La demanda de vino envasado en Bag-in-Box se dispara durante la pandemia

 Publicado el Por Smurfit Kappa

Imagen de un Bag-in-Box® fabricado por la empresa Smurfit Kappa. (photo: )
Imagen de un Bag-in-Box® fabricado por la empresa Smurfit Kappa.

Según los últimos datos publicados en diferentes medios de comunicación, durante el año 2020, la demanda de vinos envasados en formato Bag-in-Box se ha disparado entre los consumidores de todo el mundo. Este acontecimiento es debido, en gran parte, al cambio de comportamiento provocado por la pandemia de Covid-19 en consumidores de todo el mundo.

 

Un estudio llevado a cabo por el líder de embalaje Smurfit Kappa en colaboración con Wine Intelligence, señala que el vino envasado en Bag-in-Box ha atraído a más de 3,7 millones de nuevos consumidores en Francia y Reino Unido desde el inicio de la pandemia hasta agosto de 2020.

Este estudio fue realizado durante los meses de julio y agosto de 2020 y en él se analiza el comportamiento de los consumidores de vino de forma mensual en estos dos países, que, debido a las restricciones derivadas de la pandemia, han cambiado su forma de consumo y ocio trasladándolo al del hogar.

Los resultados del análisis de dicho estudio, sitúan a Francia como el principal mercado de vino envasado en Bag-in-Box, que actualmente cuenta con más de 12 millones de consumidores en todo el país. En el caso de Reino Unido, la cifra actual de consumidores se eleva a 4 millones y se posiciona en primer lugar como país con un mayor crecimiento de este mercado.

La facilidad de uso, la comodidad de transporte y la relación calidad-precio son los principales motivos por los que los consumidores han decido compran vino en Bag-in-Box. Gracias la combinación de grifo y asa integrados en el proprio envase, el Bag-in-Box ofrece una experiencia de compra y de consumo excelente para sus consumidores, desde su enorme exposición en los lineales gracias a las amplias posibilidades de personalización de la superficie de la caja, hasta el valor añadido que ofrece por su facilidad de dispensación el momento de consumo.

Otro de los factores que ha impulsado a los consumidores a comprar Bag-in-Box, es su capacidad de conservar el vino de hasta 6-8 semanas después de abierto en comparación con los 2-3 días de una botella de vidrio. Este hecho, permite a los consumidores un consumo por copa y fraccionado respecto a otros formatos que exponen al vino, una vez abierto, a la oxidación más temprana.

Además, su huella de carbono hasta 8 veces menor en comparación con una botella de vino convencional, convierte al Bag-in-Box en una alternativa óptima en materia de sostenibilidad comparada con otros envases de vino convencionales.

Comparación de huella de carbono entre varios envases

Kg CO2 eq/unidad, Unidad

Kg CO2 eq/unidad, Unidad

El estudio también señala que cuatro de cada diez posibles compradores de vino envasado en Bag-in-Box tienen menos de 35 años y que les gustaría encontrar el envase en formatos más pequeños. Entre los compradores habituales de vino en Bag-in-Box, la encuesta indica que el formato de tres litros es el preferido.

Respecto al potencial de crecimiento de los vinos en Bag-in-Box, este estudio revela que existen más de 4,4 millones de consumidores potenciales dispuestos a comprarlo en el futuro, lo que representa un aumento potencial del 27%. El perfil de estos potenciales compradores se caracteriza por ser significativamente más joven que consumidores actuales de este tipo de envase.

Thierry Minaud, director ejecutivo de Smurfit Kappa Bag-in-Box, ha valorado los resultados de la encuesta: “El estudio augura un futuro brillante para nuestras soluciones Bag-in-Box con 4,4 millones de consumidores potenciales en los próximos seis meses”.

Imagen de un lineal francés en 2014.

Imagen de un lineal francés en 2014.

“Bag-in-Box ofrece a las marcas una solución de envasado más sostenible, rentable y fácil de usar que cumple las expectativas actuales de los consumidores. Esto explica su incomparable éxito y su fuerte crecimiento en el mercado”.

Smurfit Kappa es el líder europeo de soluciones Bag-in-Box y su grifo Vitop® es el número uno mundial entre los envases de vino. Smurfit Kappa Bag-in-Box suministra soluciones de envasado flexible para productos líquidos y semilíquidos en el sector agrícola, alimentario e industrial. Esta compañía FTSE 100 trabaja con los productores de vino para impulsar las ventas e identificar oportunidades para mejorar la vida útil a través de su servicio SmartLife.

Si desea conocer más información acerca del estudio mencionado o sobre cómo el Bag-in-Box puede satisfacer las necesidades de sus consumidores actuales, puede ponerse en contacto con Smurfit Kappa a través de su página web www.smurfitkappa.com.

Acerca del estudio

El estudio, realizado por Wine Intelligence, ha encuestado a un total de 2.069 consumidores en Francia (1.049) y Reino Unido (1.020). Los datos se recogieron en julio y agosto de 2020. Por “consumidores de vino mensuales” entiéndase aquellos adultos que consumen vino tinto, blanco o rosado al menos una vez al mes.


Tenga presente nuestras Condiciones de uso y si utiliza esta información recuerde citar siempre www.sevi.net y La Semana Vitivinícola como fuente.

0 Respuestas(s) a “La demanda de vino envasado en Bag-in-Box se dispara durante la pandemia”

Comentarios disponibles para usuarios registrados