Innovación y responsabilidad para que el enoturismo salga fortalecido de la crisis del Covid-19

 Publicado el Por SeVi

Reunión del Best Of Club, una iniciativa del Comité Bilbao-Rioja de la Red Mundial de Grandes Capitales del Vino. (photo: )
Reunión del Best Of Club, una iniciativa del Comité Bilbao-Rioja de la Red Mundial de Grandes Capitales del Vino.

El enoturismo, como parte integrante de la cadena de valor del turismo español, ha sufrido gravemente las consecuencias de la pandemia, principalmente en lo que se refiere al corte del flujo de enoturistas internacionales (recordemos que representan más del 25% de los visitantes de las Rutas del Vino de España en condiciones de “normalidad”), las restricciones a la movilidad y el distanciamiento social; y la necesidad de adaptar toda la oferta enoturística de las bodegas españolas a esa nueva coyuntura.

El Covid-19 ha generado nuevas formas de relacionarse con el vino, también con el enoturismo. En una temporada estival en la que las salidas al exterior del turista nacional se han visto reducidas a mínimos, el enoturismo ha presentado una oferta seria y responsable. Ahora, se abre la “temporada” alta para el turismo de vino, con la llegada de un otoño con las vendimias en marcha, pero la nueva situación genera mucha incertidumbre.

Acevin pone a disposición de los operadores enoturísticos, desde el pasado mes de mayo, la ‘’Guía para Reactivar el Enoturismo Post-Covid’’, que integra una serie de pautas y recomendaciones para reactivar el enoturismo y facilitar la reapertura de los establecimientos. La guía recomienda, entre otros aspectos: contar con talento, creatividad y capacidad de innovación en la oferta enoturística, que se irá recuperando según avancemos en la desescalada, gestionar correctamente la comunicación y la promoción y centrarse en el enoturista de proximidad (sin olvidar al internacional), ofrecer seguridad sanitaria, adaptar servicios y espacios a la nueva normalidad, así como ajustar la política de precios.

Asimismo, Acevin colaboró con el Instituto para la Calidad Turística Española (ICTE) y la Secretaría de Estado de Turismo en la elaboración del protocolo guía de especificaciones para la reducción del contagio por el coronavirus SARS-COV-2 en visitas a bodegas, una herramienta validada por las autoridades sanitarias que facilita la adaptación de la actividad en este nuevo escenario.

Por su parte, el Best Of Club, una iniciativa del Comité Bilbao-Rioja de la Red Mundial de Grandes Capitales del Vino / Great Wine Capitals Global Network (GWC), reunió el 15 de septiembre en Oyón-Oion a profesionales de quince empresas excelentes que ofrecen servicios de enoturismo en Bizkaia, Rioja Alavesa y La Rioja. El objetivo fue la valoración del impacto de la crisis sanitaria y económica en las empresas y conocer sus iniciativas para superar las dificultades y retos en la actual difícil coyuntura, así como fortalecer el trabajo en red de las organizaciones que forman parte de la comunidad Best Of en relación con las principales capitales del turismo del vino del mundo. La cita tuvo lugar en Bodegas Valdemar, una de las primeras bodegas que incluyó protocolos de seguridad anti-covid en sus servicios de enoturismo.

El presidente del Comité Bilbao-Rioja de GWC, Juan Mari Sáenz de Buruaga, resaltó la necesiad de “apoyar a las empresas que participan en el flujo de ideas innovadoras que reduzcan el impacto de la crisis”. En su opinión, a pesar de que la situación “es difícil y el horizonte poco claro”, hay que ser positivos. “El sector está intentando aguantar el tremendo impacto del virus, aportando los máximos estándares de calidad y seguridad”.

Capacidad de adaptación y creatividad

Durante su intervención, Ana Martínez Bujanda, de Bodegas Valdemar, destacó “la capacidad de adaptación y la creatividad” como motores del sector enoturístico en época de incertidumbre. “Hemos demostrado que sentimos mucha pasión por lo que hacemos”, ha asegurado. “Como empresa, creemos en proyectos individuales y creativos, pero también somos conscientes de que hemos de trabajar unidos dentro del sector para poner en valor las cualidades únicas de nuestra zona”.

