Topic:

Integración del ‘Big Data’ por vez primera en la cadena de suministro del sector del vino

 Publicado el por Alfredo López (colaborador)

De izquierda a derecha) Ángel Fernández, Pedro Fatás y José Ignacio Goñi.  (photo: )

De izquierda a derecha) Ángel Fernández, Pedro Fatás y José Ignacio Goñi.

La cooperativa Bodegas San Valero, la empresa tecnológica aragonesa Comextic y el Instituto Tecnológico de Aragón, ITAINNOVA, han puesto en marcha, con la financiación del CDTI, el proyecto SOP4BODEGAS. Este proyecto innovador desarrollará la primera plataforma digital de gestión integral de la cadena de suministro en las industrias vitivinícolas, según los agentes participantes en este consorcio.

El sector del vino se pone, de esta forma, a la cabeza de la innovación industrial, gracias al desarrollo de una plataforma digital que, basada en la integración del “Big Data” y el Internet de las Cosas (IoT), ofrecerá por primera vez una planificación empresarial integrada, que permita conectar la planificación operativa, táctica y estratégica a través de herramientas tecnológicas específicas para el sector.

Durante los próximos tres años, el consorcio formado por las dos compañías aragonesas y el Centro para el Desarrollo Tecnológico Industrial (CDTI), desarrollará una solución innovadora, que permitirá mejorar significativamente los procesos de producción de las bodegas y cooperativas vitivinícolas al poder llevar a cabo la gestión integral de todas las áreas que engloban la cadena de suministro: desde la gestión de los datos, hasta la gestión económica y la logística de las compañías.

El proyecto SOP4BODEGAS, que cuenta con una financiación de más de 900.000 euros por parte del CDTI, permitirá mejorar la productividad en el sector, gracias a la incorporación de una tecnología que, según el informe Hype Cycle, elaborado por Gartner, destaca por su “impacto transformacional, puesto que permitirá nuevas formas de hacer negocios entre industrias en un horizonte temporal de 5 a 10 años”.

Proceso S&OP Avanzado

El objetivo general del proyecto citado se centra en el desarrollo de tecnologías de la información que permita orquestar un proceso S&OP Avanzado (Sales and Operations Planning) en la operativa de vendimia, elaboración, producción y comercialización para el sector de bodegas y cooperativas vitivinícolas.

El proceso S&OP es una metodología de toma de decisiones, basada en la generación de un plan factible, único y consensuado por todos los departamentos, que busca el equilibrio entre la demanda y la producción, mejorando la comunicación y eficiencia entre las áreas involucradas para conseguir cumplir las estrategias y objetivos individuales y globales de la empresa.

En resumidas cuentas, se trata de un enfoque integral para balancear la demanda y suministro, así como para alinear los planes comerciales, operativos y financieros con la estrategia del negocio en un horizonte de tiempo adecuado.

Con este enfoque y objetivo general, los objetivos específicos del proyecto son desarrollar una plataforma integrada de “Business Intelligence y Data Analytics”, que genere e integre información para dar soporte al proceso de toma de decisiones en base a conocimiento.

También desarrollar un sistema de previsión de la demanda y control de inventario específico para bodegas, adaptado a cada una de las fases productivas, así como desarrollar un sistema de optimización de la producción, que alinee tareas de campo, bodega, elaboración y embotellado y de soporte a los procesos y equipamiento actual. 

Igualmente, se pretende desarrollar un sistema de simulación que permita analizar escenarios de planificación y evaluar su efecto sobre los procesos productivos, logísticos y comerciales.

Corre entre carrascas monumentales y viñas con Bodegas Nodus en la primera Carrera de las Ocho Encinas

 Publicado el por SeVi (colaborador)

Almuerzo bajo una de las carrascas monumentales que dominan la Finca El Renegado, en Caudete de las Fuentes. (photo: )

Almuerzo bajo una de las carrascas monumentales que dominan la Finca El Renegado, en Caudete de las Fuentes.

