Topic:

La joven bodega Monsata Perdigón recupera el vino de Plantafina de Pedralba

 Publicado el por Vicent Escamilla (colaborador)

Vinos de Monsata Perdigón, elaborados con la variedad autóctona valenciana recuperada Plantafina de Pedralba. (photo: )

Vinos de Monsata Perdigón, elaborados con la variedad autóctona valenciana recuperada Plantafina de Pedralba.

El cultivo de la vid y la elaboración de vino en la localidad valenciana de Pedralba estuvieron en auge desde el siglo XIX hasta inicios de la década de los 90 del pasado siglo XX. Una vitivinicultura que se basaba en una variedad, la Plantafina de Pedralba, que ya cultivaban los musulmanes siglos atrás para su consumo en fresco y pasificada. La llegada del regadío y la mayor rentabilidad de los cítricos y de los frutales hicieron que la variedad, y la viticultura local, prácticamente desaparecieran.

Afortunadamente, la generación más joven de dos familias de este municipio de Los Serranos, apodadas los ‘Monsata’ y los ‘Perdigón’, se empeñaron en que esta variedad de Vitis Vinifera no desapareciera. Fue así como se hicieron con dos hectáreas de viñedo y como multiplicaron la variedad a partir de material vegetal que iba a ser arrancado. Actualmente son los propietarios de las únicas parcelas de Plantafina de Pedralba.

Ahora, el fruto son dos vinos de la añada 2014 (quinto año de la vid nueva, aunque también cuentan con algunas cepas antiguas), de los que elaboran un total de 5.000 botellas en unas pequeñas instalaciones que, pese a sus dimensiones, cuentan con la tecnología necesaria para elaborar grandes vinos (frío, depósitos de acero inoxidable…).

La Plantafina de Pedralba es una variedad vigorosa y muy productiva, que de forma natural general racimos grandes y muy compactos de bayas pequeñas y piel muy fina. Por ello, los jóvenes de Monsata Perdigón tuvieron que aplicar sus conocimientos en el campo para reducir la carga de las cepas y el vigor, en pro de la concentración y de la sanidad de la uva.

La parcela se encuentra sobre un barranco con buena ventilación, con lo que al lograr “controlar” a la Plantafina de Pedralba para limitar la producción de las cepas hasta un kilo o kilo y medio por planta y con racimos más sueltos, la sanidad es total, sin necesidad de aplicar tratamientos más allá del azufre. Un viñedo que está en trámite de ser reconocido como de producción ecológica.

Como hemos dicho, elaboran dos referencias, uno monovarietal 100% Plantafina de Pedralba y un segundo vino en coupage con la Moscatel (tradicionalmente la Plantafina de Pedralba se combinaba con esta cepa o con Malvasía).

El primero de ellos es Pedralba 2014, un vino limpio y brillante, de color pajizo, vivo, con ribete acerado. En nariz sobresale la manzana Golden bien madura y la fruta blanca de hueso como el melocotón y el albaricoque. Tiene un ligero punto tropical y aparecen unas interesantes notas de membrillo. Su intensidad aromática es media. En boca es sedoso, con una acidez no muy elevada pero buena, cítrica, con un ligero carácter mineral y un interesante amargor final que le aporta longitud. Un vino franco, honesto, marcadamente Mediterráneo y que muestra que la Plantafina de Pedralba tiene un largo camino que recorrer en la vitivinicultura valenciana. Una senda que debe ser transitada de la mano de la investigación, el ensayo, la promoción y el tesón.

A continuación, catamos Pedralba Coupage 2014, en el que sus responsables querían probar el coupage clásico de la Plantafina de Pedralba con Moscatel. Está elaborado con un 60% de Plantafina de Pedralba y un 40% de Moscatel, vinificadas por separado. En copa el vino sigue presentándose limpio y brillante, pajizo amarillo y desaparece el ribete acerado. En nariz, destaca la Moscatel, con un perfil muy floral (azahar) y un punto de miel, que domina sobre el aporte frutal de la Plantafina de Pedralba, que se expresa, no obstante a través de notas de lichis y de melocotón dulce. En boca, el aporte de la Plantafina es más notable, una acidez correcta, cítrica, fresco y un punto salino, características que contrarrestan el posible empalague de la Moscatel, muy agradable de beber. Un vino muy bien elaborado, como el anterior, pero que pierde el carácter personal de la Plantafina de Pedralba.

Hay trabajo por hacer, y los jóvenes bodegueros ya están en ello. Falta por ver cómo se expresa esta variedad valenciana en contacto con el roble (bien en su fermentación, bien en su crianza), además de ajustar los porcentajes de su “matrimonio” con la Moscatel o de probar otras parejas de baile menos “mandonas” como la Malvasía, la Macabeo o la Sauvignon Blanc. Tiempo al tiempo.

