Topic:

Avance de producción a 30 de noviembre de 2015

 Publicado el por SeVi (colaborador)

Avance completo en pdf adjunto.

El Magrama estima, en su avance de producción con datos a 30 de noviembre, que la producción española de vino y mosto en la campaña 2015/16 quedará en 40,48 millones de hectolitros, frente a los 44,42 con los que cerró la campaña precedente.

Manifiesto de profesionales a favor de los vinos de excepción españoles

 Publicado el por Alfredo López (colaborador)

El exclusivo Club Matador de Madrid ha hecho público recientemente un manifiesto, impulsado por el bodeguero Telmo Rodríguez, que aboga por los viñedos de excepción. Con el apoyo y la firma de un grupo variopinto de profesionales ligados a este mundo, en el que se encuentra, entre otros, el propietario de Bodegas Artadi, Juan Carlos López de la Calle, que decidió recientemente abandonar la D.O.Ca. Rioja, se insta a un debate para ir más allá del “corsé” actual que imponen las Denominaciones de Origen, a las que se les reconoce, no obstante, el papel jugado hasta ahora, sobre todo desde el punto de vista del lugar de procedencia de los vinos.

En este sentido, según el citado manifiesto, se considera que “el sistema de Denominaciones de Origen ha sido eficaz para poner las cosas en su sitio desde el punto de vista del origen, pero no ha tenido como objetivo la diferenciación de los suelos y los paisajes, ni ha abanderado la doctrina de la calidad”, añadiendo que “en España se han desarrollado políticas para convertir nuestro viñedo en el mayor del mundo, pero no ha habido acciones encaminadas a convertirlo en el mejor”.

En el manifiesto, firmado también por Pepe Raventós, de Raventós i Blanc, que abandonó también en 2012 la D.O.P. Cava y por Felipe Gutiérrez de la Vega, cuya bodega salió de la D.O.P. Alicante el pasado año, figuran igualmente (ver listado a 11 de enero), más de 200 personas con influencia en el mundo del vino, entre bodegueros, sumilleres, críticos, distribuidores, minoristas, etcétera.

Este amplio grupo considera que “es necesario realizar cambios profundos y abrir un nuevo camino que permita poner en valor el indudable patrimonio vinícola que tenemos”. Abogan al respecto, por un cambio global que afecte a todos y cada uno de los estamentos del sector, desde los productores hasta la Administración”.

Para ese amplio colectivo, que sigue sumando adeptos, “la mejor forma de identificar los vinos en relación a su origen, calidad, identidad y autenticidad es promoviendo una estructura piramidal. En la base estarían los vinos elaborados con uvas procedentes de cualquier lugar de las Denominaciones de Origen, después los vinos de pueblo y, en la cima de la pirámide, los vinos de parcelas”. Su objetivo sería “explicar mejor la realidad vinícola de nuestro país y ayudar a vender mejor el resto de los vinos.

Sensibilidad

En este sentido, se demanda, a través de este Manifiesto a los Consejos Reguladores de las DD.OO.PP, que “sean sensibles a la nueva realidad vitivinícola que está aflorando en España y que ayuden a mostrar la diferenciación dentro de cada una de las denominaciones existentes en nuestro país”, porque  “esa diferenciación es el principio de la excepcionalidad y porque el movimiento de los vinos de terruño es imparable y se perfila, además, como el mejor camino para lograr que el vino español sea cada vez mejor y más apreciado”.

El Club Matador, celebró el pasado 4 de noviembre una mesa redonda titulada “Reflexiones sobre el gran viñedo español” en la que participaron con sus textos varios profesionales influyentes del mundo del vino, como Salus Álvarez, Juan Manuel Bellver, Paco Berciano, Greg Bilckaert, Amaya Cervera, Víctor de la Serna, Luis Gutiérrez, Daniel Landi, Juan Carlos López de la Calle, Antonio Lucio, José Peñín, Josep Raventós, Telmo Rodríguez, Vicent Todolí y Joan Valencia.

Ver video

Estos textos (ver archivo) giran en torno a la gran y extraordinaria riqueza del viñedo de nuestro país, que cuenta con el 60% de la biodiversidad de toda Europa y en donde se cuestionan si nuestros viticultores y bodegueros han sabido hablarnos de estos sitios; si nuestro sistema de Denominaciones de Origen ha sido capaz de delimitarlos y preservarlos; si nuestro país, el mayor viñedo del mundo, genera una imagen de calidad sin dar protagonismo a estos viñedos excepcionales, etcétera.

El objetivo del Manifiesto y del debate en torno al mundo del vino es que los Consejos Reguladores de las Denominaciones de Origen adopten medidas que vayan encaminadas a poner más en valor el vino español de calidad, con otro tipo de catalogación, en el que prevalezcan la excelencia y las marcas de prestigio, frente al volumen y el mero origen geográfico. Sus ideas han sido ya difundidas entre los distintos Consejos Reguladores, el Ministerio de Agricultura, las Administraciones autonómicas, etcétera.

Diversas fuentes señalan que si los Consejos Reguladores no introducen cambios en la manera de catalogar sus vinos, defendiendo el origen de la uva de calidad, más que el lugar del embotellado, algunos bodegueros no descartan emprender por su cuenta el camino de lanzar sus propios sellos de calidad, como ya sucede en otros países, caso de Alemania.

 

Después del primer reparto podremos opinar

 Publicado el por Pau Roca (colaborador)

El pasado 1 de enero de 2016 ha entrado en vigor el nuevo régimen de autorizaciones de plantación de viñedo, según el cual una de las formas de obtener dichas autorizaciones es la llamada “salvaguarda” del 1% de crecimiento (art. 63 del Reglamento 1308/2013) a distribuir gratuitamente en cada Estado miembro por el Gobierno.

