Topic:

La 4ª Conferencia Mundial sobre Enoturismo celebra el papel de esta actividad en la transformación rural y la creación de empleo

 Publicado el por Alfredo López (colaborador)

 (photo: )

La 4ª Conferencia Mundial sobre Enoturismo, organizada por la Organización Mundial del Turismo (OMT) y el Gobierno de Chile, concluyó con una recomendación de utilizar la capacidad única del sector para rejuvenecer y apoyar a las comunidades rurales. Este evento, que tuvo lugar en el Valle de Colchagua, hogar de algunos de los mejores productores de vino de Chile, contó con la presencia de más de 400 participantes provenientes de Argentina, Estados Unidos, España, Francia, Italia, Portugal y Sudáfrica, para explorar las numerosas oportunidades que el enoturismo representa.

Según una nota de la propia OMT, el evento fortaleció los lazos entre esta organización multilateral y Chile, un país miembro desde el año 1979.

La semana previa, este organismo especializado de Naciones Unidas (ONU) destacó también el papel del turismo como un agente clave en la agenda de sostenibilidad, durante la Cumbre de las Naciones Unidas sobre el Cambio Climático, COP25, celebrada en Madrid bajo la presidencia de Chile.

Al dar la bienvenida a los delegados, el secretario general de la OMT, Zurab Pololikashvili, afirmó que “el enoturismo crea empleos y oportunidades de emprendimiento. Este tipo de turismo está vinculado a todas las áreas de la economía regional, a través de sus vínculos con la artesanía, la gastronomía y la agricultura. Ahí radica su gran potencial para generar oportunidades de desarrollo en destinos remotos”.

Ampliando horizontes

Al respecto, el ministro chileno de Economía, Fomento y Turismo, Lucas Palacios, manifestó que “el turismo enológico sigue creciendo, gracias al empuje de los viñedos que van cada vez más lejos, ampliando sus horizontes más allá de la producción y la venta de vino. Pero también es gracias a que desde el Estado hemos implementado una política pública que fomenta el desarrollo turístico sostenible, donde tenemos un tremendo potencial.”

Por su parte, la subsecretaria de Turismo, Mónica Zalaquett, dijo que “esta es una oportunidad de mostrar nuestro territorio. Hoy son más de 100 viñas abiertas al enoturismo y este congreso trata de eso. Se van a transferir conocimientos, compartir experiencias, propiciar diálogos y entregar herramientas, para que mejoremos esa oferta enoturística.”

La cuarta edición del evento anual más importante sobre enoturismo se centró en la capacidad del sector para transformar las comunidades rurales, construir economías y crear empleos fuera de los centros urbanos.

Además de las sesiones sobre turismo como motor del desarrollo socioeconómico rural, la conferencia también presentó talleres y debates sobre cómo los destinos pueden diversificarse para adaptarse a los cambios de demanda de los consumidores.

Al mismo tiempo, los expertos de la OMT explicaron los beneficios potenciales de adoptar la transformación digital y el espíritu empresarial en el turismo, particularmente en las zonas rurales.

La región de Alentejo, en Portugal, será la sede de la edición 2020 de la Conferencia Mundial de la OMT sobre Enoturismo.

El año que viene también será el año de la OMT de “Turismo y desarrollo rural”, con una serie de eventos temáticos especiales planeados.

Valle de Colchagua

Tras el éxito de las últimas 3 ediciones de la Conferencia Mundial de la OMT sobre Enoturismo, la 4ª Conferencia Mundial sobre Turismo Enológico de la OMT tuvo lugar del 4 al 6 de diciembre en el Valle de Colchagua, Chile, organizada en colaboración con el Gobierno de Chile. El valle de Colchagua es una zona histórica y agrícola por excelencia, ubicada aproximadamente a 180 kilómetros al Sur de la capital, Santiago. Gracias a la calidad de sus suelos y microclima, este valle destaca por su riqueza, dando origen a un terroir fecundo y donde se producen parte importante de los vinos más famosos de Chile.

Esto, combinado con una estrategia comercial persistente y focalizada, han posicionado internacionalmente al valle de Colchagua y al país como un destino enoturístico de gran relevancia.

Adicionalmente, en términos de innovación, los enólogos independientes de Chile destacan por su continuo desafío a la vinificación más tradicional, siendo capaces de crear nuevas mezclas, revivir antiguas cepas e incluso poner en marcha prácticas agrícolas biodinámicas, secas y orgánicas.