Aptià y Xic de Agustí Torelló Mata: premios en España y en Francia

 Publicado el por SeVi (colaborador)

 (photo: )

Agustí Torelló Mata suma este año al palmarés de premios de sus grandes cavas, el de sus dos vinos blancos emblemáticos: ecológicos y elaborados en el Penedès son dos vinos completamente diferentes.

El Aptià 2012 es un Macabeo fermentado en barrica, y con dos años de crianza en botella ha sido galardonado con la Golden Leaf 2014 entre los 15 mejor valorados de los más de 500 vinos ecológicos catados por Vinum Nature.

Y de mayor crianza, al más joven de la casa: Xic 2014. Un vino fresco, 100% Xarel·lo, es el único vino blanco español galardonado en el 19º Concurso International Amphorebio. Un jurado de más de 120 expertos profesionales del vino y 460 vinos catados, convierten en memorable el bronce conseguido junto a otro vino español también del Penedès, el tinto Torres de Selma Syrah 2013.

Xic es el nuevo vino joven de Agustí Torelló Mata que de la mano de Àlex Torelló, el hijo enólogo de la bodega se presentó en la pasada edición de Alimentaria y que desde el primer momento gustó a los paladares de la gente y a la crítica. Un vino para beber, sin complejos, ecológico, Penedès, aromático, fresco y con una imagen alegre y fácil.

Los blancos con distintos registros tienen su espacio y hay mucho que hablar todavía de estos nuevos vinos que se van consolidando a base de una exquisita elaboración. Esta misma bodega recogió el pasado 27 de abril, en Valencia el premio al Mágnum Gran Reserva 2007, como mejor espumoso de España otorgado per la Guía de Vinos de La Semana Vitivinícola 2015, coincidiendo con el 70 aniversario de fundación de la revista decana del vino español.

Este reconocimiento se añade al que le concedieron en Cataluña en la edición de los últimos premios Vinari 2014 con el Vinari Bronce al Mejor Espumoso de Antigua Reserva, y a la medalla de oro en Premios Mágnum 2014 concedida en el concurso oficialmente reconocido por el Ministerio de Agricultura en Madrid.

El Mágnum 2007 es un Brut Nature Gran Reserva con siete años de crianza en las cavas, siguiendo la tradición de la bodega: elaborado con coupage de Macabeo, Xarel·lo y Parellada, de parcelas de viñedos viejos del Penedès, tiene la cremosidad típica de las largas crianzas, con notas de tostados y bollería y un postgusto muy largo y complejo. La mejor definición concluyente, la sentenció Salvador Manjón, director de la SeVi, en la entrega del premio en Valencia: “Monumental”.

Avgvstvs Microvinificaciones, nuevo proyecto de Avgvstvs Forvm

 Publicado el por SeVi (colaborador)

 (photo: )

Con producciones de hasta 2.000 botellas aproximadamente, la bodega del Penedès presenta Avgvstvs Microvinificaciones, una nueva línea de vinos que concentran la producción de viñas procedentes de diferentes lugares del Penedès y que tienen una elaboración propia en las instalaciones de Avgvstvs Forvm. Se trata de vinificaciones a pequeña escala, y de producción muy limitada (de 500 a 2.000 botellas por cada referencia de vino), que tienen una característica diferencial respecto del resto de vinos de la bodega y, por lo tanto, cada año pueden ser variables, tanto en variedades como en elaboración de cada línea de vino. El proyecto se inició hace unos años fruto de pequeñas vinificaciones que se realizaron para ir conociendo más profundamente cada una de las parcelas, explica el director técnico de la bodega, Enric Roca. Los vinos que Avgvstvs Forvm presenta son cuatro: Garnatxa 2013, Xarel·lo Vermell 2014, Xarel·lo (+100) 2014 y Xarel·lo 2011.

Christian Barré, elegido nuevo presidente de la Federación Española del Vino (FEV)

 Publicado el por SeVi (colaborador)

Christian Barré (der.), nuevo presidente de la FEV, posa junto a Javier Pagés (izq.), que pasa a ocupar la vicepresidencia segunda. (photo: )

Christian Barré (der.), nuevo presidente de la FEV, posa junto a Javier Pagés (izq.), que pasa a ocupar la vicepresidencia segunda.

