Topic:

Fines de semana y en compañía, los momentos preferidos por los españoles para consumir vino

 Publicado el por Interprofesional del Vino de España (colaborador)

 (photo: )

Una comida familiar, reuniones con amigos para terminar el fin de semana o simplemente una copa de vino mientras hacemos la cena son algunos de los momentos preferidos por los españoles para consumir vino. En concreto, los fines de semana y festivos es cuando se concentra su consumo, especialmente el domingo, ya que se producen el 26% de los actos de consumo de esta bebida, frente al 19% de la cerveza. Estas son algunas de las cifras que refleja el “Mapa Motivacional del Consumidor de Vino en España”, promovido por la Organización Interprofesional del Vino de España, en colaboración con la empresa BMC Strategic Innovation y en el que han participado más de 1.800 personas.

El estudio, basado en el análisis de más de 3.500 ocasiones de consumo, pone de relieve el rol del vino como facilitador de experiencias de disfrute en compañía. En este mapa, el sentido de pertenencia sería uno de los principales espacios motivacionales para el consumidor de vino con un 17% junto al de liberarse, que ocuparía un 18%. “Tomar un vino como excusa para compartir más tiempo con tus amigos es una de las principales razones que señalan los encuestados, dato que evidencia el carácter social y de nexo cultural que se le otorga al vino”, señala Coro Ramos, directora de Marketing de la Interprofesional del Vino de España.

Otra de las conclusiones que arroja este estudio es que el vino se perfila como un ensalzador de momentos cotidianos, en el que esta bebida sirve como acompañamiento de las actividades del día a día. Muestra de ello es que la mitad de los encuestados (50%) afirman que consumieron vino como acompañamiento de una comida, el 38% en su tiempo de ocio y el 24% durante una celebración especial.

Más planificadores y exigentes

El estudio también analiza los lugares en los que los españoles consumen vino. El 54% de las ocasiones de consumo se producen en casa, frente al 43% que tienen lugar fuera del hogar. En este aspecto, los establecimientos tradicionales (36%) y las terrazas al aire libre (24%) son las ubicaciones preferidas para el disfrute de esta bebida, seguidas de los lugares elegantes y sofisticados (12%) y los íntimos y acogedores (8%).

Según el estudio, el tipo de consumidor de vino tiene un perfil más exigente y se plantea su consumo con una mayor planificación, frente al de la cerveza que es más espontáneo. Además, el tipo de comida o los invitados son algunos de los factores que los consumidores tienen en cuenta para decantarse por un vino u otro.

El mapa también destaca dos barreras principales con las que se encontraban hasta ahora los potenciales consumidores de vino: la falta de carácter refrescante, en lo que entraría la temperatura correcta de servicio del vino, y su presentación en formato tradicional (75 cl) que puede dificultar consumirlo de forma individual. A este respecto, habría que destacar la cada vez más extendida oferta de vinos por copas en los locales de restauración. En el plano doméstico, por otro lado, también existen varias formas de conservar el vino una vez abierto como los tapones de vacío, que permite mantener las propiedades del vino.

Muy presente en la gastronomía española

Las comidas o las cenas concentran la mayor parte de los momentos de consumo de vino. De hecho, la comida se encuentra presente en más de un 86% de los actos de consumo, posicionándose como un valor muy presente en la gastronomía y tradición culinaria en España.  En cuanto al tipo de comidas, el vino se distingue por un mayor consumo cuando tenemos delante un plato de carne (26%), de pescado (16%) o paella (14%), mientras que las cervezas destacan en los aperitivos y tapas.

España tiene la mayor extensión mundial de viñedo y es uno de los tres grandes productores mundiales de vino.  A pesar de esto el consumo interno ha ido descendiendo en las últimas décadas aunque la tendencia parece estar revirtiendo. Según el último informe de mercado de cierre de campaña 2018/2019, el consumo interno de vino habría alcanzado en los últimos doce meses los 10,8 millones de hl, lo que supone un crecimiento del 3,7%.

En este contexto, OIVE y sus operadores buscan adaptarse a los gustos de los consumidores y a las tendencias de mercado. Por este motivo, este completo estudio sobre el consumidor de vino en nuestro país tiene como fin profundizar en el entendimiento de sus comportamientos, motivaciones, usos y actitudes.

NOTA: El estudio completo, que incluye estadísticas por tipo de vino y tablas dinámicas para cruzar datos, solo está disponible para uso interno de las bodegas de nuestro país. Para ello, la Organización Interprofesional del Vino de España en su página web solicita que las marcas firmen un acuerdo de confidencialidad de cara a preservar dentro del sector esta potente herramienta para el diseño de sus futuras estrategias destinadas a conectar mejor con las aspiraciones, tendencias y demandas del consumidor español.

Más información sobre el Mapa Motivacional en www.interprofesionaldelvino.es

La campaña 2018/19 cerró con una exportación vitivinícola española un 3,3% inferior a la anterior

 Publicado el por Vicent Escamilla (colaborador)

 (photo: )

La campaña vitivinícola 2018/2019 se cerró el pasado 31 de julio, con una exportación de 2.630 millones de litros, lo que supone un retroceso del 3,3% en comparación con el acumulado en la campaña precedente. Así lo recogen los últimos informes al respecto, elaborados por el Observatorio Español del Mercado del Vino (OEMV), que pueden adquirirse en su web. En términos económicos, el total de lo exportado entre agosto de 2018 y julio de 2019 queda en 3.110,2 millones de euros (-6,5%); dejando el precio medio del producto vitivinícola español en los mercados internacionales en 1,18 euros por litro (-3,3%), con las lógicas diferencias según productos, presentaciones y calidades.

