El mundo produjo en 2019 un total de 259 Mhl (-11,5%) de vino, con un consumo global de 244 Mhl (+0,1%)

 Publicado el Por Vicent Escamilla

Fuente: OIV. (photo: )
Fuente: OIV.

///AMPLIACIÓN///

La producción mundial de vino (sin contar zumos, ni mostos) en 2019 se estima por la Organización Internacional de la Viña y el Vino (OIV) en 259 millones de hectolitros, según anunció el director de la OIV, Pau Roca, durante la presentación de la coyuntura vitivinícola mundial, este 23 de abril en una rueda de prensa online. Esa producción supone una reducción del 11,5% respecto a la producción de 2018 (que, recordemos fue excepcionalmente elevada). El ente internacional señala que la producción de 2019 supone volver a volúmenes medios, después de dos vendimias (2017 y 2018) extremadamente volátiles.

Fuente: OIV.

Fuente: OIV.

Fuente: OIV.

Fuente: OIV.

A pesar de la creciente globalización de la producción vitivinícola, la realidad es que todavía está muy concentrada. De hecho, los tres primeros productores mundiales de vino Italia (47,5 Mhl), Francia (42,1 Mhl) y España (33,5 Mhl), representaron en 2019 prácticamente la mitad del total producido en el mundo (el 48% del total), a pesar de haber experimentado un fuerte descenso de su producción de vino con respecto a la gran vendimia de 2018: Italia -13%, Francia -15% y España -25%.

De hecho, en la Unión Europea, los retrocesos productivos en 2019 fueron lo más frecuente, con caídas significativas en Alemania (9,0 Mhl, -12%), Rumanía (5,0 Mhl, -4%), Austria (2,5 Mhl, -10%), Hungría (2,4 Mhl, -34%) y Grecia (1,9 Mhl, -8%). El único país de la UE que, en 2019, registró un aumento en su producción de vino fue Portugal con 6,7 millones de hectolitros (+10%).

En Europa del Este, la OIV destaca que las condiciones climáticas fueron favorables en Rusia (4,6 Mhl, +7%) y Ucrania (2,1 Mhl, +6%), mientras que en Moldavia la cosecha fue menos abundante en 2019 y la producción vinificada quedó en 1,5 Mhl (-23%).

Por su parte, en Asia, la OIV maneja una estimación de producción en China durante 2019 de 8,3 millones de hectolitros de vino, lo que supone una disminución del 10% respecto al año precedente.

En América del Norte, la producción de vino en los Estados Unidos se estima en 24,3 Mhl, lo que supone un descenso del 2% con respecto a 2018. Parece que esta ligera disminución en 2019 no depende de las malas condiciones climáticas o de los incendios que se produjeron en California en octubre (la cosecha tuvo lugar justo antes), sino que sería una reacción para combatir un exceso en la oferta de uvas y de vino.

Por su parte, en América del Sur, la tendencia general de la producción de vino en 2019 fue negativa con respecto a 2018. Mientras que en la Argentina (13,0 Mhl) y en Chile (12,0 Mhl) las producciones vinícolas de 2019 fueron menores con respecto a 2018 (aunque quedaron dentro de la media histórica, cuando no la superaron); Brasil (2,0 Mhl) registró una fuerte disminución (-34%)

En Sudáfrica, la producción de 2019 alcanzó los 9,7 millones de hectolitros. Esto representa un aumento del +3% con respecto al bajo volumen registrado en 2018, pero todavía está lejos de los niveles medios de producción registrados antes del comienzo de la fase de sequía que afectó gravemente al país africano durante tres años consecutivos (2016, 2017 y 2018).

En lo que respecta a Oceanía, la producción de vino australiano registró un descenso por segundo año consecutivo, alcanzando los 12,0 Mhl en 2019 (-6%). En Nueva Zelanda, la producción de vino fue de 3,0 Mhl en 2019 (-1%).

