Frizzantes italianos: inmunes a la crisis

 Publicado el Por Carlo Flamini Il Corriere Vinicolo

Este texto es una síntesis. Artículo publicado originalmente por ‘Il Corriere Vinicolo’ y reproducido con su autorización por ‘La Semana Vitivinícola’. Todos los derechos reservados. Para consultar el artículo original, visite www.corrierevinicolo.com artículo con tablas en pdf adjunto (para suscriptores).

En 2020, la facturación de los vinos frizzantes italianos en el extranjero fue de 429 millones de euros, por un volumen de 1,9 millones de hectolitros. En términos de volumen, se puede decir que el rendimiento está consolidado y en alza, dado que este umbral se ha alcanzado desde hace casi diez años, la primera vez en 2011, y hacia dónde se dirige de nuevo tras unos años de estabilidad.

Sin embargo, en términos de valor, la cifra de 2020 es un récord absoluto, con un crecimiento anual del 4%, lo que es una señal de que, en un año difícil como el del Covid, la categoría ha conseguido hacerse un hueco importante, a diferencia de sus primos más nobles, los vinos espumosos, que, en cambio, se dejaron un 7% de su valor en el campo. 


Tenga presente nuestras Condiciones de uso y si utiliza esta información recuerde citar siempre www.sevi.net y La Semana Vitivinícola como fuente.

0 Respuestas(s) a “Frizzantes italianos: inmunes a la crisis”

Comentarios disponibles para usuarios registrados