A su vez, José Luis Lapuente, director general del C.R.D.O.Ca. Rioja, expuso pormenorizadamente el Plan de Acción del Rioja, que fue puesto en marcha el 13 de marzo para asegurar el servicio a las bodegas de Rioja. “La generación de valor es el objetivo principal de Rioja, región líder mundialmente reconocida -ha subrayado-.  Lo importante es seguir demostrando y practicando nuestro liderazgo: continuar innovando, como organización que sabe trabajar para el futuro”.

El Consejo Regulador D.O.Ca. ha facilitado la implantación de un modelo de excelencia en enoturismo para bodegas, y ha potenciado iniciativas concretas relacionadas con la adaptación de sus servicios a la situación de confinamiento, como una edición especial del Monitor de Enoturismo y el impulso de Rioja Wine Academy, que ha ofrecido formación en línea a más de 8.000 personas.

“Obtenemos una percepción positiva de Rioja como zona “segura” por parte de sus visitantes, sobre todo por la amplia oferta de actividades al aire libre”, explica Lapuente. “Debemos aprovechar esta consideración de destino seguro para seguir generando negocio en nuestro sector”.

“Mayor consumo en casa y nuevos formatos, consumo local, compra online… Necesitamos reactivar los viejos hábitos sociales en cuanto nos lo permita la situación sanitaria, pero también debemos aprovechar los nuevos”, concluye.

Actividades seguras de enoturismo y excelencia

Marta Echávarri, responsable de Comunicación del Consejo Regulador D.O.Ca. Rioja y miembro del Comité Bilbao-Rioja, destacó cómo las empresas han buscado la excelencia en sus procesos de adaptación a la crisis originada por la pandemia. Es necesario fortalecer la percepción del enoturismo como una opción de ocio seguro y de excelencia. En su opinión, grupos reducidos, actividades en terrazas y viñedos y experiencias digitales se han erigido como nuevos productos o incluso experiencias ya existentes que son adaptadas a las actuales exigencias de seguridad en contexto de pandemia.

Explicó que el enoturista internacional prácticamente ha desaparecido esta temporada, aunque una parte de esta cuota de mercado ha sido ocupada por el público local que no ha viajado al exterior. No obstante, una de las principales preocupaciones es la incertidumbre ante la temporada de otoño.

Los profesionales participantes en la reunión coincidieron en su inquietud por el futuro inmediato, aunque en tono positivo “por las oportunidades de innovación que se abren ante una crisis”. Así, si bien el flujo de visitas internacionales se ha congelado, el gasto medio por visitante ha aumentado.

También se ha trasladado el ocio nocturno al denominado “tardeo” en las bodegas, lo que ha procurado visitas locales en las terrazas y establecimientos wine-bar, donde antes solo se recibían turistas de otras comunidades o países.

La apuesta por lo local, la seguridad y exclusividad que transmite el paisaje del viñedo, la unidad de acción de las empresas que saben adaptarse y reinventarse ante las nuevas circunstancias del mercado, el turismo premium en el que Rioja ya destaca considerablemente y el reposicionamiento en precio de los servicios de enoturismo han protagonizado las aportaciones de los miembros del primer encuentro Best Of Club.

Asimismo, fueron mencionadas las próximas iniciativas de la red GWC en nuestro país: Premios Best Of Wine Tourism y GWC Midterm Meeting Bilbao 2021, además de la Asamblea Anual de Great Wine Capitals que tendrá lugar en Mainz (Alemania) en octubre del año próximo.


Tenga presente nuestras Condiciones de uso y si utiliza esta información recuerde citar siempre www.sevi.net y La Semana Vitivinícola como fuente.

0 Respuestas(s) a “Innovación y responsabilidad para que el enoturismo salga fortalecido de la crisis del Covid-19”

Comentarios disponibles para usuarios registrados