Consumo estable… antes del Covid-19

Mientras que la producción descendió, como hemos visto, el consumo mundial de vino se cifra en 244 millones de hectolitros, con una marcada estabilidad (+0,1%) respecto a 2018. No obstante, parece que el consumo mundial (que había caído ligeramente en 2018, fundamentalmente condicionado por la marcha de China, Rusia, Argentina, Francia y R. Unido), había logrado invertir la tendencia en 2019. Todo eso hasta la llegada de la crisis provocada por el Covid-19, cuyos efectos, seguros, no están, por el momento, cuantificados.

En 2019 EE.UU. se mantiene como el primer consumidor de vino del mundo, a pesar de que es en la UE, donde se concentra el 53% del consumo mundial. El conjunto de la Unión Europea consumió unos 128 Mhl, estable respecto a los últimos años, aunque con lógicas diferentes si entramos a analizar el detalle por países. Así, hay países como Italia (22,6 millones de hectolitros, +0,9%), Alemania (20,4 millones de hectolitros, +2%), Reino Unido (13 millones de hectolitros, +1%) y España (11,1 millones de hectolitros, +2,3%) que aumentaron su consumo con respecto a 2018; mientras que el resto de los Estados miembros de la UE, incluyendo por ejemplo a Francia (26,5 Mhl, -0,6%), Portugal (5,0 Mhl, -2,7%), los Países Bajos (3,5 Mhl, -1,8%) y Bélgica (2,7 Mhl, -2,5%), registraron una tendencia negativa con respecto a 2018.

Como hemos señalado, EE.UU. confirma su posición como el primer consumidor de vino del mundo, alcanzando en 2019 un récord de 33,0 Mhl y un incremento del 1,8%. El 13% del vino consumido en el mundo se consume en Estados Unidos.

En China, por su parte, el consumo de vino en 2019 se estima en 17,8 millones de hectolitros, lo que supone un descenso del 3,3% con respecto a 2018. A la luz de esta disminución por segundo año consecutivo, el rápido crecimiento del consumo que ha caracterizado a los últimos 20 años parece haber llegado a su fin. Japón figura como el segundo mayor consumidor de Asia, con unos niveles muy estables (por sexto año consecutivo establecidos en los 3,5 Mhl).

En Sudamérica hubo incrementos generalizados en las cifras de consumo: Argentina 8,5 Mhl (+1,3%), Brasil 3,3 Mhl (+0,5%) y Chile 2,4 Mhl (+4,6%).

Por su parte, se registraron descensos en Sudáfrica (4 Mhl, -6,2%), después de cuatro años consecutivos con un consumo superior a los 4,3 Mhl. Mientras que en Australia se mantienen niveles elevados, con 5,9 Mhl, en línea con los de los últimos años.

En cuanto al consumo per cápita, las estadísticas de la OIV reflejan que Portugal es el país con una tasa más elevada (56,4 litros por persona mayor de 15 años), por delante de Francia (49,5 litros) e Italia (43 litros). España figura en 11º lugar con un consumo por habitante mayor de 15 años de 27,8 litros/año.

Viñedo en fase de estabilización

La OIV también ofreció los datos actualizados de la superficie de viñedo en el mundo, que sitúa en 2019 en 7,4 millones de hectáreas (todo tipo de viñedo, incluyendo para vino, de uva de mesa, para pasas y cepas jóvenes todavía en fase no productiva). Desde 2016, la superficie mundial de viñedo parece haber entrado en fase de estabilización, después de años de retroceso en países como China, Turquía, Irán, EE.UU. y Portugal.

Se observa una estabilidad general en los viñedos de la Unión Europea, cuya superficie de viñedo se sitúa, por quinto año consecutivo, en 3,2 millones de hectáreas. Dentro de la UE, los últimos datos disponibles para 2019 indican un aumento de la superficie de viñedos en Francia (794.000 ha), Italia (708.000 ha), Portugal (195.000 ha) y Bulgaria (67.000 ha). En cambio, la superficie de viñedos en España (966.000 ha), Hungría (69.000 ha) y Austria (48.000 ha) disminuyó ligeramente con respecto a 2018, tal y como puede verse en la tabla.

En Asia oriental, tras más de 10 años de importante expansión, el crecimiento del viñedo chino (855.000 ha), segundo en el mundo por superficie justo detrás de España, parece estar disminuyendo.