Un año más, y ya van cuatro, Bodegas Nodus celebró, el pasado 1 de octubre, en la Finca El Renegado (Caudete de las Fuentes, Valencia) el tradicional Día de la Vendimia, con el que quiso compartir con representantes de la gastronomía valenciana el trabajo y los secretos que hay detrás de los vinos de Nodus. La jornada sirvió también para presentar la primera edición de la Carrera de las Ocho Encinas, una prueba de ‘trail running’ que se desarrollará por los senderos y caminos que vertebran los viñedos y el bosque de la bodega el próximo 18 de noviembre y recorrerá las ocho carrascas monumentales que coronan la finca, y el nuevo Mirador Nodus, un espacio multiusos con unas espectaculares vistas de las 450 hectáreas de viñedos y bosque y del entorno del Parque Natural de las Hoces del Cabriel.

Alrededor de medio centenar de representantes de la gastronomía de la Comunitat Valenciana disfrutaron de un acto en el que pudieron vendimiar y tomar un aperitivo bajo el amparo de varias de las carrascas monumentales. Adolfo de las Heras, director gerente de Bodegas Nodus, que estuvo acompañado en el acto por el alcalde de Venta del Moro, Luis Francisco López, destacó el “enorme valor medioambiental de estos árboles centenarios”, para los que el consistorio de la localidad ha pedido una protección especial.

Los participantes en la jornada de vendimia de Bodegas Nodus pudieron recoger algún racimo.

Los participantes en la jornada de vendimia de Bodegas Nodus pudieron recoger algún racimo.

El acto sirvió para presentar en sociedad la primera edición de la Carrera de las Ocho Encinas, que tendrá lugar el 18 de noviembre. Se trata de una prueba de ‘trail running’ de diez kilómetros de longitud, organizada por Bodegas Nodus, con la colaboración del Ayuntamiento de Venta del Moro y Corremón, que se desarrollará íntegramente por los senderos que recorren los terrenos de la bodega. Un recorrido perfecto para los amantes de la naturaleza y que pasará antes cada una de las ocho encinas (o carrascas, tal y como se les denomina en la zona) monumentales que se pueden ver en los terrenos de la finca. Las inscripciones se pueden realizar en la plataforma TopRun (toprun.es) y en las tiendas Corremón.

 

VITEC: conocer tu viñedo y tu vino para tomar la decisión adecuada

 Publicado el por Vicent Escamilla (colaborador)

VITEC cuenta con una plantilla especializada de 23 personas. (photo: )

VITEC cuenta con una plantilla especializada de 23 personas.

Bien podríamos haber titulado la crónica de nuestra visita a las instalaciones e VITEC Centro Tecnológico del Vino en Falset (Tarragona) como “El ‘Dream Team’ del análisis vitivinícola” y, aunque pueda sonar a exageración gratuita, les aseguro que no lo es. VITEC es un parque tecnológico de apoyo integral (es fundamental este calificativo) a la investigación, desarrollo e innovación aplicada al sector vitivinícola. Tal y como explicó su director general, Sergi De Lamo, en la primera visita organizada para prensa especializada, VITEC “nace para que la I+D+i llegue de forma efectiva al sector productivo”.

Seguramente por sus orígenes, vinculado al movimiento en pro de crear parques tecnológicos públicos al albur de los tiempos de bonanza económica y porque la Universitat Rovira i Virgili (URV) es la propietaria del edificio (solo del edificio) de 1.200 metros cuadrados donde se ubica VITEC (la URV les cedió el uso de las instalaciones por 50 años), en la parte alta de Falset, es posible que el Centro Tecnológico del Vino arrastre una imagen de entidad pública catalana. No obstante, VITEC es un centro totalmente privado, que se autofinancia a través de la investigación que desarrolla y de los servicios que presta en toda España.

Son conscientes de que la mera investigación no tiene sentido si no llega de forma efectiva al sector productor, si la investigación y la innovación aplicada no genera valor añadido al producto vitivinícola español. Pues VITEC tiene que “competir” también en un mercado en el que conviven centros públicos de investigación, laboratorios privados, asesorías enológicas o de vitivinicultura.

El centro se financia exclusivamente a través de la investigación que desarrolla y de los servicios tecnológicos y analíticos que pone a disposición del sector (desde bodegas de todos los tamaños, consejos reguladores, empresas de industria auxiliar e incluso otros centros investigadores). Y no es tarea fácil encontrar financiación para cubrir una plantilla de 23 personas y alrededor de 1 millón de euros invertidos en equipo científico-tecnológico de última tecnología.

