El vino puede enamorar en pantalla

 Publicado el Por Brandsummit

 (photo: )

Adaptarse al mercado actual. Satisfacer las necesidades del consumidor. El cliente compara. Sí, lo hace y es muy exigente, y cada vez más con tan solo un click.

Analizamos a la competencia y miramos al exterior. Aprendemos, creamos ideas y las exportamos. Observamos al consumidor, su comportamiento, en gran parte condicionado por la situación actual que le rodea. El consumidor de vino es cada vez más digital, no solo para hacerse con sus botellas online, sino también para disfrutar de la experiencia de probarlo a través de una pantalla. La actual pandemia mundial de la Covid-19 ha impulsado a ello a las bodegas, a buscar opciones, a reinventarse.

Pero, ¿quién ha dicho que las catas virtuales no han venido para quedarse?

Con el cambio de rumbo hacia ventas más directas y cercanas con el consumidor a través de los canales online, es aquí cuando aparecen nuevas formas de captar la atención. Vino en lata, a granel, etiquetas inteligentes, una sostenibilidad más presente… Son muchas las bodegas las que buscan satisfacer las necesidades actuales, eso sí, marcadas por una conciencia ecológica.

La cercanía de acudir a una tienda o a una bodega a comprar un vino se traslada a la proximidad trabajada a través de la estrategia, diseño y comunicación de la marca. Como decimos en Brandsummit, estudio de diseño estratégico especializado en alimentación y bebida, la potencialidad de todo proceso se traduce en provocar la necesidad de descubrir, en este caso, ese vino. Si bien en el proceso de creación del packaging siempre abogamos por que esté sostenido por pilares estratégicos y comunicaciones establecidas para adoptar una hoja de ruta consistente, la impresión es fundamental. Necesitamos tener muy presente sobre qué materiales se va a imprimir, con qué tintas, qué tipos de acabados, relieves, metalizados… Y cuando se traslada esa experiencia a una pantalla, la fotografía también debe ser capaz de acercar las sensaciones que experimenta el consumidor cuando tiene la botella entre sus manos. Las texturas también pueden hablar a través de una pantalla.

Existe una inquietud por las bodegas en dar un paso más en cuanto a su imagen de marca y cada vez es más común ver cómo compañías del sector apuestan por la reestructuración de todas sus líneas de producto. Por lo que a nuestra parte se refiere, siempre abordamos todos nuestros proyectos desde una visión estratégica, de no ser así, hablaríamos de una imagen vacía, incluso podríamos aventurar que sin un rumbo establecido.

Beber una copa de vino tiene un punto de partida, que puede ser la compra de la botella en un establecimiento físico o a través de un comercio electrónico, pero ambas vías deben beber de una experiencia emocional.

 Más información en www.brandsummit.es


Tenga presente nuestras Condiciones de uso y si utiliza esta información recuerde citar siempre www.sevi.net y La Semana Vitivinícola como fuente.

0 Respuestas(s) a “El vino puede enamorar en pantalla”

Comentarios disponibles para usuarios registrados