrollo Rural y Medio Ambiente del Gobierno de Navarra, Itziar Gómez.


Tenga presente nuestras Condiciones de uso y si utiliza esta información recuerde citar siempre www.sevi.net y La Semana Vitivinícola como fuente.

0 Respuestas(s) a “No basta hacer buen vino, si no sabemos comunicarlo”

Comentarios disponibles para usuarios registrados