En los Estados Unidos, el viñedo ha venido disminuyendo constantemente desde 2014, y su superficie estimada en 2019 es de 408.000 ha.

En América del Sur, la evolución de la superficie de viñedos entre 2018 y 2019 mostró una tendencia descendente por cuarto año consecutivo. La única excepción en el continente la representa el Perú que aumentó en 7.100 ha (+17%) su superficie de viñedos alcanzando las 48.000 hectáreas.

La superficie de viñedos de Sudáfrica se mantuvo estable con respecto a 2018, en 128.000 ha.

También en Australia la superficie de viñedos se mantuvo estable con respecto a 2019 en 146.000 ha; mientras que, en Nueva Zelanda la superficie de viñedo creció en un 1,6%, hasta alcanzar un récord de 39.000 hectáreas.

Mercado mundial del vino

La OIV también analizó la coyuntura mundial vitivinícola en lo referente a los intercambios mundiales de vino. Así, en 2019 el mercado mundial de exportación de vino (suma de las exportaciones de todos los países) se expandió con respecto a 2018, tanto en volumen, estimado en 105,8 millones de hectolitros (+1,7%), como en valor, con 31.800 millones de euros (+0,9%).

Se observan fuertes incrementos en las exportaciones de Italia (+2,0 Mhl), España (+1,3 Mhl), Canadá (+0,4 Mhl) y Chile (+0,3 Mhl).

Sin embargo, se registran importantes reducciones de las exportaciones de Australia (-1,1 Mhl), Sudáfrica (-1,0 Mhl), Ucrania (-0,4 Mhl) y Hungría (-0,3 Mhl).

En 2019 el valor mundial de las exportaciones de vino sigue la senda de crecimiento sostenido iniciada en 2010, alcanzando un nuevo máximo histórico. Francia sigue siendo el principal exportador mundial en términos de valor, con 9.800 millones de euros exportados en 2019. Hubo aumentos en el valor de las exportaciones en muchos grandes países exportadores como Francia (+425 millones de euros), Italia (+211 millones de euros) y Nueva Zelanda (+84 millones de euros). Las mayores disminuciones en términos de valor se produjeron en España (-234 millones de euros) y Sudáfrica (-73 millones de euros).

En 2019, el comercio internacional de vino en términos de volumen estaba dominado principalmente por tres países europeos (Italia, España y Francia) que juntos exportaron 57,1 millones de hectolitros, lo que representa el 54% del mercado mundial.

Del lado importador, en 2019, los tres principales importadores en términos de volumen fueron Alemania, el Reino Unido y los EE.UU., que juntos importaron 40,4 Mhl, alcanzando el 38% del total mundial. Estos tres países representan el 39% del valor total de las importaciones mundiales de vino, alcanzando 11.900 millones de euros. El primer importador en 2019 sigue siendo Alemania con 14,6 Mhl, aunque su volumen de importación de vino disminuye un 0,6% en comparación con 2018.

China, por segundo año consecutivo, experimentó un descenso significativo en sus volúmenes importados (-11%), alcanzando 6,1 millones de hectolitros en 2019. En términos de valor, la tendencia es similar, con una caída general de -9,7% en comparación con 2018, alcanzando 2.100 millones de euros. La única categoría que aumentó tanto su volumen (+8%) como su valor (+8%) es el vino espumoso, aunque representa sólo el 2% del volumen total importado.

Artículo completo con tablas aquí

Documentos OIV aquí y aquí (en abierto)

---

La Semana Vitivinícola ha decidido, además, dado su compromiso con la información, ofrecer en abierto sus noticias mientras dure el estado de alarma nacional propiciado por la pandemia de coronavirus. Nuestros suscriptores seguirán disfrutando, en exclusiva, del acceso a las revistas en PDF y la información de Mercados.


Tenga presente nuestras Condiciones de uso y si utiliza esta información recuerde citar siempre www.sevi.net y La Semana Vitivinícola como fuente.

0 Respuestas(s) a “El mundo produjo en 2019 un total de 259 Mhl (-11,5%) de vino, con un consumo global de 244 Mhl (+0,1%)”

Comentarios disponibles para usuarios registrados