Dr. Marzio Dal Cin, propietario de Dal Cin SPA: "Preparación del mosto, control de la fermentación y la conservación del vino son claves"

 Publicado el Por SeVi

El Dr. Marzio Dal Cin. (photo: )
El Dr. Marzio Dal Cin.

La experiencia acumulada de más de 70 años al servicio del sector enológico hace de Dal Cin uno de los proveedores de productos enológicos y soluciones vitivinícolas más seguros del mercado. Con la I+D+i hondamente arraigada en su ADN, dialogamos con el doctor Marzio Dal Cin sobre algunos aspectos de interés.

Desde la experiencia de su empresa, fundada en 1949, ¿cómo ha evolucionado el sector enológico europeo en las últimas siete décadas? ¿Qué adelanto considera más decisivo y por qué?

Sin duda, la principal evolución de la tecnología enológica ha sido el paso de un enfoque “curativo” a otro de carácter “preventivo”, más o menos entre 1980 y 1990, al tiempo que se desplazaba la atención al viñedo, para una producción de materia prima (uva) mucho más controlada, sana, de gran calidad y consistencia, para facilitar enormemente el trabajo posterior en la bodega.

¿Qué peso tiene la investigación y el desarrollo de nuevos productos enológicos en la estrategia de Dal Cin?

Dal Cin nace de la investigación. Al principio su actividad se desarrolló, de hecho, con una gran colaboración entre la empresa y las principales universidades e institutos de investigación italianos, para pasar poco después a un desarrollo casi totalmente interno de la investigación, hasta llegar a la estructura actual de un Centro de Investigación de la empresa con gran experiencia y disponibilidad instrumental, para ser independiente y desarrollar proyectos de éxito. El uso de bentonitas y ácido metatartárico, hoy en día extendido por todo el mundo, se originó a partir de investigaciones específicas (y patentes) de Dal Cin, así como los materiales filtrantes Predispersi y, más recientemente, los adyuvantes producidos con la revolucionaria técnica de “microcanales” (Minitubes™), como prueba de la continua búsqueda de innovación, también productiva, de sus propuestas de mercado.

¿En qué fases de la elaboración enológica vamos a ver mayores avances en los próximos años?

En los próximos años será cada vez más importante garantizar vinos organolépticamente perfectos, con una larga vida, obtenidos con pocos o ningún sulfito añadido, utilizando, cuando sea posible, coadyuvantes no indicados en la etiqueta y permitidos en la elaboración de vinos ecológicos. Por ello, se trabajará mucho en la preparación de los mostos (clarificación y control microbiológico), en la fermentación alcohólica y en la conservación (afinamiento, estabilización microbiológica y protección antioxidante), buscando soluciones que sustituyan al SO2 y permitan la máxima expresión aromática y gustativa: levaduras y bacterias seleccionadas, derivados de levadura específicos, productos a base de quitosano, taninos.

¿Qué peso tiene el sector vitivinícola español para una firma como Dal Cin?

España es uno de los principales productores de uva y vino del mundo, es miembro de la Comunidad Europea y está geográficamente cerca de Italia. Una serie de combinaciones que lo convierten, junto con Francia, en socio privilegiado de nuestra actividad profesional.

Su firma ofrece soluciones integrales, ¿qué importancia tiene para una bodega contar con un proveedor capaz de atender demandas de diferentes campos de actividad y fases de producción?

Este ha sido siempre un punto fuerte de Dal Cin, ya que en el pasado ha operado también en el sector agrícola, con la producción de pesticidas, fertilizantes y acondicionadores del suelo para el sector vitivinícola y otros, cubriendo todo el espectro de las técnicas de elaboración del vino desde la vid hasta la botella, aventurándose también con la producción de tapones en materiales termoexpandidos a través de su propia filial italiana. Más de 70 años de experiencia en este campo.

¿Cuáles son las últimas novedades del catálogo de Dal Cin? ¿Cuáles son sus ventajas competitivas frente a otras alternativas en el mercado?

La I+D de Dal Cin invierte en los aspectos más actuales del sector del vino. Por mencionar algunos ejemplos, en los últimos años hemos creado y desarrollado la tecnología MiniTubes™ para garantizar productos eficaces pero también prácticos y seguros para el operador (por ejemplo, Grandecó y DC-Pol G). Fuimos los primeros en poner a disposición del sector una gama completa de adyuvantes orgánicos certificados. Hemos dado a conocer en Italia y en el extranjero el problema del “gusto a luz”  y hemos propuesto soluciones innovadoras (por ejemplo, Kolirex Go Fresh y Redox Longevity).

Actualmente estamos trabajando en los múltiples factores relacionados con la longevidad de los vinos blancos y rosados, desde la clarificación del mosto hasta el embotellado (por ejemplo, KitoClear, Fervens Spring, BattKill XXL).

Las ventajas competitivas propias de Dal Cin son básicamente:

Calidad y fiabilidad, garantizadas por la estructura de producción, el riguroso control de calidad y las certificaciones probadas (ISO9001, FSSC2200, Agricert-bio);

Competencia e innovación, gracias a la investigación y el desarrollo, realizados tanto internamente como en colaboración con universidades y organismos de investigación, y al apoyo técnico que interactúa con los enólogos proponiendo soluciones a necesidades particulares y desarrollando protocolos específicos para los objetivos de la bodega.

¿Cómo ve todo el boom que está habiendo alrededor de los vinos naturales? ¿Cómo se puede compatibilizar esa filosofía de mínima intervención sobre el vino con una industria como la de los productos enológicos?

El vino no es un producto “natural”. No crece en los árboles y no nace de un animal. Como se sabe desde hace siglos, el vino es “fruto de la vid y obra del hombre”: ¡sin la intervención humana, el vino no existiría! De hecho, el curso natural del zumo de uva no es el vino, sino el vinagre, el acto final de su descomposición “natural”, que tiene lugar en pocos días. Hablar de “vino natural” es, por tanto, sustancialmente engañoso, pues lleva al consumidor a pensar erróneamente que otros vinos son “artificiales” o “sintéticos”. Por ello, la Comunidad Europea está estudiando contramedidas para frenar esta carrera hacia el engaño que se está llevando a cabo por muchas partes, con el único fin de proponer, a un público sensible pero poco experto en tecnología, novedades con fines puramente comerciales.

El futuro del respeto a las características de la uva original se expresa ahora, sin duda, en la tecnología ecológica, estrictamente regulada y controlada por organismos responsables de la protección del consumidor, que también garantizan que no se produzcan ilusiones fáciles, útiles solo para quienes las proponen.

Más información en www.dalcin.com

 


Tenga presente nuestras Condiciones de uso y si utiliza esta información recuerde citar siempre www.sevi.net y La Semana Vitivinícola como fuente.

0 Respuestas(s) a “Dr. Marzio Dal Cin, propietario de Dal Cin SPA: "Preparación del mosto, control de la fermentación y la conservación del vino son claves"”

Comentarios disponibles para usuarios registrados