Las principales líneas de actividad de VITEC son: sostenibilidad vitivinícola y lucha contra el cambio climático, patología vitícola, aumento de la calidad y el periodo óptimo de consumo de los vinos, elaboración de vinos sin sulfitos y otros alérgenos, control y eliminación de Brettanomyces y el carácter fenolado de los vinos tintos, selección de levaduras y bacterias autóctonas y el desarrollo de nuevos productos y tecnologías en producción vitivinícola.

Laboratorio de análisis organoléptico.

Laboratorio de análisis organoléptico.

Desde que arrancara su actividad de forma fehaciente, en 2010, y hasta 2017 cerca de 500 empresas de toda España han utilizado los servicios de VITEC Centro Tecnológico del Vino; se han movilizado más de 24 millones de euros de inversión privada; ha tenido presencia en un total de 23 DD.OO y ha participado en un total de 34 proyectos de I+D, liderando dos proyectos de la UE.

VITEC aporta como valor diferencial su visión integral del vino, desde la viticultura en campo, hasta que el vino está en un lineal de venta y su cata. Es capaz de analizar todos los procesos e interpretarlos, gracias a un personal formado por doctores y titulados superiores con dedicación exclusiva a las actividades de I+D+i, servicios tecnológicos y asesoría técnica.

Actualmente el laboratorio de VITEC está en la fase final para recibir su acreditación ENAC, así como su laboratorio de análisis organoléptico, donde la cata del vino se eleva a la categoría de ciencia, con un panel entrenado y cualificado.

“Contamos con unas infraestructuras singulares y un equipamiento tecnológico de primer nivel, que nos permite cubrir las demandas integrales del sector vitivinícola en todas sus disciplinas”, apuntó Sergi De Lamo mientras conocíamos los recovecos del Centro Tecnológico del Vino.

Medición del estrés hídrico del viñedo para determinar recomendaciones de riego.

Medición del estrés hídrico del viñedo para determinar recomendaciones de riego.

Los servicios que puede prestar, por tanto, VITEC son infinitos, desde, por ejemplo, análisis de suelos y recomendaciones de riego de viñedo, soporte al viticultor y enólogo en vendimia y elaboración, control microbiológico de vinos y barricas, análisis sensorial, auditoría de instalaciones vitivinícolas, control de stocks hasta el estudio y resolución de posibles reclamaciones recibidas por las bodegas (análisis físico-químico, microbiológico, sensorial y cierres). En definitiva un servicio integral de análisis y asesoría en campo y bodega, con el fin de facilitar la toma de decisiones en todas las fases de elaboración de un vino.

 

Detalle de microvinificaciones en marcha.

Detalle de microvinificaciones en marcha.

Una de sus principales líneas de actuación son las microvinificaciones, desde 30 a 1.000 litros por término general, aunque vimos pruebas de volúmenes incluso inferiores. De esta forma, estas vinificaciones a “escala” permiten a las bodegas obtener resultados e interpretarlos, sin necesidad de comprometer la producción central.

“Podemos ayudar a solucionar problemas concretos del sector y lo que es prácticamente igual de importante, ayudar a detectar esa problemática, analizar sus causas, interpretar los resultados y proponer una solución que redunde en beneficios directos para el sector”, explicó Sergi De Lamo.

Tal y como decía la introducción de una mítica serie de los años 80: “Si tiene usted un problema y se los encuentra, quizá pueda contratarlos”.

En caso de que desee ampliar la información, acceda a la página web www.vitec.wine

Orben 2016: vino de viñas viejas sin renunciar a las tendencias

 Publicado el por SeVi (colaborador)

 (photo: )

Bodegas Orben empezó su andadura en 2005 de la mano del grupo de bodegas Artevino con la finalidad de conseguir los mejores viñedos (viñas viejas de Villabuena y Laguardia) para crear vinos diferentes y que permitiesen ofrecer otra visión de los vinos de Rioja. Estos viñedos, que gozan de los beneficios de estar situados en las faldas de la Sierra Cantabria, se plantaron entre 1945 y 1954, hace casi 75 años, y permiten elaborar un vino multisingular ya que, por sí solas, cada una de las 74 microparcelas es única. Para la elaboración de Orben 2016, una cosecha calificada como “Muy Buena”, la directora técnica de la bodega, Ruth Rodríguez, no escatimó a la hora de elegir únicamente lo mejor de cada viñedo. Orben 2016 ha permanecido durante 12 meses en barrica de roble francés y se han elaborado 30.000 botellas y 400 botellas de tamaño magnum. El resultado es vino de Tempranillo complejo, persistente y con un final muy aromático.

