Topic:

Dcoop inaugura sus instalaciones en Alcázar de San Juan

 Publicado el por SeVi (colaborador)

 (photo: )

La ministra de Agricultura, Pesca, Alimentación y Medio Ambiente, Isabel García Tejerina, inauguró el pasado 29 de junio, junto al  Consejo Rector de Dcoop y los presidentes y consejeros de las cooperativas de vino del Grupo, la nueva planta de envasado de vino y nueva bodega, situada en Alcázar de San Juan. El evento ha congregado a más de 400 invitados, además de responsables de la administración pública local, regional y nacional, entre otros, la alcaldesa de Alcázar de San Juan, Rosa Melchor y la consejera de Economía, Empresas y Empleo de Castilla-La Mancha, Patricia Franco.

La  nueva planta de envasado, que ya se encuentra desde hace escasas semanas en funcionamiento, ha contado con una inversión  de 14,7 millones de euros. Esta innovadora planta cuenta con 4 líneas de envasado automatizado en los más de 10.000 metros cuadrados de nueva construcción, equipados con la tecnología más avanzada.

El presidente y vicepresidente de Dcoop,  Antonio Luque y Ángel Villafranca, respectivamente, han puesto de relieve la importancia de este proyecto, que permitirá conseguir mayor valor añadido para los vinos del grupo y potenciar la comercialización de vino embotellado de todas las bodegas del grupo, que tiene presencia en seis denominaciones de origen (La Mancha, Valdepeñas, Rioja, Jerez, Ribera del Júcar y Manchuela). Este proyecto ha contado con la ayuda del Ministerio de Agricultura, Pesca, Alimentación y Medio Ambiente y  Fondos de la Unión Europea a través del Programa de Desarrollo Rural (PDR) para el fomento de la integración cooperativa. Es más, pasa por ser uno de los primeros frutos a nivel nacional del  reconocimiento de Entidades Asociativas Prioritarias de carácter supra autonómico.

El Grupo Dcoop superó en 2016 los 1.000 millones de euros de facturación, lo que consolida al Grupo en posiciones de liderazgo en el cooperativismo agroalimentario español y europeo, como cooperativa multisectorial. La cifra de negocio de la Sección de Vinos del Grupo creció un 5,3% en 2016, hasta los 68 millones de euros de facturación.

La IWSC corona a Harveys Very Old Amontillado VORS

 Publicado el por SeVi (colaborador)

 (photo: )

Tras alzarse el pasado mes de mayo con una corona de oro excepcional en la International Wine & Spirit Competition (IWSC), el vino Harveys Very Old Amontillado VORS, de Bodegas Fundador (Grupo Emperador), se ha proclamado finalmente como el mejor vino de Jerez de este certamen (trofeo Sherry Trophy). Siendo un vino de la gama super premium de Harveys es un vino de Jerez de categoría Very Old Rare Sherry (VORS) de más de 30 años de envejecimiento, nacido de un soleraje que data de 1904 y procedente de uva Palomino cultivada en el Pago de Macharnudo. Se caracteriza por su extraordinaria madurez, elegancia, complejidad y su larguísima persistencia en boca. El director técnico y enólogo de Bodegas Fundador, Manuel José Valcárcel, sostiene que “el cuidado y esmero empleado en la viña, bodega y procesos finales en Harveys Amontillado VORS hacen de este vino una joya de la enología jerezana”.

Así será el 2018 de los vinos de Tempos Vega Sicilia

 Publicado el por Salvador Manjón (colaborador)

Los vinos llegarán al mercado a partir de febrero de 2018. (photo: )

Los vinos llegarán al mercado a partir de febrero de 2018.

Tempos Vega Sicilia es responsable de algunos de los vinos más icónicos de la enología española. La actual Tempos Vega Sicilia nace en 1982 de la mano de la familia Álvarez, su actual propietaria, cuando adquiere la mítica bodega de la Ribera del Duero a la que se le irían sumando, a lo largo de los años, el resto de bodegas. El pasado 26 de junio tuvimos la ocasión de conocer las nuevas añadas que llegarán al mercado a partir de febrero de 2018. Una oportunidad única para entender la evolución de estas referencias y la filosofía de empresa (consistencia de la calidad del producto como elemento de garantía en las distintas añadas) de mano de su actual enólogo Gonzalo Iturriaga.

Empezamos con Mandolás 2015, un curioso vino blanco seco (3,1 g de azúcar residual) que ha sido el primer blanco de este estilo elaborado en la región húngara de Tokaj (conocida por sus vinos blancos dulces). Nacido del empeño de la Bodega Oremus de una única parcela plantada en su totalidad con la variedad Furmint, con una edad de 25 años de media. Con una crianza en barrica pequeña (de 136 litros, típica de la región). Un vino atractivo, intenso, afrutado y en el que se equilibran a la perfección la fresca acidez, con la carga frutal y su crianza.

A continuación, Pintia 2013 (D.O.P. Toro), 100% Tinta de Toro, efectúa la fermentación maloláctica en barrica de roble francés (70%), americano (25%) y húngaro (5%), para descansar finalmente en botella desde abril de 2015. Puede ser el Pintia “más domado” hasta la fecha (sin renunciar a su carácter toresano). La nariz es franca y expresiva con aromas intensos a fruta y bosque bien fusionados con una madera sutil. Añada especialmente fresca, con nervio, elegante y con gran recorrido.

