Australia International Wine Challenge 2019

 Publicado el Por John Umberto Salvi

 (photo: )

El Australia International Wine Challenge es un concurso nuevo creado, dirigido por su propietario Ronald Brown, famoso por su Japan Wine Challenge que ha estado dirigiendo durante 22 años y su China Wine Challenge que ha interrumpido hace muy poco. Es necesario mucho coraje y determinación para crear un concurso nuevo entre los relativamente numerosos certámenes que ya existen en Australia, pero no hay duda de que ha sido un éxito y que el concurso crecerá y continuará.

Volé con Ron desde Tokyo, donde acabábamos de terminar el Japan Wine Challenge, hasta Adelaida vía Sídney. Su viñedo, Maverick, está en Barossa y su coche estaba esperándonos en aeropuerto. Olvidé estúpidamente que ahora es invierno en Australia y hacía frío. Tuve que comprarme un buen cárdigan de lana en el aeropuerto y nos dirigimos a nuestro hotel en Aldelaida, el Majestic Roof Garden Hotel. Estábamos los dos muy cansados y decidimos no juntarnos para cenar, sino que, tras descansar un poco, di un paseo antes de cenar en el hotel las especialidades locales (canguro, barramundi y cocodrilo).

Al día siguiente era sábado y lo teníamos libre. Como ya sabía de antemano que tendría tiempo libre, había contactado con el Master of Wine, Kym Milne, cuyo viñedo, Bird in Hand, se encuentra a unos 40 minutos del hotel. Me recogió e dimos una vuelta por el viñedo y realizamos una gran cata de sus excelentes vinos. Una enorme tormenta el día anterior había dejado profundos surcos en varios lugares y explicó a la perfección por qué nuestro vuelo de Sídney a Adelaida había sido tan aterradoramente movido. A la vuelta, le pregunté por restaurantes chinos, por los que Adelaida es bien conocida, y me dejó en su favorito en Chinatown. Devoré excelentes dim sum antes de una larga siesta. Esa noche, cené gambas a la plancha con Ron, quien me dio un curso intensivo sobre los vinos australianos.

Ron había reservado su domingo para llevarme a su viñedo en Barossa (Maverick). Pequeño, pero de gran calidad, se encuentra en una zona hermosa y poco explotada. No teníamos mucho tiempo, pero me enseñó su viñedo, visitamos su bodega y probamos todos sus vinos. Tomamos café en su casa y dimos un tour por Barossa Valley. Camino de vuelta al hotel paramos para tomar pasteles de carne y riñones. Esa noche, el hotel me había localizado un restaurante de marisco en el que disfruté de cangrejo de cáscara blanda frito y Moreton Bay Bugs, de sabor familiar a la langosta.

El lunes llegó la primera edición del Australia International Wine Challenge. Se celebró en el magnífico National Wine Centre. Éramos tres jurados de tres jueces cada uno y trabajamos duro, con parada solo para tomar un excelente almuerzo en las mismas instalaciones. La cata estaba organizada para reflejar el precio de venta al público, así como la variedad y el estilo. Ya conocía a algunos de los jueces como Bill Hardy, con quien había pasado algunos años en Burdeos; y Nick Bulleid, que estaba en mi jurado y con quien ya había coincidido en China.

Las condiciones de la cata fueron perfectas, como se podía esperar del National Wine Centre. Espacioso, fresco, ventilado y con buena luz. Buenas copas, mantelería blanca, escupideras, agua mineral y galletas. Nos servimos nosotros mismos de botellas tapadas que se colocaban en la mesa antes de cada ronda. Como presidente del jurado estaba destinado a ser jefe de mesa, pero delegué la tarea en Nick Bulleid, que está mucho más familiarizado con Australia que yo.

Mi gran temor era tener que encontrarme con vinos alcohólicos y potentes, totalmente opuestos a los vinos de Burdeos, y poco de mi gusto. Sin embargo, me encantó encontrar que los vinos eran, en su mayoría, elegantes, refinados y no especialmente alcohólicos. La cata fue muy seria y cada vino tuvo la oportunidad de ser evaluado en sus mejores condiciones.

Al terminar la cata, hubo una clase magistral y una cata para consumidores, organizadas en colaboración con los patrocinadores: Gourmet Traveller Wine, Riedel, Vintec y el National Wine Centre Australia.

Estaba a rebosar de consumidores que plantearon muchas preguntas. Los jueces australianos hablaron, principalmente, sobre los vinos blancos y, en especial, sobre los vinos de Chardonnay. Me tocó hablar sobre los vinos tintos de España, Italia y Francia. Fue todo un éxito.

Todos los jueces quedaron para cenar, pero yo me encontraba muy fatigado y opté por retirarme a mi habitación a descansar sin cenar.

Al día siguiente era la cata para conceder los trofeos de entre los vinos que habían alcanzado una medalla de oro. Se terminó antes de que fuera hora de comer y todos nos despedimos entre apretones de manos y buenos deseos. Todos los resultados pueden consultarse en www.australiawinechallenge.com.

No queda la mínima duda de que esta primera edición fue un éxito total. Ronald Brown debe ser felicitado por su coraje e iniciativa, así como al National Wine Centre por su excelente organización. Espero ser invitado a la segunda edición el próximo año.

Traducción: Vicent Escamilla.


Tenga presente nuestras Condiciones de uso y si utiliza esta información recuerde citar siempre www.sevi.net y La Semana Vitivinícola como fuente.

0 Respuestas(s) a “Australia International Wine Challenge 2019”

Comentarios disponibles para usuarios registrados