Topic:

Exitosa Cata del Vino Montilla-Moriles 2012

 Publicado el por Francisco Acedo (colaborador)

El año de la crisis y las dudas se ha saldado con un total éxito para la Cata del Vino Montilla-Moriles en su 29ª edición. El cambio de fechas y escenario ha sido positivo según los organizadores, que cifran en más de 70.000 los visitantes que durante cuatro días se han acercado al Palacio de la Merced, perteneciente a la Diputación Provincial de Córdoba. Según ha dicho Enrique Garrido, gerente del C.R.D.O. Montilla-Moriles, el cambio de fechas a la primavera ha sido un test claro para la organización. “Era la primera vez que lo hacíamos y ha sido un éxito en todos los sentidos. Todavía no hemos cerrado el balance económico global pero los primeros datos apuntan a mejores resultados que en la edición de 2011”.
En este año se dieron cita 28 bodegas y 13 restaurantes de Córdoba con sus correspondientes stands para ofrecer al público una selección de los mejores productos de la zona. Junto a esto se han desarrollado actuaciones musicales y catas dirigidas por especialistas, una de ellas a cargo de Manuel López Alejandre, ex secretario del Consejo Regulador. También hubo un homenaje a 10 tabernas y cinco empresas del sector de la restauración de Córdoba por el apoyo hacia el vino de la provincia.
Galardones
El jurado elegido al efecto otorgó el Premio al mejor decorado al stand de las Bodegas Robles Ecológicos. Y la mejor etiqueta para el vino Ginés Liébana 1976 de la Bodega Toro Albalá de Aguilar de la Frontera.
El núcleo básico de esta edición ha sido homenajear el centenario de la fundación de Moriles como municipio. Antiguamente era conocida como Aldea de Zapatero y llegó a tener hasta 13 lagares. Esta fue la semilla para el florecimiento del sector vitivinícola de la provincia de Córdoba, uno de los motores económicos de Andalucía y con gran proyección internacional en todos los sentidos. Esta elección y los actos desarrollados han sido muy elogiados por los visitantes.
Manuel Pimentel, presidente del Consejo Regulador de la D.O. Montilla-Moriles, ha avanzado que la Cata continuará en próximas ediciones en el mes de abril: “La 30ª edición será a lo grande y abierta a todo el mundo para venderla como un producto de la primavera de Córdoba que logre atraer turismo y que no solo se centre en el aspecto económico del vino”.
Esta comarca tiene que irse abriendo a otros proyectos entroncados con el vino que enganche fuera de nuestras fronteras. “Ya estamos pensando en ideas para el 2013”, señaló.
La edición de este año ha contado con un presupuesto cercano a los 100.000 euros, según han indicado desde el Consejo Regulador de la Denominación de Origen.

Vinos de Mallorca, sorprendente evolución

 Publicado el por Manuel López Alejandre (colaborador)

Tras una larga ausencia, he vuelto a Mallorca con motivo de la entrega de los premios de la Aepev. Nada más llegar, grata recepción de bienvenida por parte de las autoridades locales y exposición detallada a cargo de los responsables de las dos DD.OO. mallorquinas: Binissalem y Pla i Llevant. Y ahí comienzan para mí las gratas sorpresas. En estos años de cabernitis, merlotitis, chardonnaititis y otras parecidas tendencias de moda a la hora de seleccionar variedades para plantar viñedos, los sensatos viticultores de ambas DD.OO., de acuerdo con la Consejería de Agricultura, han apostado por las cepas autóctonas cuyos racimos, estatutariamente, deben formar parte de los vinos elaborados.

Comercialización a prueba de crisis en la D.O. Pla i Llevant

 Publicado el por Norka M. López (colaborador)

La D.O. Pla i Llevant ha presentado sus nuevos vinos confiados en la calidad obtenida y en la facilidad que están demostrando los productores para adaptarse a los cambios del mercado. “Cada año vamos ganando cuota de mercado en las islas, nuestro mercado natural, así como en nuestros destinos de exportación”, dice Antoni Bennàssar, presidente del Consejo Regulador.