Pago de Carraovejas participa en el proyecto SPAREC para aprovechar los subproductos generados en los procesos vitivinícolas

 Publicado el por SeVi (colaborador)

 (photo: )

Pago de Carraovejas participa en SPAREC, un proyecto europeo de innovación de carácter internacional e interdisciplinar que tendrá como objetivo el aprovechamiento de subproductos generados en el viñedo y a lo largo de la elaboración del vino. SPAREC se alinea con uno de los principales ejes estratégicos de la bodega dentro de su línea de I+D+i como es el fomento de la economía circular, el aprovechamiento de materiales y recursos, y la reducción del impacto ambiental y ecológico.

SPAREC se desarrolla en el marco de la ERANET Cofund SUSFOOD2 (red europea cofinanciada por la Comisión Europea dentro del marco del programa H2020). El objetivo es extraer compuestos de alto valor añadido para las industrias alimentaria y cosmética para su uso como ingredientes, productos químicos, aditivos y agentes elicitores.

Los elicitores son materias activas que estimulan los mecanismos de autodefensa de las plantas, con especial impacto frente a las enfermedades fúngicas. Se trata de un nuevo concepto en la lucha contra dichas enfermedades, sin residuos contaminantes y por tanto sin incidencia en la cadena alimentaria. Los elicitores, tanto en el campo en general como en el viñedo en particular, suponen una alternativa sostenible y ecológica para la protección de la vid frente a este tipo de problemas.

Pago de Carraovejas participa así en SPAREC con esta investigación industrial orientada, a grandes rasgos, al desarrollo de los principios de la economía circular en el sector del vino mediante el aprovechamiento de la gran cantidad de subproductos generados en la bodega y el viñedo.

Así, la participación principal de Pago de Carraovejas consistirá en diseñar un conjunto eficiente de procesos para aprovechar dichos elementos que aparecen a lo largo de la producción de uva y elaboración de vino y obtener nuevos productos con capacidad antioxidante y estimulante.

Por otra parte, la bodega trabajará en la formulación y el testeo de preparaciones líquidas y sólidas para verificar la eficacia que estos nuevos productos puedan tener en aplicaciones de carácter biosanitario, sanitario y fisiológico en el viñedo.

Antecedentes del proyecto

Las empresas del sector vitinivinícola generan anualmente una importantísima cantidad de residuos orgánicos procedentes del ejercicio de las labores de la viña y de la bodega. Materiales como los restos de poda de invierno, poda en verde, eliminación de racimos, orujos o lías poseen un elevado potencial de aprovechamiento. Actualmente solo los orujos son aprovechados ya que se destinan a la producción de alcohol del que, sin embargo, no se obtiene rendimiento económico a causa del excedente actual de destilación. Por otra parte, la cantidad de material orgánico que se genera en el viñedo se considera una fuente de enfermedades para las propias vides. Por estos motivos, el aprovechamiento y la obtención de valor de estos desechos es una prioridad estratégica para las bodegas y, en general, para todo el sector vitivinícola.

Financiación

La iniciativa SPAREC está desarrollada por un consorcio público-privado europeo y de carácter interdisciplinar. Pago de Carraovejas forma parte del mismo junto con la Universidad Complutense de Madrid, el Instituto Nacional de Agricultura e Investigación y Tecnología de Alimentos, la Universidad de Picardie Jules Verne (Francia), ELYS Conseil SASU (Francia), Instituto de Investigación de Papeles y Fibras (Noruega), y ASA Spezialenzyme (Alemania). SPAREC ha recibido financiación de SUSFOOD2 con cofinanciación del Instituto para la Competitividad Empresarial de Castilla y León y del Programa Marco de Investigación e Innovación, Horizonte 2020, de la Unión Europea.