22ª edición del Interwine Grand Challenge

 Publicado el Por John Umberto Salvi

La vigesimosegunda edición del Interwine Grand Challenge se celebró en Guangzhou (China), bajo la organización de Canton Universal Fair Group; y estuvo vinculado a la 22ª International Wine and Spirits Exhibition (Interwine 2019), salón que se desarrolló en el complejo ferial. La impulsora del evento fue Rita Jia.

Incluso tras mis cinco años como enólogo jefe para Changyu, en Xinjiang, todavía me emociona ir a China, por lo que acepté de buen grado la invitación para participar como juez en el Grand Challenge y para dar dos clases magistrales en la feria. El hecho es que al final quedó solo en una clase, sin explicación alguna, y luego se convirtió en una discusión acalorada porque el tema de la clase se había modificado. Uno de los menores misterios de China.

Volé hasta Guangzhou (Cantón), vía Ámsterdam. Una poderosa ciudad, con 14 millones de habitantes. Me recibió mi fiel manager, Nick Xian. Fuimos a tomar unos dim sum. Esa noche, Nick me llevó a un restaurante donde pude tomar muchas de mis comidas favoritas.

El día siguiente se celebró la cata del concurso, a las 9.00 (después de haber desayunado dim sum en un lugar que me recomendó Nick y donde es bien conocido). La cata se celebró en el Star Way Hotel. Participaron vinos de muchos países, incluido China. La sala era espaciosa, ventilada, fresca y bien iluminada. Éramos solo 12 jueces, por lo que formamos cuatro jurados de cuatro jueces cada uno. Nick Bulleid, Master of Wine australiano, fue el presidente de los jueces; pero participamos solo tres Masters of Wine (frente a los ocho que participamos en la última edición en noviembre de 2018). La tercera Master of Wine fue la española Almudena Alberca.

No concedimos medallas de broce. Con 85 puntos se alcanzaba la plata, con 90 el oro y con 95 el gran oro. Todas las notas se tuvieron en cuenta. Nick Bulleid hizo un gran trabajo a favor de los jueces y en esta ocasión nos informaron de la variedad. Contamos con escupideras, galletas saladas, agua mineral, mantelería blanca y servilletas. El servicio fue educado, correcto y muy diligente. En mi panel estaban la china residente en Milán Cherry Ye y Julien Boulard, un francés que ha vivido en China durante 15 años y que habla el chino como un nativo.

El número exacto de muestras a concurso no nos fue revelado, pero por la cifra que mi panel cató, multiplicada por los cuatro paneles configurados, debe rondar los 500 vinos. La temperatura de los vinos fue la perfecta y no se derramó ni una gota. Tomamos una comida china muy corriente a mitad del día y la cata finalizó sobre las 17.00 horas.

A los catadores les llevaron a cenar pescado y marisco, pero Nick y el sumiller jefe, Lloyd Liu, habían preparado una cena especial para mí. Comenzamos con lo que describieron como el pollo más dulce y tierno de toda China, con la piel brillante y crujiente; y seguimos con un cangrejo inmenso con jengibre y cebolla que disfruté mucho. Un plato delicioso de ternera antecedió a los noodles y el won ton en caldo. Una cena fantástica.

Al día siguiente proseguimos las catas. Concedimos medallas a vinos y licores, pero desgraciadamente no fueron muchos los grandes oros. Nick Bulleid lo resumió para nosotros dando las gracias a la gente involucrada en una organización excelente, pero destacando que muchos de los vinos eran muy básicos, con múltiples defectos y una calidad baja. Para la reputación del concurso en el futuro se necesitan vinos mejores, lo que llevará a más medallas de oro.

Nick Xian y yo tuvimos una comida fantástica en un restaurante con estrella Michelin con el mejor tofu con huevas de cangrejo que he tomado nunca, y papaya rellena con leche de coco y ancas de rana. Acabamos a tiempo de descansar un poco antes de hacer un largo viaje en autobús a la oficina central de Jointek Supply Chain, parte de Jointek Business Holding, una empresa enorme con base en Hong Kong y con numerosos negocios, entre ellos el almacenamiento de vino. Visitamos el almacén, donde vi un montón de Château Senejac, donde viví durante 7 años, antes del banquete, que consistió en una cena chino-oriental con vino, cerveza, moutai y armagnac, todo servido al mismo tiempo. C.K. Yeung fue nuestro anfitrión y es el presidente de Jointek. Sirvieron como aperitivo Henriot Champagne 2005 que, lamentablemente, estaba totalmente oxidado. La fiesta se volvió ruidosa conforme la bebida hacía su efecto y se hizo más tarde de lo planeado. Mi anfitrión me facilitó muy amablemente una limusina para llevarme al hotel, en lugar de regresar en el autobús.

El día siguiente lo tuvimos libre antes de la feria. Nick preparó un programa privado para mí, que incluía una maravillosa comida en un maravilloso jardín propiedad del dueño del Hotel Peace en Joshan, una visita a un Buda fabuloso, cena a base de serpiente y una visita a la familia de Nick.

Aunque este artículo se centra en el concurso, no puedo omitir la feria. Era inmensa y Nick, muy amablemente, me facilitó una silla de ruedas. Visité la feria, probé muchos vinos, di mi clase sobre los vinos de Sicilia (los vinos los facilitó la empresa Wine Art, con Nick Xian como intérprete), disfruté de una cena privada magnífica, asistí a la apertura oficial y corté la cinta, estuve en una conferencia por la tarde en la que manifesté mis opiniones sobre el futuro del negocio del vino en China y disfruté de una última cena a base de langosta y cangrejo, que incluyó un extraño y delicioso pescado de la familia del mero, y me despedí sufriendo una neumonía bronquial.

Debo dar mis más sinceras gracias a dos personas en especial. Primero a Rita Jia, la directora general y responsable tanto del concurso, como de la feria. Me ha visitado en dos ocasiones en Margaux, donde resido, para pedirme ayuda y es la amabilidad personificada. Muchas gracias Rita. Muchas gracias también a Jessica, Bengy y Gogo. Finalmente, gracias a Nick Xian que cuida de mis asuntos en China, soporta mi mal humor, me dice qué decir y qué hacer y cuándo y garantiza mi comodidad las 34 horas al día.

Habrá una 23ª edición en noviembre. Espero ser invitado.

Traducción: Vicent Escamilla


Tenga presente nuestras Condiciones de uso y si utiliza esta información recuerde citar siempre www.sevi.net y La Semana Vitivinícola como fuente.

0 Respuestas(s) a “22ª edición del Interwine Grand Challenge”

Comentarios disponibles para usuarios registrados