El Malvasía aromática Matías y Torres gana el 25º Concurso de Vinos La Alhóndiga 2012

 Publicado el por SeVi (colaborador)

El más veterano de los concursos de vinos de Canarias, el de la Fundación Canaria Alhóndiga, concedió 29 premios en su edición número 25 en el presente año. Tres fueron los vinos que lograron la ansiada Alhóndiga de oro; once vinos obtuvieron la alhóndiga de plata y 15 lograron el bronce. Las alhóndigas de oro fueron para el vino blanco seco Contiempo Vidueño, de la Denominación de Origen Valle de Güímar; Pagos de Reverón Afrutado, de la D.O. Abona; y el vino mejor puntuado del concurso fue Matías y Torres un vino de Malvasía aromática, de la D.O. La Palma.
Por islas, Tenerife logró 20 galardones: de ellos dos fueron medallas de oro, ocho de plata; y diez de bronce. La isla de Lanzarote obtuvo 5 galardones: dos fueron de plata y tres de bronces. Mientas la isla de La Palma consiguió 4 alhóndigas: una fue medalla de oro; otra de plata y dos de bronce. Cifras que coinciden con las islas de mayor participación y producción. Por tipos de vinos: los tintos jóvenes 11; blancos secos 5; semisecos y semidulces 6; rosados 2; Malvasías 2; dulces y de licor 2; y Vino de Tea 1.
El jurado valoró la enorme calidad de los vinos, esté año al contrario que el pasado, los vinos tintos fueron mejor valorados por el jurado. Aunque con un nivel muy alto en todas las categorías. Sigue sorprendiendo la calidad de los vinos dulces, donde se hallan las preciadas alhóndigas de oro, por la enorme calidad y también en la categoría de blancos secos donde se halla otra alhóndiga de oro.
Se presentaron finalmente 126 muestras procedentes de todas las denominaciones de origen de Canarias.
Palmarés en pdf adjunto.

La añada 2011 de Ribera del Duero es ‘Excelente’

 Publicado el por SeVi (colaborador)

“El Pleno del Consejo Regulador, una vez tenidas en cuenta las propuestas presentadas por los catadores del Comité de Calificación de Cosecha, refrendadas por las más de 850 muestras de vino, que suponen 62 millones y medio de litros sometidos a examen analítico y organoléptico, decide por unanimidad otorgar a la Cosecha 2011 en la Denominación de Origen Ribera del Duero, la Calificación de ‘Excelente’”. Con estas palabras, pronunciadas por el secretario general del C.R.D.O. Ribera del Duero, Alfonso J. Sánchez, la 29ª añada de este marchamo era calificada con la mención más elevada posible.
Esta añada se presentó el pasado 24 de abril en la sede del Consejo, en Roa, en presencia de los integrantes del comité de calificación.
Según explicó el C.R.D.O., la cosecha 2011 estuvo notablemente condicionada por la climatología, que fue previsible en invierno, pero más cambiante en primavera, con temperaturas propias del inicio del verano. Estos calores primaverales ocasionaron cierto adelanto en el ciclo de maduración de la viña, que se desarrolló con mayor celeridad.
La normalidad meteorológica fue la nota imperante al final de la primavera y al inicio del verano, con lo que el ciclo recuperó su tónica habitual. El envero coincidió con las fechas acostumbradas (9 de agosto). El inicio de la vendimia se adelantó ligeramente, debido a los intensos calores registrados durante la maduración de la uva.
La vendimia fue tranquila, con buena climatología y con ausencia de lluvias o heladas. Fue más larga que otras, lo que permitió a los viticultores y bodegueros realizar una recolección más escalonada, en función de la maduración según parcelas.
En cuanto a la sanidad, el C.R.D.O. destaca que la añada 2011 tuvo una excepcional sanidad y una elevada calidad, con un grado alcohólico moderado, una acidez equilibrada y un altísimo acúmulo de color y, sobre todo, gran profusión fenólica.
Los vinos de la cosecha 2011 se caracterizan por un grado alcohólico levemente superior a lo habitual, aunque bien equilibrado, gracias a la acidez natural. En su fase visual son tintos bien vestidos, con abundancia de color, con ribetes de tonos violáceos muy azulados. En la fase olfativa destacan los tonos procedentes de los taninos dulces, minerales y las frutas negras y rojas en perfecta maduración, ya conjuntándose en gran parte de los vinos con los tonos de la madera, que este año están asimilando con facilidad. Por último, en la fase gustativa se percibe un buen equilibrio entre alcohol, acidez y tanino, así como un gran potencial tánico de alta calidad.
La añada ofrece vinos jóvenes y jóvenes barrica de alta calidad y destaca su gran potencial para la consecución de vinos de guarda.