Topic:

Eureka para Laffort, Bodega Matarromera y Biolaffort

 Publicado el por SeVi (colaborador)

 (photo: )

¿Existen los vinos modernos? Y si es así, ¿qué características los definen? En un mercado cada vez más competitivo y más exigente, los consumidores tienen la palabra. Vinos con más color, con tonos azulados y estructurados, pero siempre golosos y equilibrados donde el hollejo predomina sobre la pepita y donde las maceraciones prefermentativas en frío y técnicas de extracción selectivas se imponen a las altas temperaturas y a la mecanización, llevan ya tiempo enamorando a los nuevos consumidores, vinos donde la fruta predomina sobre la madera, pero siempre en un perfecto equilibrio y donde las notas de frutas rojas y frescas se compensan con las notas de vainillina y whiskilactona aportadas por la madera.

En este contexto, las empresas Laffort España y Bodega Matarromera, pioneras y líderes en inversión en I+D españolas, acompañadas de la empresa francesa especialista en biotecnología Biolaffort, se embarcan en un nuevo reto, el de entender, identificar y comprender que atributos son los que convierten a un vino tinto en un vino moderno, uniéndose en un proyecto único e imaginativo que ha obtenido la catalogación del sello Eureka bajo la denominación “New ways to produce modern red wines and wine derivatives through alternative oenological techniques. Project ID: 10 732” Avalado bajo este reconocimiento y con un presupuesto de 1.000.000 de euros, este sello de calidad ha servido para que dicho proyecto sea Subvencionado por el CDTI con el apoyo del Ministerio de Economía y Competitividad y Cofinanciado con Fondos Estructurales de la Unión Europea con la concesión de ayudas destinadas a fomentar la cooperación internacional empresarial en materia de investigación y desarrollo, programa Innoglobal (INNO-20161066), para bajo el acrónimo MOWIA, apoyar el nivel tecnológico y científico del trabajo que se desarrollará durante los siguientes 36 meses.

Con el objetivo de delimitar y comprender los parámetros físico-químicos que rigen el comportamiento de este tipo de vinos, tanto a nivel aromático-frutal como aromático-madera, analizando su correlación con los equilibrios fenólicos y polisacáridos presentes en los mismos, se estudiarán protocolos específicos dirigidos a aportar compresión y entendimiento a las relaciones moleculares que rigen la química de un vino moderno, vinculándolos a técnicas novedosas de degustación y cuantificación sensorial donde se buscarán medir las respuestas emocionales que este tipo de vinos provocan en los consumidores, todo un hito en la enología moderna.

El Club de Enófilos de la UPV libra sus premios del curso 2016/17

 Publicado el por SeVi (colaborador)

Mesa presidencial: Victoria Lizama profesora de Tecnología Enológica, José Luis Aleixandre Director Club Enófilos Interuniversitario UPV-UV, María Desamparados Vargas Jefa de estudios de la ETSIAMN e Inmaculada Álvarez  profesora de Tecnología Enológica. (photo: )

Mesa presidencial: Victoria Lizama profesora de Tecnología Enológica, José Luis Aleixandre Director Club Enófilos Interuniversitario UPV-UV, María Desamparados Vargas Jefa de estudios de la ETSIAMN e Inmaculada Álvarez profesora de Tecnología Enológica.

El pasado 14 de junio se realizó la entrega de premios del Club de Enófilos de la Universidad Politécnica de Valencia (UPV) correspondientes al curso 2016/2017. El evento tuvo lugar en el Salón de Actos de la Escuela Técnica Superior de Ingeniería Agronómica y del Medio Natural (ETSIAMN).

Durante este curso, un total de 13 bodegas han presentado 72 vinos a la comunidad universitaria del Campus de Vera (Bodegas Gutiérrez de la Vega, D.O Alicante; Berarte Viñedos y Bodegas, D.O.Ca. Rioja; Familia Martínez Bujanda, D.O.Ca. Rioja, D.O. Rueda y D.O. La Mancha; Gratias Wine, D.O. Manchuela; Marsilea, D.O Valencia; Bodega Enrique Mendoza, D.O. Alicante; Bodegas Alilian, D.O. Ribera del Duero; Bodega Toro Albalá, D.O. Montilla Moriles; Heretat de Taverners, D.O Valencia subzona Clariano; Bodega Denébola, D.O. Ribera del Duero; Bodegas y Viñedos Ilurce, D.O.Ca. Rioja; Bodegas Ramón Bilbao, D.O.Ca. Rioja, D.O. Rueda; y Bodega Eidosela, D.O. Rías Baixas ), un pago (Pago Calzadilla, D.O Pago Calzadilla) y una distribuidora (MAKRO).

Además durante este curso también se han realizado dos viajes a bodegas, uno a Bodegas Vegamar y Bodegas Terra D'Art de la D.O. Valencia, subzona Alto Turia; y otro a las bodegas Los Pinos y Daniel Belda D.O. Valencia, subzona Clariano.

Los socios del Club de Enófilos han tenido la oportunidad de conocer los proyectos y los vinos que cada bodega ha elegido como representación más genuina de su sello.

