Balance de campaña del aceite de oliva a 31 de marzo de 2020

 Publicado el Por SeVi

La campaña del aceite de oliva 2019/20 alcanzó, al cerrar el mes de marzo, su ecuador; marcada por unos precios muy bajos en origen y por la situación de estado de alarma (desde el 14 de marzo) a causa de la crisis socioeconómica generada por la pandemia de Covid-19. En este primer semestre (del 1 de octubre 2019 al 31 de marzo de 2020), la producción de aceite de oliva en nuestro país alcanzó las 1.116.300 toneladas. El diferencial con lo producido en el mismo periodo de la campaña precedente se sitúa en un -37% y aunque todavía podrían quedar dos meses productivos, no es de esperar que lo que se elabore en abril y mayo sea muy significativo.

Según recogen las estadísticas de la Agencia de Información y Control Alimentarios (AICA) del Ministerio de Agricultura, comparando la producción acumulada hasta marzo en 2019/20 con la media de las últimas cuatro campañas también puede considerarse una producción baja.

Si bien los dos primeros meses de campaña (octubre y noviembre) registraron elaboraciones superiores a las de 2018/19, a partir de diciembre la tendencia se invirtió. La producción mensual de marzo (solo 12.000 toneladas, según el dato provisional adelantado por la AICA), es históricamente baja para ese mes.

A esa producción se ha sumado una importación de aceite de oliva de otros países productores, que alcanzó a 31 de marzo, un total de 114.300 toneladas. Las compras de aceite foráneo se han incrementado un 35,9% respecto a la campaña precedente (prácticamente de forma inversamente proporcional a la evolución de la producción). Desde el mes de diciembre, coincidiendo con los menores registros de producción, las compras de aceite de otros productores han sido superiores a las de sus meses homónimos de la campaña anterior.

De este modo, los operadores del sector del aceite de oliva manejan unas disponibilidades (existencias iniciales de campaña, más producción e importaciones) que ascienden a 1.986.300 toneladas. De ellas, 755.700 correspondían a las existencias con las que arrancó la campaña (+101% respecto a la campaña anterior).

Del lado de las salidas, la comercialización acumulada hasta el mes de marzo fue de 799.900 toneladas, con datos provisionales para el último mes. Supone un ritmo de salidas de aceite de oliva un 5,1% superior al de la campaña precedente. En la comparativa con la media de las últimas cuatro campañas la mejora comercializadora alcanza el 13,3%. El promedio mensual de salidas en este primer semestre de campaña ha sido de 133.317 toneladas de aceite de oliva.

La exportación acumulada en esta primera mitad de 2019/20 supera las 517.900 toneladas de aceite de oliva. El mercado exterior del aceite de oliva español crece respecto a la campaña precedente (+7,2%). En comparación con la media de exportación hasta marzo en las cuatro campañas precedentes (437.900 t), el incremento es mucho más acusado (+18,3%). La media de salidas mensual hasta la fecha es de 86.317 toneladas. Si febrero fue el primer mes de esta campaña con un dato de exportación marcadamente inferior al mismo mes de la campaña anterior, en marzo esa tendencia parece haberse superado.

Según los datos de la AICA, la exportación representa el 65% de la comercialización total, frente al 35% que se destina al mercado nacional.

Por su parte, el mercado interior también ha revertido la tendencia descendente detectada desde enero. En este periodo de seis meses desde el arranque de la campaña, la demanda interna suma 282.000 toneladas (+1,5% respecto a la precedente y ya un 5,2% por encima de la media de campañas). El promedio mensual de salidas al mercado interior es de 47.000 toneladas.

Con estos movimientos de mercado, las existencias finales a 31 de marzo sumaban 1.186.400 toneladas y prosiguen con la buena marcha de los dos meses precedentes. Así, el stock a 31 de marzo era un 19,6% inferior a las existencias en la misma fecha del año precedente. No obstante, sigue siendo un stock importante (está casi un 9% por encima de la media de las cuatro campañas anteriores. Atendiendo al detalle de existencias, la mayoría se encontraba en poder de las almazaras, con 821.000 toneladas; mientras que los envasadores contaban con un stock de 296.300 toneladas y en el Patrimonio Común se registraban 69.100 toneladas.

Respecto a los precios, los datos de precio testigo del MAPA reflejan de nuevo caídas todavía en las cotizaciones en las últimas semanas.

Consumo en confinamiento:

El consumo de aceite de oliva durante el confinamiento en España sigue aumentando, según los datos facilitados por el Ministerio hasta la semana del 13 al 19 de abril. Según el panel de consumo alimentario, durante esa semana, el aceite de oliva creció un 29,2% por encima de la misma semana del año anterior. No obstante, esa demanda por parte de los hogares se redujo un 14,8% en comparación con el volumen adquirido por los hogares en la semana precedente.

Aceituna de mesa

En cuanto al balance del sector de la aceituna de mesa, según los datos de la AICA a 31 de marzo, la campaña arrancó con 398.600 toneladas de existencias y, tras los movimientos de mercado, el stock quedaba en 536.730 toneladas, en su mayoría de Hojiblanca (230.190 toneladas) y Manzanilla (181.740 toneladas). La comercialización total alcanza las 297.950 toneladas, de las que 222.910 toneladas se destinaron a exportación.

Consulta aquí el artículo completo con tablas

 


Tenga presente nuestras Condiciones de uso y si utiliza esta información recuerde citar siempre www.sevi.net y La Semana Vitivinícola como fuente.

0 Respuestas(s) a “Balance de campaña del aceite de oliva a 31 de marzo de 2020”

Comentarios disponibles para usuarios registrados