Torre Muga: 25 años de un revulsivo en Rioja

 Publicado el Por Salvador Manjón

 (photo: )

Se cumplen 25 años de la irrupción en el mercado del vino Torre Muga, la referencia más reconocida de Bodegas Muga. Era 1994 cuando el sector conoció el Torre Muga 1991, con un concepto enológico precursor de un nuevo estilo del vino en la D.O.Ca. Rioja, basado en maceraciones más largas del vino con sus hollejos y envejecimientos más breves en barricas de roble francés. Para conmemorar este hito, Bodegas Muga, celebró una comida en Lavinia Ortega y Gasset (Madrid) el pasado 8 de octubre.

Allí Juan Muga, director ejecutivo de Marketing y Ventas, realizó una retrospectiva sobre Torre Muga, con motivo de la llegada al mercado de la añada 2016. Desgranó cómo el concepto enológico se fraguó a finales de los años 80, pero que no tomó cuerpo hasta la añada de 1991 (que sería presentada en 1994).

“Es un orgullo para la familia ver cómo Torre Muga ha ido haciéndose un hueco, paso a paso, no solo en España, sino también en mercados tan importantes como el americano. Todo esto es fruto de un cuidadoso trabajo en bodega y de unas directrices de futuro claramente definidas, gracias a las cuales hemos conseguido hacer de Torre Muga un faro de referencia dentro del sector”, explicó.

La nueva añada sigue esa senda. Con un predominio en el coupage de la variedad Tempranillo (75%), complementado con un 15% de Mazuelo y un 10% de Graciano. La maceración de entre dos y tres semanas y una crianza de 18 meses en barricas nuevas de roble francés Allier elaboradas en la propia tonelería de la bodega y otros seis meses en depósitos de roble.

Un vino muy elegante, con aromas de fruta negra con buena madurez, especias (pimienta negra) y sotobosque con balsámicos y ahumados. En boca ofrece una rica acidez y un tanino goloso, encontramos regaliz y vuelven las especias. Franco y largo. Con gran capacidad evolucionar.

La cita sirvió también para presentar la añada 2015 de Muga Reserva Selección Especial, otro referente de la bodega riojana. Con 70% Tempranillo, 20% Garnacha, 7% Mazuelo y 3% Graciano, con 26 meses de crianza en barricas de roble francés. Buena carga frutal, con frutas rojas maduras, especias, hierbas aromáticas, sotobosque y torrefactos. En boca es sedoso, pero con brío y tanino presente. Estructura equilibrada y todavía mucho recorrido en botella.

Aunque el protagonismo fue para estos dos buques insignia de Muga, en la presentación también pudimos degustar Muga Blanco 2018, Flor de Muga Rosado 2018 y el Cava Conde de Haro Brut Reserva 2016.


Tenga presente nuestras Condiciones de uso y si utiliza esta información recuerde citar siempre www.sevi.net y La Semana Vitivinícola como fuente.

0 Respuestas(s) a “Torre Muga: 25 años de un revulsivo en Rioja”

Comentarios disponibles para usuarios registrados