La regla general es repartir el 1% de las hectáreas plantadas en cada Estado y, únicamente en el caso de que se vea un riesgo de sobreproducción, el Estado puede comunicar a la Comisión Europea que ha optado por una reducción. Según el Reglamento, esta excepción a la regla general del 1%, debe justificarse con un análisis de perspectivas de mercado, una previsión del impacto de las nuevas superficies o las recomendaciones de las organizaciones representativas.

Al respecto, el pasado día 12 de enero el Ministerio de Agricultura decidió comunicar a las organizaciones del sector su decisión de reducir en un 40% la cuota de salvaguarda de España, quedando ésta en un 0,6% de la superficie registrada en el año anterior. O lo que es lo mismo, 5.752 hectáreas.

El argumento “técnico” esgrimido por el Ministerio es que esta cifra corresponde con una cantidad equivalente de hectáreas intercambiadas entre particulares en un periodo anual mientras duró el régimen de derechos de plantación.

En mi opinión (quizá la Comisión pudiera tener la misma), esto es una motivación técnica insuficiente para privar a España del derecho al crecimiento que se precisa.

Las transferencias de derechos entre particulares nunca fueron suficientemente fluidas y tenían todo tipo de cortapisas y dificultades para que sea una cifra representativa de una necesidad.

Por otra parte, el reglamento contempla también la posibilidad de que la Interprofesión del Vino de España (OIVE) pudiera emitir un dictamen o recomendación al respecto. Sin embargo, desde la FEV hemos defendido que la OIVE no debía intervenir en esta cuestión, primero porque entendíamos que esta competencia corresponde en primera instancia a las organizaciones representativas del sector a nivel regional y segundo porque dentro de la OIVE no existe una posición común entre producción y sector bodeguero privado, y tenemos otros temas por delante en la lista de prioridades. Pero nos hemos decepcionado al ver que solo ocho organizaciones representativas del sector a nivel regional han efectuado recomendaciones, y más decepcionante ha sido comprobar que ante los defectos formales, la mitad de los Consejos Reguladores han desistido, y por tanto solo cuatro de estas regiones: Rioja, Ribera del Duero, Navarra y Txakoli, tienen tomada una decisión y la han trasladado y defendido adecuadamente. Pienso que todos los Consejos Reguladores deberían haber trasladado sus perspectivas de crecimiento.

Con estos datos, el Magrama hubiera tenido una visión general del potencial y perspectivas de mercado, y no hubiera reducido en un 40% la cuota de España.

Sin embargo, hay un dato que sí es relevante y es que hay en España 68.000 ha en derechos sin plantar. Este dato nos obliga, por prudencia, a estar callados ¿qué significa que haya tal cantidad de derechos de los cuales un 22% a punto de caducar?

Si realmente hace falta más viñedo, lo lógico es que esta “reserva” disminuya drásticamente y por tanto la cifra de nuevas plantaciones pasa a un segundo nivel.

Sin embargo, sea el 1% o el 0,6%, lo interesante, y en lo que la FEV va a estar vigilante es en las consecuencias de la aplicación de los criterios de prioridad en la distribución a partir del próximo mes de mayo. Veremos cuántas solicitudes van a presentarse, cuántas quedarán cubiertas y cuántas desiertas, y entre estos grupos veremos a qué perfiles obedecen los distintos solicitantes.

Después del primer reparto podremos opinar.

El Magrama propone limitar por ‘prudencia y equilibrio’ las autorizaciones de nueva plantación de viñedo a 5.752 ha en 2016

 Publicado el por Alfredo López (colaborador)

Esquema de la propuesta ministerial de incremento del potencial vitícola para 2016 en España. (photo: )

Esquema de la propuesta ministerial de incremento del potencial vitícola para 2016 en España.

Artículo completo con tablas en pdf adjunto.

El Ministerio de Agricultura (Dirección General de Producciones y Mercados Agrarios) comunicó el pasado 12 de enero a las organizaciones representativas del sector vitivinícola (organizaciones agrarias, Asaja, COAG y UPA; Cooperativas Agro-alimentarias; industria y comercio, FEV; Consejos Reguladores de Denominaciones de Origen Vitivinícolas (CECRV), y destiladores (Adevin) una propuesta de resolución sobre el porcentaje de superficie de viñedo disponible para autorizaciones de nuevas plantaciones en 2016.

Como ya adelantó la SeVi, el Magrama propone que se podrá conceder autorizaciones administrativas de nueva plantación de viñedo para el 0,6% de la superficie plantada a 31 de julio de 2015 (958.697 hectáreas, según el inventario de potencial vitícola en esa fecha), es decir, para un total de 5.752 hectáreas. Una cifra que consideran “prudente y equilibrada” para seguir manteniendo el potencial vitícola de nuestro país y que es equivalente a la superficie de derechos de plantación que se venido transfiriendo entre particulares, bajo el anterior régimen de derechos, en los últimos años (en concreto, unas 5.705 ha de media entre las campañas 2010/11 y 2013/14).

A continuación, información exclusiva para suscriptores.

Las bodegas españolas lograron 139 M€ de beneficio en 2014

 Publicado el por SeVi (colaborador)

 (photo: )

Artículo completo con tabla en pdf adjunto.

Las bodegas españolas obtuvieron en 2014 unos beneficios de 139,2 millones de euros, con un descenso del 41,51% frente a los 238 M€ de resultado en 2013, según recoge la Encuesta Industrial de Empresas elaborada anualmente por el Instituto Nacional de Estadística (INE). En total, las bodegas con actividad en el ejercicio 2014 realizaron unas ventas de 6.219,3 millones de euros, con un descenso del 3,81% respecto al dato de 2013 (que fue récord histórico).

A continuación, contenido exclusivo para suscriptores.