Vender lo que producimos. Producir lo que podemos vender

 Publicado el Por Rafael del Rey (OEMV)

Artículo con gráficos en PDF adjunto.

Un nuevo susto recorrió el cuerpo a principios de este verano: con la pérdida de ventas que estaba suponiendo la pandemia y el confinamiento durante la primavera y las expectativas de una posible buena cosecha en 2020, ¿qué pasaría con las existencias de vino y mosto en España y, por lo tanto, con los precios durante la vendimia? De ahí la reclamación de medidas extraordinarias de regulación que finalmente se aprobaron en España con fondos europeos. Como medidas extraordinarias se aprobaron también en 2014 (un Real Decreto por las altas existencias, que finalmente no llegó a aplicarse) y también en 2019 (una “Hoja de Ruta”, que la menor cosecha también hizo menos necesaria de lo esperado). Con una cierta frecuencia, vamos teniendo en los últimos años la sensación de que, si producimos más de lo que demandan los mercados o de lo que somos capaces de vender, el desequilibrio puede perjudicarnos.

Parece hasta cierto punto inevitable que las producciones sean erráticas y se muevan al albur de las condiciones meteorológicas de cada año. Pero (i) las oscilaciones han sido particularmente notables en años más recientes, entre los 35 millones de hectolitros por abajo y los más de 50 millones por arriba, y (ii) sí se pueden hacer cosas para producir más ajustadamente a lo que necesitan los mercados, en cantidad y también en calidades… o (iii) para resolver el problema de los desequilibrios, no solo por producir más ajustadamente, sino también por vender más y mejor lo que producimos.

A continuación, información para suscriptores.


Tenga presente nuestras Condiciones de uso y si utiliza esta información recuerde citar siempre www.sevi.net y La Semana Vitivinícola como fuente.

0 Respuestas(s) a “Vender lo que producimos. Producir lo que podemos vender”

Comentarios disponibles para usuarios registrados