Este año, el premio a la mejor bodega ha correspondido a Bodegas Allilian de la D.O. Ribera del Duero, que fue presentada en el Club de Enófilos por su enólogo Cote García y Teodoro Ortega, comercial de la bodega. Cote García fue el encargado de recoger el premio a la mejor bodega.

Cote García recoge el premio a Mejor Bodega 2016-2017 de manos de Inmaculada Álvarez.

Cote García recoge el premio a Mejor Bodega 2016-2017 de manos de Inmaculada Álvarez.

El premio al mejor vino ha recaído este curso para Ángel: Finca Rihuelo 100 % Garnacha, de Bodegas Ilurce, con seis meses de barrica. El premio fue recogido por Amador Escudero, técnico de campo y propietario de la bodega.

Amador Escudero recoge el premio a Mejor Vino 2016-2017 de manos de Victoria Lizama.

Amador Escudero recoge el premio a Mejor Vino 2016-2017 de manos de Victoria Lizama.

Por último se homenajeó a Salvador Manjón, director de la revista La Semana Vitivinícola, como reconocimiento a su apoyo y apuesta por los vinos y viticultura valencianos que ofreció una interesante charla sobre: “El futuro del sector: un momento para la reflexión”.

Salvador Manjón recoge su placa honorífica de manos de José Luis Aleixandre.

Salvador Manjón recoge su placa honorífica de manos de José Luis Aleixandre.

Luego los asistentes al acto tomaron un aperitivo acompañado con los vinos más puntuados durante el curso.

Sudáfrica pierde un 3% del viñedo para vino en 2016

 Publicado el por Vicent Escamilla (colaborador)

Artículo con tablas en PDF adjunto.

Sudáfrica ha vuelto a perder superficie de viñedo de vinificación en 2016, quedándose en 95.775 hectáreas, según las estadísticas de la oficina South Africa Wine Industry Information & Systems (Sawis). Esa superficie supone una pérdida de 2.819 hectáreas (el 2,86% de lo plantado en 2015) y representa la diferencia negativa más importante en los últimos años. Hay que tener en cuenta que Sudáfrica acumula con este ya 10 ejercicios con retrocesos progresivos en su superficie de viñedo para vino. En 2004 el viñedo de transformación supero las 100.000 hectáreas y alcanzó su máximo en 2006, con 102.146. Desde 2007 está en retroceso, siendo el registrado en 2016 el más importante.

El viñedo total sudafricano en 2016 alcanzó las 12.477 hectáreas (-2,37%), con incrementos solo en la superficie dedicada a uva de mesa (+0,72%) y en la dedicada a portainjertos de vid. La superficie de viñedo para vino representa el 79,5% del total, seguido en importancia de la uva de mesa, con 16.998 hectáreas (el 14% del total) y de la uva Sultana de doble aptitud y de la que solo una parte de su producción se destina a elaborar vino (7.066 ha, -4,77% y un 5,87% del total). La superficie de uva exclusivamente para pasificar cayó un 8,25% el pasado ejercicio hasta las 445 hectáreas.

Uruguay recupera rendimientos con una menor superficie

 Publicado el por SeVi (colaborador)

Artículo con tablas en PDF adjunto.

A falta de conocer el dato de la vendimia de 2017 en Uruguay, contamos con las estadísticas que ofrece el Instituto Nacional de Vitivinicultura (Inavi), relativos a 2016. Fruto de esa vendimia, Uruguay elaboró 104.505.756 kilogramos de uva, con una superficie de viñedo de 6.745 hectáreas, compuesto mayoritariamente por variedades tintas. La producción de uva de vinificación representa el 97% del total nacional (el 3% restante corresponde a uva de mesa).

A pesar de que 2016 ha sido un ejercicio positivo en términos de producción (+12% en uva), lo cierto es que tanto la superficie como la producción de uva para el año 2016, se encuentran por debajo de los valores medios para las mismas, en el periodo 2007-2016, lo que se explica por un lado por el retroceso en la superficie, fruto de los arranques de viñas y una baja dinámica en las nuevas plantaciones de viñedo.

Las ventas de vino en EE.UU. siguen batiendo récords

 Publicado el por Vicent Escamilla (colaborador)

Artículo con tablas en PDF adjunto.

Las últimas estadísticas relativas al sector vitivinícola en California (representa aproximadamente el 90% del total del sector estadounidense), revelan un ligero descenso en la superficie de viñedo. El informe de superficie de vid del Departamento de Alimentación y Agricultura de California (CDFA) recoge que la superficie total de viñedo en California es
de 363.004,5 hectáreas (-2,3%), de las que 243.621,7 (-1%) hectáreas corresponden a viñedo de vinificación, lo que supone el 67% del total, pues tienen bastante importancia todavía los viñedos destinados a la elaboración de uvas pasas (69.606,2 hectáreas) y las viñas para uva de mesa (49.776,5 ha). De las 243.621,7 hectáreas de viñedos para vino, se encuentran en producción 226.624,9, mientras que las restantes 16.996,9 ha están en fase no productiva.