Nace la asociación Viñas Viejas de Soria

 Publicado el Por SeVi

La asociación cuenta ya con 15 bodegas. (photo: )
La asociación cuenta ya con 15 bodegas.

Viñedos viejos, altitud y un ecosistema propio y con personalidad. Estas son las bases de las señas de identidad de la Ribera del Duero soriana como territorio vitivinícola. Una zona que solo representa un 5% del total de la Denominación, pero con conciencia colectiva y, precisamente por eso, nace la Asociación de Bodegas Viñas Viejas de Soria, que reúne a 15 elaboradores.

Nace para aunar esfuerzos entre las empresas del sector y defender las características y peculiaridades de los viñedos sorianos que están ubicados en el inicio de la Denominación de Origen, siendo la parte más alta de la misma y la más cercana al nacimiento del río que les da nombre. La zona alberga una gran riqueza de suelos, desde guijarros, areniscas, margas, arcillosos unidos siempre a un elemento de base calcáreo. Precisamente el peculiar viñedo de Soria, compuesto principalmente por pequeñas parcelas en su mayoría de viñas viejas, que rondan entre las 0,05 y las 0,25 hectáreas dibujan una orografía enológica que recuerda más a pequeños jardines que grandes extensiones agrícolas. Además la situación geográfica, encajada entre Sistema Ibérico y el Sistema Central hace que tenga un impacto directo sobre el clima frío que caracteriza a los vinos sorianos de la D.O.P. Ribera del Duero.

Y si el suelo y el clima ofrecen una gran riqueza que se traslada a cada copa, la rica genética de los propios viñedos viejos, con cepas de hasta más de dos siglos de historia; en muchos casos el viñedo viejo es de pie franco.

La asociación se encuentra ya inscrita como tal en la Junta de Castilla y León y engloba a bodegas pioneras en la provincia como DO5 Hispanobodegas SL (Bodegas Gormaz), junto a otras bodegas de San Esteban de Gormaz como Antídoto, Dominio de ES SL, Bodegas y Viñedos Aceña (Terrasesteban), Taruguín, junto a otras del municipio como Tierras El Guijarral (Rudeles), Bodegas y viñedos Señoría de Aldea, Dominio de Atauta y señorío de Villálvaro, junto a las de nueva creación como Bodega Aranda-DeVries de Ines, a las que se suman otras clásicas de la provincia de Soria como Bodegas Castillejo de Robledo, Bodegas Valdeviñas de Langa de Duero, junto a otras tres bodegas sorianas como La Quinta Vendimia, Lunas de Castromoro y Bodegas Vildé.

La actual junta directiva de la asociación está encabezada por Bertrand Sourdais, de Dominio de ES, con María José García de Hispanobodegas en la presidencia; José Manuel Ligero de Lunas de Castromoro como secretario y Jaime Suárez de Dominio de Atauta y David Hernando de Antídoto como vocales.

Se trata de bodegas medianas (con una producción media de unas 10.000 botellas al año) e incluso muy pequeñas, con elaboraciones que no sobrepasan las 2.000 botellas al año, que defienden la expresión del terruño en el vino, así como el factor humano, que entra a ser un rasgo más de la composición del sabor de los vinos sorianos que tienen alma de su creador.


Tenga presente nuestras Condiciones de uso y si utiliza esta información recuerde citar siempre www.sevi.net y La Semana Vitivinícola como fuente.

0 Respuestas(s) a “Nace la asociación Viñas Viejas de Soria”

Comentarios disponibles para usuarios registrados