Informe de vendimia 2019 de Familia Torres en Ribera del Duero

 Publicado el Por Juan Ramón García

Viñas viejas en La Horra. (photo: )
Viñas viejas en La Horra.

La cosecha 2019 en Ribera del Duero ha venido marcada por la sequía, ya que durante todo el periodo vegetativo de la vid ha llovido muy poco en comparación con un año normal. Esto ha provocado que los rendimientos fueran más bajos de lo esperado en la D.O. en términos generales, si bien, en nuestro caso, hemos podido compensar esta reducción con un gran trabajo de selección de parcelas de calidad por parte del equipo de viticultura, que nos ha permitido cosechar un 20% más que el año pasado.

A nivel cualitativo, podemos decir que 2019 es una de las grandes añadas: ha sido una cosecha con una madurez óptima y de gran equilibrio.

La meteorología ha acompañado a las uvas durante todo su ciclo vegetativo: en general, hemos tenido un invierno suave y seco, con algunas heladas durante los meses de diciembre y enero, y una primavera con menos precipitaciones de las habituales. Ha habido menos heladas primaverales, localizadas únicamente en la primera semana de mayo, sin que tuvieran incidencia en la producción. El verano ha transcurrido sin accidentes meteorológicos y solo con tormentas de granizo y agua torrencial puntuales en zonas concretas, que tampoco han tenido ninguna afectación sobre el viñedo.

Todo esto, sumado a unas magníficas condiciones meteorológicas en el final de la maduración, ha contribuido a que iniciáramos la cosecha 2019 en fechas habituales en los últimos años y que el estado sanitario fuera excelente. Aunque todo presagiaba un avance de la cosecha por falta de agua, las tormentas de principios de septiembre han ayudado a ralentizar el final de la maduración.

Así pues, arrancábamos con la vendimia el día 25 de septiembre de las parcelas situadas en laderas con mejor exposición solar, como Mambrilla de Castrejón y Peñafiel. El 7 de octubre empezamos a recolectar las uvas de nuestros viñedos más singulares, concretamente de las parcelas de Santa María y el Obispo en la zona de Pesquera de Duero, que han tenido este año una maduración fantástica. Luego, continuamos con las parcelas propias en La Horra, que hemos adquirido este año, empezando por la singular mezcla de variedades Tinta del País (Tempranillo), Garnacha y Albillo Teal que hay en la parcela de Torronsillo, en la zona de ‘Las Tenadas’, un magnífico viñedo del 1955 plantado en vaso. Y finalmente cosechamos las potentes uvas de Valdegumiel para acabar el día 11 de octubre con la parcela más alejada, que es la del municipio de La Vid. La vendimia la cerrábamos el 15 de octubre con las parcelas más frescas y de mayor altitud de la zona soriana, antes de las lluvias.

La uva producida este año ha sido de racimo pequeño con bayas de tamaño mediano a pequeño y de gran sabor. Los vinos de tinta del país del 2019 se presentan ya con una intensidad aromática superior a los de otras cosechas y una redondez tánica increíble para ser tan pronto.

Meteorología

Durante el ciclo vegetativo de las cepas, es decir de abril a septiembre, las temperaturas y precipitaciones han sido inferiores a las del mismo periodo del año pasado, que fue especialmente lluvioso. Así, entre los meses de abril a septiembre, la temperatura media ha sido de 17,3ºC frente a los 17,7ºC del 2018, mientras que las lluvias han acumulado un total de 170 mm, frente a los 267 mm del año pasado. Durante los meses de maduración de la uva, de agosto a septiembre, ha llovido poco (59 mm) y de manera muy puntual, con una temperatura media de 19,1ºC, más de un grado por debajo de la del 2018.

Informe completo aquí.


Tenga presente nuestras Condiciones de uso y si utiliza esta información recuerde citar siempre www.sevi.net y La Semana Vitivinícola como fuente.

0 Respuestas(s) a “Informe de vendimia 2019 de Familia Torres en Ribera del Duero”

Comentarios disponibles para usuarios registrados