Beneficios económicos de reducir los errores en la poda de la vid: método Simonit&Sirch

 Publicado el Por Marco Simonit , Massimo Giudici , Giulio Caccavello , Alessandro Bonzoni

Artículo con gráficos en pdf adjunto.

La incidencia de las enfermedades de la madera de la vid se ve significativamente reducida gracias a la aplicación de buenas prácticas agronómicas. Según lo sugerido por la OIV (resolución VITI n.2/2006), dentro de las herramientas disponibles para controlar la difusión de las enfermedades de la madera, la técnica de poda tiene gran importancia. Estudios científicos han confirmado que las técnicas de poda, como la poda en cabeza de sauce (Foto 1a) o la gestión con corte de retorno (Foto 1b), provocan un incremento del número de plantas atacadas por enfermedades de la madera, debido a los grandes y continuos cortes realizados durante los periodos de poda invernal.

Por el contrario, la aplicación de una técnica de poda respetuosa con los flujos linfáticos, que permite la ramificación de la planta y la reducción del número y tamaño de los cortes de poda, ha demostrado que disminuye la propagación de las enfermedades de la madera (Travadon et al., 2016). La ramificación controlada de las plantas y la reducción del número y tamaño de los cortes son parte fundamental de los principios del método de poda Simonit&Sirch.


Tenga presente nuestras Condiciones de uso y si utiliza esta información recuerde citar siempre www.sevi.net y La Semana Vitivinícola como fuente.

0 Respuestas(s) a “Beneficios económicos de reducir los errores en la poda de la vid: método Simonit&Sirch”

Comentarios disponibles para usuarios registrados