Efecto de la crianza del vino bajo el mar a nivel sensorial

 Publicado el Por Antonio Palacios , Anna Riera , Borja Saracho

Artículo con tablas en PDF adjunto.

El envejecimiento de bebidas sumergidas en el mar tiene su origen en las botellas de diferentes bebidas (vino, champagne, destilados…) encontradas en bodegas de barcos naufragados hace décadas e incluso siglos, que tras su degustación se ha podido comprobar seguían presentando características sensoriales aceptables. Un ejemplo de lo anterior lo constituyen las periódicas subastas de botellas encontradas en barcos naufragados, como la que tuvo lugar en Singapur en la que se vendió una botella de champagne por 40.000 $ recuperada del mar Báltico en el 2010.

Ese mismo año se puso en marcha una iniciativa de la empresa Bodega Crusoe Treasure y el Ayuntamiento de Plentzia consistente en la creación de un Laboratorio Submarino de Envejecimiento de Bebidas (LSEB) que fue la simiente de la bodega bajo el mar. La empresa actualmente denominada Bodega Crusoe Treasure – Underwater Winery está ubicada a unos 20 metros de profundidad y consta de más de 16 módulos submarinos en los que se ubican botellas de vino para su atesoramiento submarino (nombre que se le da a la crianza bajo el mar) en contacto directo con toda la energía del mar. El estudio que aquí se detalla es único en el mundo y cuenta ya con una gran experiencia, datos científicos y “know how” del proceso de envejecimiento del vino submarino, como se detallará a continuación.


Tenga presente nuestras Condiciones de uso y si utiliza esta información recuerde citar siempre www.sevi.net y La Semana Vitivinícola como fuente.

0 Respuestas(s) a “Efecto de la crianza del vino bajo el mar a nivel sensorial”

Comentarios disponibles para usuarios registrados