Topic:

Larrosa también es blanca

 Publicado el por SeVi (colaborador)

 (photo: )

Con el inicio de la primavera, Bodegas Izadi presenta Izadi Larrosa Blanca 2018, su primer monovarietal blanco (Garnacha Blanca) con viñedos viejos situados a 700 metros sobre el nivel del mar. Larrosa Blanca recoge la esencia de la Garnacha para ofrecer un vino fresco que también sorprende por su intensidad. Desde hace cinco años, la bodega, ubicada en Villabuena de Álava (D.O.Ca. Rioja), ha estado trabajando con los diferentes varietales autóctonos blancos, entre ellos la Garnacha, relativamente minoritaria, pero que ahora muestra todo su potencial en este vino. Larrosa Blanca 2018 se ha vendimiado a mano y se elabora con un rápido pero leve prensado para extraer la esencia de esta garnacha tan especial. Bodegas Izadi consigue, así, un vino aromático y frutal, con una boca golosa y una buena acidez que le aporta frescura. Al tratarse de una variedad poca extendida, sólo se ha podido elaborar con la producción de tres pequeñas parcelas seleccionadas. También destaca por una imagen elegante a la vez que fresca y llamativa.

Los jurados internacionales refrendan la calidad de los vinos de Bodegas BSI

 Publicado el por SeVi (colaborador)

 (photo: )

Bodegas BSI sigue cosechando premios en 2019 para sus vinos en certámenes internacionales, reconociendo su calidad y situando sus vinos con D.O.P. Jumilla entre los mejores del mundo. El prestigioso jurado del concurso Berliner Wein Trophy, uno de los certámenes internacionales más reconocidos en el mundo del vino, concedió la medalla de oro al tinto Sabatacha Crianza 2016.

Se trata de uno de los certámenes más valorados por sus estrictas normas por las que sólo se premia al 30% de los vinos que se presentan. Además, cuenta con el aval y patrocinio de la Organización Internacional de la Viña y el Vino (OIV) y de la Unión Internacional de Enólogos (UIOE). En esta ocasión, un jurado compuesto por 250 expertos de todo el mundo evaluó más de 7.000 vinos procedentes de 41 países.

Sabatacha Crianza 2016 se elabora con uvas Monastrell, procedentes de viñedos viejos y recolectadas a mano, con una crianza en barricas de roble americano durante seis meses, antes de su embotellado. El resultado es un vino Monastrell de color cereza, casi ciruela negra, con mucha capa. Sutil, complejo y limpio en nariz. Elegante y bien estructurado en boca, con taninos elegantes, poderoso pero con buen final. Cualidades que sedujeron al jurado de expertos en cata a ciegas. Un vino cooperativo que se ha erigido, añada tras añada, en un éxito de crítica y de ventas internacional.

Por otra parte, la reciente edición del Concurso Internacional Bacchus, organizado por la Unión Española de Catadores (UEC) y avalado por la OIVE y la Federación Mundial de Grandes Concursos de Vinos y Espirituosos (Vinofed), avaló la calidad constante de los vinos de Bodegas BSI concediendo dos medallas de plata a Sabatacha Monastrell 2018 y Numun Syrah 2018.

Para la elaboración de Sabatacha Monastrell, se parte de uvas procedentes de viñas viejas de secano con una baja producción para ofrecer un vino de color intenso con tonos morados, propios de la juventud del vino. Aroma ligeramente dulce a frutos rojos del bosque, como la frambuesa, la ciruela o la mora. En boca es suave, y con una acidez adecuada, persistente y muy agradable.

Mientras que Numun Syrah se elabora con uvas vendimiadas antes del amanecer, para preservar las cualidades del fruto y que se trasladen al vino, de color muy intenso con capa muy alta. Tonos morados, muy atractivo. Aroma de muy alta intensidad, a frutos rojos como la mora o la frambuesa, y aroma floral de lilas y violetas. En boca es muy suave, dulce, con cuerpo. Sensaciones agradables y aterciopeladas.

El Lago 2018, homenaje a la elaboración enológica tradicional

 Publicado el por SeVi (colaborador)

 (photo: )

De color rojo cereza con tonos violáceos muy definidos, en el intenso aroma afrutado de El Lago 2018 predomina el recuerdo a fresas y frambuesas, con tonos de regaliz. Su sabor es fresco y ligero, muy equilibrado, carnoso y persistente. Chispeante y vibrante, como no podía esperarse menos de un vino de maceración carbónica que rememora el mundo de sensaciones de las elaboraciones tradicionales, pone una vez más de manifiesto que el espíritu innovador y de mejora continua que caracteriza a una empresa centenaria como Bodegas Riojanas se complementa a la perfección con el profundo respeto al valioso legado que representa la experiencia y el buen hacer de las familias fundadoras Frías y Artacho, que llevan cinco generaciones al frente de la bodega. Todo un homenaje a un método tradicional de elaboración (encubando en lagos racimos enteros) y que alcanza altas cotas de excelencia y de disfrute para el consumidor.

Payoya Negra 2016, vino nacido en plena Serranía de Ronda

 Publicado el por SeVi (colaborador)

 (photo: )

Finca La Melonera se encuentra en plena Serranía de Ronda. La finca tiene casi 200 hectáreas, de las que solo 10 ha son de viñedo. Bajo la dirección técnica de Ana de Castro elabora vinos como este Payoya Negra 2016 (D.O.P. Sierras de Málaga) (coupage de Tintilla de Rota, Syrah, Garncha y Romé a partes iguales). Con altitudes desde 690 metros hasta 930 m.  se produce una oscilación térmica diaria de hasta 20 grados tanto en invierno como en verano. Esto sumado a los más de 800 litros de lluvias anuales y a los vientos húmedos que llegan desde el Atlántico, la convierten en un enclave inmejorable para la crianza de la vid. Rodeado por encinas centenarias, el viñedo está conformado por parcelas que se ubican en los claros donde no hay encinas. Tras 12 meses de crianzas en fudres de roble francés Allier sin tostar y tostado medio el resultado es un vino color rojo picota, aromas a fruta roja y negra de bosque, especiado, en boca en sedoso con taninos muy bien integrados, sedoso, y muy goloso. Carnoso y seductor.

La Sonrisa 2018 consolida la apuesta al blanco joven de Dominio de Tares

 Publicado el por SeVi (colaborador)

 (photo: )

Dominio de Tares presenta la nueva añada de La Sonrisa de Tares, correspondiente a 2018, su vino blanco más joven que nació por el empeño de la bodega en demostrar que se puede elaborar un vino blanco joven con Godello y con mucha personalidad. La Sonrisa de Tares muestra las características más peculiares de esta variedad.

La Sonrisa de Tares 2018, monovarietal Godello del Bierzo Alto, es un vino con cuerpo, estructura y frescura, refrescante, con una acidez cremosa, elegantes aromas a cítricos y final persistente.

Para el equipo de bodega y su enólogo, Rafael Somonte, el vino La Sonrisa de Tares “es un gran Godello, y no solo por su frescura, equilibro o elegancia; sino por acercarnos además a la gente joven, a las barras y terrazas de calidad, y a lo más divertido de la gastronomía española, nuestras tapas y pinchos”.