Involucrar al consumidor en el proceso de diseño del envase

 Publicado el Por SeVi

Tópico(s): Packaging del vino

Foto: Rafael Barquero en Unsplash. (photo: Rafael Barquero en Unsplash)
Foto: Rafael Barquero en Unsplash.

Es una especie de “mantra” budista que todo empresario debería repetir: “no perder de vista al consumidor, sus gustos y necesidades”. Una de las mejores formas de conseguir adaptarse a sus preferencias es convertirlo en partícipe de todos los procesos productivos y el packaging no debería ser ajeno a ello.

Al respecto, el Instituto Tecnológico del Embalaje, Transporte y Logística (ITENE) ha desarrollado recientemente dos metodologías para incorporar la percepción del consumidor al proceso de diseño del envase.

La primera de ellas es aplicable al diseño de un nuevo envase y la segunda para rediseñar un envase ya existente.

Todo ello ha sido posible gracias al proyecto CONSUPACK, desarrollado entre enero de 2018 y junio de 2019 y financiado por el Instituto Valenciano de Competitividad Empresarial (IVACE) a través del Fondo Europeo de Desarrollo Regional (FEDER).

Estas metodologías, recogidas en una guía disponible para su descarga, se pueden transferir con facilidad al conjunto de personas involucradas en las distintas fases de creación de un envase y, además, incorporan técnicas estandarizadas, fáciles y asequibles que permiten reducir los tiempos y costes asociados a la etapa de validación sin necesidad de fiarse solo de la intuición del diseñador y basándose en un público objetivo concreto.

Esta iniciativa parte de la base de que el packaging es una herramienta fundamental que actúa como un “vendedor silencioso” y las sensaciones que el consumidor experimenta son de vital importancia en el proceso de compra. Se considera que cuando un consumidor se sitúa frente al lineal en el que están expuestos los productos de un punto de venta emplea tan solo 7 segundos de media en tomar una decisión de compra. En ese tiempo entran en juego variables como el precio, la marca, la percepción de la calidad de producto y el vendedor.

Para incluir en ambas metodologías la percepción del consumidor se han aplicado diferentes técnicas de análisis sensorial que se utilizan tradicionalmente en marketing sensorial durante el desarrollo de nuevos productos, como focus group, preguntas Check All That Apply (CATA) o visual product evaluation questionnaire.

Estas técnicas, aplicadas como paso previo a determinadas fases del proceso de diseño, como la fase de diseño conceptual o la fabricación de un prototipo, permiten que el diseñador conozca qué opina el consumidor sobre determinados atributos del envase tales como el color, la forma, el material o la textura, así como qué aspectos se podrían mejorar o potenciar.

Guía completa aquí


Tenga presente nuestras Condiciones de uso y si utiliza esta información recuerde citar siempre www.sevi.net y La Semana Vitivinícola como fuente.

0 Respuestas(s) a “Involucrar al consumidor en el proceso de diseño del envase”

Comentarios disponibles para usuarios registrados