Bajo el lema “Co-creando Experiencias Innovadoras”, la Conferencia de este año analizó cómo desarrollar nuevas e innovadoras experiencias de enoturismo, a través del dominio de la generación conjunta, la transformación digital, los conocimientos del consumidor y la colaboración.

La Conferencia incluyó talleres sobre cuatro temas que brindaron a los participantes la oportunidad de explorar a fondo los temas abordados en las sesiones y compartir e intercambiar ideas de manera interactiva.

El vino vuelve a estar de moda

 Publicado el por Salvador Manjón (colaborador)

No sin grandes esfuerzos por parte del sector vitivinícola español, a través de su Interprofesional (OIVE), a cuya financiación contribuye, el consumo de vino en España está atravesando un buen momento. O eso se desprende de la nota publicada por el Observatorio Español del Mercado del Vino (OEMV) en la que, basándose en las informaciones del Ministerio de Agricultura (MAPA) y las declaraciones mensuales del sistema de información vitivinícola (Infovi), cifra el aumento del consumo estimado en España en un 7,2% en dato interanual a septiembre de 2019. Los 10,991 millones de hectolitros consumidos muestran una clara mejora, con respecto los diez millones sobre los que se encontraba estabilizado el consumo en España desde hace más de siete años.

Para conocer de una forma más pormenorizada cuál es el consumo en cada uno de los canales habrá que esperar todavía un poco más de tiempo, hasta disponer del trabajo encargado por la OIVE al OEMV, con el que se pretende ofrecer una completa fotografía del consumo en nuestro país. En él que se tendrán en cuenta, por primera vez, canales en creciente importancia como son los de ventas en tiendas especializadas y vinotecas, club de vinos, ventas directas. Sin olvidar la parte correspondiente al consumo efectuado por los turistas que cada año nos visitan. Un volumen global, el de estos “nuevos canales de consumo” que se estima que pueda rondar un tercio del consumo en España.

Dejando a un lado cuáles pudieran ser las claves que explicarían este reciente incremento y permitirían definir las estrategias de nuestras bodegas en su batalla por recuperar una pequeña parte del consumo perdido en este último medio siglo (para lo que habrá que esperar conocer el mencionado estudio); el OEMV concluye que el vino está nuevamente de moda, y no solo en nuestro país, sino que se trata de una tendencia mundial. Que, si me permiten añadirlo, nuestras bodegas deberían aprovechar, dada la extraordinaria posición privilegiada de la que gozan por la gran calidad media de su producto y bajos precios a los que son comercializados.

A continuación, información para suscriptores.

La crisis como oportunidad

 Publicado el por Salvador Manjón (colaborador)

Los últimos datos macroeconómicos publicados sobre España no son lo que podríamos calificar de alentadores. Aun así, sin entrar en muchas disquisiciones sobre cuáles son las razones que lo explican, siguen siendo mejores que los del resto de nuestros socios comunitarios, excepción hecha del dato concerniente al paro. Mal endémico de nuestro país y en el que las cifras de noviembre se han visto agravadas por los números del sector agrícola, tradicionalmente con un buen comportamiento y que en esta ocasión ha sido uno que ha tenido peor comportamiento, junto al de la hostelería, tradicionalmente también positivo. Dos sectores que afectan directamente al vino y que, en opinión de reputados economistas, ponen de relieve la desaceleración de nuestra economía en un marco europeo y global de recesión, antesala de una crisis.

Confiemos en que hayamos aprendido de lo vivido en el 2008, las medidas adoptadas por las entidades financieras y la prudencia con la que el tejido empresarial español fue superando la crisis, nos ayuden a mitigar sus efectos y que su reflejo en los datos de consumo no sea tan alarmante como lo fue en aquella reciente ocasión.

Y es que, si hay un sector extraordinariamente sensible a estas situaciones, ese es el vitivinícola. La concepción del vino como un producto de lujo lo hace extraordinariamente sensible a cualquier dato económico negativo, con pérdida en valor y reducción del volumen.

A continuación, información para suscriptores.

Mercados 11-12-2019

 Publicado el por SeVi (colaborador)

Información en PDF adjunto.

Mercados 04-12-19

 Publicado el por SeVi (colaborador)

Información en PDF adjunto.