Si nos referimos exclusivamente a vino (descontando del total los vinos aromatizados, mostos y vinagres), el volumen total exportado queda en 2.085,6 millones de litros, con un retroceso del 1,9%. También es inferior la caída en valor, con 2.779,4 millones de euros (-5,6%); aunque el diferencial en precio medio se mantiene en un -3,38% respecto a la campaña 2017/18, con una cotización media de 1,33 euros por litro.

A continuación, información para suscriptores.

La Agencia Tributaria ultima la orden que regulará los libros contables de Impuestos Especiales en el sector vitivinícola a partir de 2020

 Publicado el por Alfredo López (colaborador)

 (photo: )

Borrador del proyecto de Orden completo en pdf adjunto (para suscriptores)

La Agencia Estatal de la Administración Tributaria (AEAT) del Ministerio de Hacienda ha dado a conocer el borrador final de la Orden que regulará a partir de enero de 2020 el cumplimiento de la obligación de llevanza de la contabilidad de los productos objeto de los Impuestos Especiales (II.EE.) de Fabricación, que afecta, entre otros productos, a los del sector vitivinícola.

Como ya avanzó la SeVi en su día, a partir del 1 de enero del próximo año, los libros de contabilidad de II.EE. deberán llevarse de manera electrónica a través del portal web SILICIE de la AEAT, según establece la redacción actual del artículo 50 del Reglamento de los II.EE. (modificado por RD 1512/2018).

Al respecto, la propia AEAT ha decidido hacer público la versión final del citado borrador de Orden ministerial con los contenidos de los nuevos libros contables, que serán obligatorios a partir de la fecha citada, para que los operadores dispongan de tiempo suficiente a la hora de adoptarse al nuevo sistema contable.

A continuación, información para suscriptores.

La nueva normativa que regula el potencial vitícola aviva la ‘guerra política’ del cava

 Publicado el por Alfredo López (colaborador)

La decisión del Ministerio de Agricultura de asumir directamente todas las recomendaciones de limitación de autorizaciones de plantación de viñedo que presenten los Consejos Reguladores de las DD.OO. supra-autonómicas (Cava, Rioja y Jumilla), en vez de tener que esperar a la resolución administrativa de este departamento, ha reavivado la soterrada “guerra del cava”, principalmente en el plano político. No ha sido así ni en Jumilla, que no ha fijado limitaciones, ni en Rioja.

Como es conocido, las bodegas catalanas dominan amplia y claramente el Consejo Regulador de la D.O.P. Cava, que ampara también a las superficies y bodegas de otros territorios de otras CC.AA. y, por tanto, cuentan con la mayoría de votos para adoptar las decisiones que consideren más oportunas.  Esto que, legal y democráticamente, es así, no es del agrado de los viticultores y bodegas de otras CC.AA., que también son elaboradoras de cava y que están dentro de esta D.O.P., principalmente de los municipios de Almendralejo (Extremadura) y Requena (Comunidad Valenciana), cuyo objetivo es continuar creciendo en número de hectáreas y producción, bien con nuevas plantaciones o con replantación (que exige arranques previos de cepas), porque con el cava les va económicamente mejor que con la producción de vino tranquilo o mosto.

A continuación, información para suscriptores.

Unos días de gran transcendencia

 Publicado el por Salvador Manjón (colaborador)

¿Recuerdan lo que pasó hace unos años con China y las placas fotovoltaicas alemanas, conflicto comercial por el que algunas bodegas españolas se vieron obligadas a facilitar su “know how” a las bodegas chinas, además de grandes costes en despachos de abogados y seminarios a los dirigentes de las bodegas chinas? Pues, para aquellos con tan poca memoria que ya lo hayan olvidado, les diré que fue un duro y traicionero golpe al comercio vitivinícola español.

Ahora es EE.UU., el otro gran contendiente de esta guerra comercial, que han emprendido las dos mayores potencias mundiales, el que amenaza con subidas del veinticinco por ciento de los aranceles a productos agroalimentarios españoles, afectando de manera muy especial al vino. Y todo porque el Sr. Trump ha decidido declararle la guerra a Europa, la que otrora fuera su gran aliada comercial y militar. Una Vieja Europa que otorgó ayudas a la compañía aeronáutica Airbus en algunos países de la Unión Europea (Francia, España, Alemania y Reino Unido) en contra del otro gran fabricante mundial, la norteamericana Boeing.

La imposición de un arancel adicional del 25% a los vinos tranquilos de menos de 14 grados y envases de capacidad inferior a dos litros, procedentes de algunos de los cuatro países mencionados se aplicaría a partir del 18 de octubre y afectaría no solo al vino a Estados Unidos que con datos interanuales julio 2019 se presenta como el principal país importador por precio, 4,14 €/litro, cuarto destino mundial por valor con un total de 301,4 millones de euros y 73 millones de litros de vino español, de los que 240 millones de euros serían los que se verían afectados. También otros muchos como el olivar, cítricos o textiles se verían afectados de manera directa.

A continuación, información para suscriptores.