La importancia de la nube

 Publicado el Por Mauricio Laorga Sánchez-Minteguiaga

 (photo: )

La importancia de la nube, no está en la nube, está en la complejidad del tratamiento de los datos para poder ofrecerlos al usuario de manera sencilla para que pueda interpretarlos, en un formato compatible con sus herramientas habituales de trabajo, de forma estratégica para la toma de decisiones, como iniciación a la inteligencia de negocios, de un modo seguro para no perder ni filtrar o tener intromisiones de la información y proporcionando datos que sean seguros para no errar el valor y consecuencias de las decisiones.

De la mano de SIEMENS, comenzamos automatizando los procesos productivos en bodega hace 25 años y hoy hemos integrado nuestro concepto WineCloud en su nube MindSphere, para generar, a través de Big Data y Blockchain, datos de análisis, toma de decisiones y trazabilidad al origen de los productos.

Existe una gran nube en la que estamos todos. Estando todos los datos en la nube, el ser humano no tiene ni capacidad ni tiempo para poder procesarlos.

Big Data utiliza modelos matemáticos que concentran datos para proporcionar al usuario información objetiva para un fin determinado.

En la nube se pueden almacenar datos de los diferentes departamentos, como sucede por ejemplo en la Administración Pública, donde la digitalización permite tanto a las organizaciones o a las personas, de una forma segura, solicitar información a: Hacienda, DGT, Ayuntamiento, Sanidad, Educación… con la que se pueden reclamar pagos de impuestos, descargar historial clínico de un paciente, calificaciones de un alumno para ingresar en un máster, clase energética de un vehículo…, existen infinitas posibilidades, inconmensurables.

Este es el concepto que hemos extrapolado al mundo del vino y de la bodega, industria que necesita del apoyo tecnológico para trasformar un producto natural y lograr su excelencia.

Suponemos que comenzamos un proceso de subida de datos por departamentos.

Comenzamos por instalar elementos de campo para capturar los datos y subirlos a la nube.

- Producción/enología: temperatura, O2 disuelto, SO2, CO2, densidad…

- Mantenimiento: tiempo de trabajo de unidad enfriadora, de bombas, de calderas, de climatizadores, de embotelladora, de despalilladoras, de prensas, de tractores, de filtros…

- Compras: consumos de etiquetas, de corchos, de botellas, de cápsulas, de cajas, compras de uva, combustible de maquinaria y calderas…

- Ingeniería: consumos de bombas, enfriadoras, calderas, tiempos de apertura de válvulas de camisas, tiempos de trabajo de bombas a camisas, de bombas de vendimia, de trasiego, arranques y paros de enfriadoras, de calderas, de climatizadores…

Ya disponemos de los elementos de campo y de los soportes para subir los datos.

Ya están en la nube.

Del estudio profundo de la información, se podría solicitar datos como:

Producción/enología:

- La temperatura de entrada de la uva ha sido 1ºC mayor que la de la vendimia pasada. ¿En qué puede repercutir?

- Este año el tinto se ha fermentado a 2º por debajo de lo habitual. ¿Hay modificación de percepciones sensoriales?

- Hay mayor velocidad de cinética molecular y producción puntual de CO2 que arrastra aromas. ¿Se puede tomar la decisión de ralentizar el proceso de la fermentación? ¿Deberemos cambiar el proceso del remontado?

- ¿La mayor rapidez de absorción del O2 en función de la evolución de los sulfitos puede determinar anticipar el final del proceso de la crianza?

- ¿La analítica de aromas ligada a la producción de CO2 puede determinar el mayor o menor arrastre de los mismos en la fermentación?

Mantenimiento:

- El conocimiento de las horas de trabajo de los bienes de equipo puede generar órdenes de mantenimiento preventivo que eviten posteriores averías.

- Se pueden renovar bienes de equipo en función de las horas de vida útil.

Compras:

- De la contabilidad de los consumibles de la embotelladora, de los filtros… se pueden generar pedidos de reposición para evitar la rotura de stocks y no tener que almacenar un remanente no necesario, que lleva a utilización de superficies innecesarias y a desembolsos anticipados que se pueden evitar.

- Se pueden sacar medias históricas de precios de compra de la uva y comparar los mismos con datos pluviométricos y de meteorológicos pudiendo crear un modelo de cálculo de precios en función del año climático.

Ingeniería:

- ¿Por qué un depósito con el mismo vino que el de al lado ha consumido más frigorías en el proceso de fermentación que el otro, siendo vinos similares?

- ¿Por qué las frigorías que se aportan para fermentar no coinciden con las generadas por los tiempos de arranque de la enfriadora en la campaña con el caudal impulsado de las bombas y temperaturas de impulsión y retorno a camisas?

- Estamos por tanto introduciendo el concepto de “eficiencia energética” y de estos estudios comparativos, puede depender en gran medida racionalizar los consumos.

Grupos empresariales pueden discriminar los costos de Kw/botella de vino producido e investigar por qué una bodega del grupo consume más que otra (maquinaria más obsoleta, costo del Kwh de la zona, zonas más cálidas requieren mayor consumo frigorífico…).

Si en unos breves minutos de exposición hemos sido capaces de visualizar datos que nos pueden proporcionar informaciones valiosas para conocer nuestro producto, podemos imaginar el abanico que se desplegaría si cada departamento expusiera las necesidades reales con las que poder trabajar.

Logística:

- Mediante el escaneo del código de la botella, se puede acceder a su trazabilidad, vendimia, elaboración, crianza, almacenamiento, trasportista, distribuidor, restaurante-supermercado, cliente…

La digitalización ha llegado a la industria para quedarse y quien no haya accedido al día de hoy, ya llega tarde.

No podemos salir al mercado a competir simplemente con un buen producto.

Tenemos las herramientas necesarias para poder alcanzar un conocimiento exacto del mismo, para monitorear nuestra industria y compararla con las de la nuestra competencia, para anticipar decisiones que nos permitan evitar crasos errores que a posteriori no se podrían remediar y todo en base a datos que reclamamos a la nube según los históricos acumulados.

Para tener un histórico, hay que comenzar hoy.

In WineCloud we trust.

Más información en www.sigena.es


Tenga presente nuestras Condiciones de uso y si utiliza esta información recuerde citar siempre www.sevi.net y La Semana Vitivinícola como fuente.

0 Respuestas(s) a “La importancia de la nube”

Comentarios disponibles para usuarios registrados