Un beso en forma de vino: M9 y Finca Helena, de Abadía de San Quirce

 Publicado el Por SeVi

 (photo: )

En Abadía de San Quirce, trabajar con viñedos propios, permite cada año controlar todo el proceso productivo, renunciando a altas producciones para obtener uvas de altísima calidad, garantizando de esta manera la identidad y el origen de procedencia de sus vinos con diferentes crianzas. Para celebrar San Valentín propone sus vinos M9 2018 y Finca Helena 2015.

M9 2018 está elaborado con la variedad Tempranillo, procede de viñedos con una edad de 70 años que, con una escasa producción de uva, se encuentran prácticamente en el límite de adaptación del viñedo a estas tierras (a 920 metros de altitud) y producen por tanto, uvas muy especiales. Es un vino de color rojo picota intenso, de capa alta. Equilibrado en nariz con notas de frutas balsámicas y especiadas. En boca es fresco, sedoso, fino, elegante y con gran persistencia, recordando a los grandes vinos atlánticos.

Por su parte, Finca Helena 2015 procede de una rigurosa selección de viñedos plantados hace más de 100 años en el término de La Aguilera (Burgos). Viñedos plantados en terrenos pobres, formados en vaso que han vencido la batalla al tiempo para ofrecernos hoy el tesoro que representa esta botella. Elaborado con la variedad Tempranillo, se fermenta en barricas de roble francés de 500 litros con una crianza durante 15 meses en barricas nuevas de roble francés de Allier y el resto en botella. El resultado es un vino de color cereza intenso con ribete violáceo, fresco y con carácter; lleno de matices aromáticos bien engarzados (frutos negros maduros, notas balsámicas, especiadas y de maderas finas), en un conjunto refinado. Equilibrado, con cuerpo y nervio, en boca es elegante, estructurado y con taninos amables bien domados por la crianza y un largo y persistente final. De esta excepcional añada, únicamente se han elaborado 2.820 botellas de 75 cl numeradas irrepetibles y 200 exclusivos Mágnum.

En su reciente cambio de imagen se ha mantenido la botella tipo bordelesa y su etiqueta ha cambiado sutilmente con un fondo blanco y limpio que, con la cápsula de color cobre, complementa la conjunción de todos los elementos para reforzar la información de códigos de distinción y delicadeza en este vino de guarda.


Tenga presente nuestras Condiciones de uso y si utiliza esta información recuerde citar siempre www.sevi.net y La Semana Vitivinícola como fuente.

0 Respuestas(s) a “Un beso en forma de vino: M9 y Finca Helena, de Abadía de San Quirce”

Comentarios disponibles para usuarios registrados