La Federación Española del Vino (FEV) ha designado al presidente y director general de Pernod Ricard Bodegas, Christian Barré, como nuevo presidente de la organización. Tal y como se recoge en los estatutos de la Federación, el hasta ahora vicepresidente primero sustituye automáticamente a Javier Pagés al frente de la FEV, después de que este haya decidido acortar unos meses su mandato para centrarse en su labor como CEO de Codorniú. Christian Barré era vocal de la Comisión Ejecutiva de la FEV desde marzo de 2010 y fue nombrado vicepresidente primero en julio de ese mismo año, cargo que ocupaba hasta ahora.

Asimismo, se ha propuesto su designación como presidente del Observatorio Español del Mercado del Vino (OEMv), cargo que tendrá que ser ratificado por el patronato de esta institución el próximo mes de julio. También está previsto que releve a Javier Pagés como vicepresidente primero de la Organización Interprofesional del Vino de España (OIVE) en representación de la FEV.

El nuevo presidente de la FEV es desde 2009 presidente y director general de PernodRicard Bodegas, grupo al que pertenecen Campo Viejo, Ysios, AGE, Tarsus, Aura y Vinícola Navarra. Máster en Comercio Internacional por el CECE-Marseille, inició su trayectoria profesional con PernodRicard en 1986, ejerciendo responsabilidades como director de Área y de Marketing Internacional en Benelux, África, Europa del Norte y Canadá, sucesivamente. Hasta su llegada a España fue director de PernodRicard en Canadá (1991-1996), México (1996-2003) y Suiza (2003-2009).

La renovación de cargos se ha producido en el marco de una Asamblea General Extraordinaria que la FEV ha celebrado hoy en Madrid y en la que el nuevo presidente ha planteado los ejes prioritarios de su mandato, previsto para los próximos tres años, que pasan por el impulso y desarrollo de la Organización Interprofesional del Vino de España (OIVE), el refuerzo de la representatividad y del rol de la FEV como único interlocutor del sector bodegueroy la internacionalización como palanca para aumentar el valor del vino español.

En su primer discurso ante la Asamblea de la FEV, el nuevo presidente ha destacado la necesidad de poner a trabajar a pleno rendimiento a la Interprofesional del Vino, un organismo que ha calificado de fundamental en la recuperación del consumo de vino en España en una primera etapa. Asimismo, ha subrayado el importante papel de la FEV como único representante y portavoz de las bodegas privadas en el seno de dicha organización. Y precisamente por ello, el segundo gran objetivo de su presidencia será poner en valor la labor de la FEV entre aquellas bodegas que todavía no forman parte de la organización, abogando por la unión y la representatividad para una mejor defensa de los intereses de todo el sector del vino.

Por último, ha puesto el acento sobre el bajo precio del vino español en comparación con nuestros principales competidores. Para Barré, este problema reside en la propia estructura del sector del vino en España, muy fragmentado con más de 4000 bodegas,por lo quees necesario reforzar la visión del sector sobre el potencial del vino español en el mundo a través de la internacionalización, buscando una mejora en la calidad percibida de nuestros vinos y primando el valor sobre el volumen en la exportación.

En la Asamblea ha intervenido también el presidente saliente, Javier Pagés, que a partir de ahora y según marcan los estatutos, ocupará el cargo de vicepresidente segundo en lugar de Félix Solís Yáñez, consejero delegado de Félix Solís Avantis. Pagés ha hecho balance de sus más de dos años liderando la FEV como un periodo de enriquecimiento personal y profesional que le ha permitido comprobar de primera mano el trabajo que realiza la Federación en la consecución de importantes logros a favor de todo el sector bodeguero nacional. Por último, ha recordado la labor de la  FEV no siempre resulta vistosa y por lo tanto puede pasar desapercibido y no ser valorado en su justa medida, pero no por ello deja de ser absolutamente necesario.

Abadal Picapoll 2014, fresco complejo y seductor

 Publicado el por SeVi (colaborador)

 (photo: )

Nueva añada de Abadal Picapoll, de Bodegas Abadal (D.O.P. Pla de Bages), un vino blanco que fue pionero, pues supuso el primer monovarietal de Picapoll que llegó al mercado. Una variedad autóctona recuperada por la bodega que reafirma su compromiso con la identidad del Bages. Abadal Picapoll 2014 es un vino muy seductor que se presenta en la copa con un color amarillo pajizo. Exhibe generosos aromas de fruta blanca (albaricoque) con apuntes exóticos (piña), cítricos (pomelo) y florales (jazmín) así como toques balsámicos de hinojo y menta blanca. Regala un paso por boca amplio, glicérico y refrescante. Con la nueva añada, Abadal Picapoll estrena nueva imagen, que le aporta una mayor elegancia y singularidad. El vino, emblema de la bodega, viene avalado por una medalla de oro recientemente conseguida en el Concurso Mundial de Bruselas.