Topic:

La importación española de vino aumentó un 120,4% en volumen en el primer semestre de 2013

 Publicado el por SeVi (colaborador)

Durante el primer semestre de 2013, las importaciones españolas de vino aumentaron un 120,4% en volumen, hasta los 101,3 millones de litros aunque descendieron en valor un 24,3%, hasta los 95,9 millones de euros, por aumento de las compras de productos más económicos y descenso de los productos de mayor valor. Esta distinta evolución supone un fuerte descenso del precio de venta (-65,7%) hasta los 95 céntimos de euro por litro.
Destacan en la primera mitad del año las compras españolas de vino sin D.O.P. a granel procedente de Chile, que alcanzan los 60,7 millones de litros, frente a los 230.281 litros del primer semestre de 2012 y colocan al país andino como principal proveedor en volumen, superando este año a Italia, según recoge el Observatorio Español del Mercadod el Vino (OEMV) en su informe (disponible en www.oemv.es)

La superficie de vid ecológica aumentó un 2,84% en 2012

 Publicado el por Alfredo López (colaborador)

Tablas en pdf adjunto.
La superficie de viñedo ecológico se incrementó el pasado año 2012 un moderado 2,84%, hasta las 81.262 hectáreas, en relación al año anterior; tras haber aumentado un 38% en 2011 respecto al precedente, según los últimos datos del Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente (Magrama).
Se trata, en todo caso, del área más elevada de los últimos años, en los que se ha producido un paulatino crecimiento del potencial de producción ecológica. El pasado año, los mayores incrementos porcentuales se produjeron en el País Vasco, con la inscripción de cerca de 600 hectáreas en total y un aumento del 185,7% sobre 2011, seguido de la Comunidad de Madrid, con un 46,6% más, hasta casi 412 ha y Canarias, un 31,3% más y 471 hectáreas.

Lista de destiladores autorizados (art 103 tervicies Reglamento CE) 1234/2007) / Campaña 2013/14

 Publicado el por Fega (colaborador)

Lista en pdf adjunto.

En globo, en burro... la vendimia acerca a los turistas al campo

 Publicado el por Lucía Ruiz (EFE) (colaborador)

La vendimia está en pleno arranque y, un año más, dará paso a la temporada alta para el enoturismo, un sector que sigue en alza y que se diversifica para atraer turistas, con propuestas que unen la recogida de la uva a recorridos en globo, burro o caballo, o al relax del spa, el yoga o el tai-chi.
Según el presidente de la Asociación Española de Ciudades del Vino (Acevin), Diego Ortega, la vendimia es “un momento especial que mucha gente quiere conocer y que se convierte en un factor adicional de atracción turística”.
En 2012 visitaron las rutas del vino 166.300 turistas en septiembre y 168.675 en octubre. Ortega asegura que, a pesar de la situación económica actual, “la tendencia del enoturismo se mantiene al alza”, si bien “se ralentiza respecto a años anteriores” ya que se realizan viajes más cercanos y más cortos.
Para la época más intensa en actividades, que comienza ahora, la veintena de rutas del vino certificadas ha preparado propuestas en las que no faltan paseos por el campo, visitas a bodegas, catas y degustaciones gastronómicas. Los curiosos que se acerquen a la Ribera del Guadiana podrán, además de catar sus vinos, recorrer sus viñas de una manera muy divertida: a lomos de un burro; y quienes lleguen a Utiel-Requena podrán disfrutar de la variedad de vinos y de las fiestas de la zona.
En Tenerife, se consolida una experiencia más exótica, el wine&sex, una cena-cata que invita a disfrutar del vino a través de la vertiente erótica y gastronómica, con juegos y artes escénicas. La próxima edición del wine&sex será en octubre.
Dentro de la ruta de la Garnacha, en Tabuenca (Zaragoza), celebraron recientemente el certamen más original, el concurso de comedores de albóndigas.
En la Ruta del Vino Montilla-Moriles (Córdoba), esperan los oficios del vino y se puede visitar una tonelería artesanal, orfebrerías o una hojalatería; mientras que, en Navarra, el enoturista puede apostar por relajarse y combinar una visita por los viñedos durante la recolección con clases de yoga y tai-chi al aire libre.
Rebajar el nivel de estrés también es posible en la Ruta del Vino de Ribeiro, especialmente si se visita las termas de Prexigueiro, un espacio con ocho termas al aire libre, cinco de ellas de agua caliente, bautizadas con nombres de los templos del camino de peregrinación japonés Kumano Kodo. Otro foco de interés vitivinícola es la Ribera del Duero, hasta donde se puede llegar en el helicóptero del que disponen las Bodegas Matarromera o recorrer los 17 senderos que se han preparado, haciendo senderismo o en bicicleta, al igual que en el Bierzo.
Para los más atrevidos, en la ruta del vino de Somontano, la Sierra de Guara permite el descenso de los barrancos, una alternativa de ocio especialmente pensada para el otoño y que se puede combinar con visitas a muestras de arte rupestre.
Arte, pero mucho más moderno, puede encontrarse en la Ruta de la Rioja Alta, donde los enoturistas descubrirán “La bouteille de vin” (La botella de vino), de Pablo Picasso, que se exhibe hasta el 31 de octubre en el Museo de El Torreón.
Turismo unido al vino que no es sino reflejo de esa tradición que ha vinculado la vendimia a la celebración de fiestas en su honor, como la de Alcázar de San Juan, la fiesta de la Filoxera en el Alto Penedès o la Fiesta de la Vendimia de la Rioja Alavesa, con una demostración de danza riojana.

Las Olimpiadas, un hecho para reflexionar

 Publicado el por

Cuando todavía resuenan los ecos de nuestra apresurada eliminación en primera votación en la elección de la sede para los Juegos Olímpicos 2020, se hace necesario reflexionar sobre tres cuestiones, a mí entender básicas, sobre el papel de España como marca colectiva: imagen que tenemos en el exterior y la que nosotros creemos tener, conocimiento de idiomas y peso de nuestro país en el panorama mundial.
Y no es porque a mí me importe mucho que Madrid organizase las Olimpiadas del 2020, que eso carece completamente de importancia, sino porque siguiendo la evolución de lo sucedido estos días, me parecía estar viendo a nuestras bodegas cuando salen a vender sus vinos al exterior.
Es posible que incluso haya a los que tampoco les importe mucho esto de la imagen exterior que tenemos, pero a esos es mejor no considerarlos, ya que un sector que exporta dos veces y media lo que consume dentro de su país, sencillamente no puede permitirse ignorar cómo nos ven, lo que piensan de nosotros y las posibilidades que tenemos.