Luego vino Macán Clásico 2014 (D.O.Ca. Rioja), Tempranillo 100%. Espíritu rioja interpretado a la perfección por Tempos Vega Sicilia. Totalmente varietal e identificable. Además, con esta añada y su puesta en el mercado en 2018 se inicia un cambio en la política de marca, por lo que en 2018 no saldrá al mercado Macán 2014.

Seguimos con Alión 2014 (D.O.P. Ribera del Duero), 100% Tinta Fina, pasa unos 12-14 meses en crianza de barrica de roble francés nueva. Aunque en la cata se mostró amplio, voluptuoso, goloso y tremendamente aterciopelado, los meses en botella que le restan hasta que llegue al mercado lo afinarán mucho más (potencial de guarda de 15 a 20 años).

Llenamos luego la copa con Valbuena 5º 2013 (D.O.P. Ribera del Duero), 95% Tinta Fina y 5 % Merlot, criado en madera francesa y americana (barricas de 225 litros nuevas y usadas, y tinos de 8.500 litros). Es hijo de un proceso largo y complejo para el vino que quizás, más ha evolucionado en los últimos años. Especialmente vibrante y profundo.

Pasamos a Vega Sicilia Único 2006 (D.O.P. Ribera del Duero), 94% Tinta Fina y 6% Cabernet Sauvignon, cuya crianza, con un mínimo de 10 años entre madera y botella, probablemente sea la más larga del mundo. La hace en madera francesa y americana (barricas de 225 litros nuevas y usadas, y tinos de 20.000 litros). Un vino redondo, de gran madurez y tensión. Obviamente, está apto para beber actualmente pero tiene un potencial de guarda de 40 a 60 años y está llamado a ser una añada “clásica” de esta referencia.

Luego llegó Vega Sicilia Único Reserva Especial (mayoritariamente añadas 2005, 2006 y 2007) (D.O.P. Ribera del Duero). Es el vino que concentra la filosofía de la bodega en cuanto a constancia de producto se refiere. Expresa a la perfección la Tinta Fina (complementada con la Cabernet Sauvignon). Balsámicos y tostados conviven con una fruta madura y compotada. Boca con gran estructura y elegancia, fresca y mineral.

Por último, catamos el dulce tokaj Aszú 5 Puttonyos 2007, un vino mítico de lágrima y elaborado con uvas afectadas por botrytis cinérea (podredumbre noble). Al mosto base se le añaden 5 cestas (puttonyos) de 25 kilos cada una de uvas vendimiadas una a una y cubiertas de botrytis. Estas uvas son maceradas durante dos días hasta que aumentan de tamaño, para después ser prensadas levemente para pasar a fermentar en roble húngaro y luego a criarse en barricas de varios tamaños durante entre 24 y 36 meses. Un vino que enamora, afrutado, intenso, sensual, con una acidez (11,3 g/l) perfectamente equilibrada con la carga de azúcar (168 g/l). La magia de la botrytis.

Bodegas Vegamar entra en el mercado de las ginebras premium

 Publicado el por SeVi (colaborador)

 (photo: )

Bajo el nombre de Gin City, la valenciana Bodegas Vegamar ha estrenado dos ginebras premium basadas cada una en una ciudad y lo que las envuelve. Gin City Londres y Gin City Valencia, la primera para los amantes de la ginebra tradicional, más sobria, y la segunda para los que buscan la esencia del Mediterráneo. Desarrolladas por Pere Mercado, uno de los sumilleres más prestigiosos de España, las ginebras de Vegamar buscan que cada trago nos transporte a un lugar distinto gracias al exquisito diseño y a la cuidada elaboración que las hace únicas.

Gin City London es una ginebra de corte tradicional, franca, fresca, sobria y elegante, con fondo de esencia oriental y con el toque de modernidad y eclecticismo que le aportan los cítricos, la menta y el jengibre. Es un Gin de 40º vol. y cinco  destilaciones para ofrecer a los más ginebreros y puristas. Aquí domina ese corte clásico que incluye, enebro, cardamomo, cilantro, angélica, piel de naranja y de limón, menta piperita y jengibre.

Gin City Valencia es una ginebra suave, aromática, voluminosa y envolvente, floral, afrutada. Para llegar a la botella han sido necesarias seis destilaciones, algo poco habitual, y se rebaja el protagonismo clásico del enebro y los cítricos, por el del vino de Moscatel de Alejandría de las viñas de la bodega de Calles (Valencia), en el Alto Turia, así como las esencias del monte bajo mediterráneo y la almendra marcona. Esto es lo que le confiere un carácter especial y diferente, de marcadas connotaciones mediterráneas. Es fragante, delicada, de trago largo, envolvente y notablemente evolutiva.            Los botánicos que se suman aquí además de esos son el cardamomo, cilantro, angélica, limón, naranja, salvia, tomillo, manzanilla, poleo, rabo de gato, menta y maríaluisa.

La puesta de largo de las nuevas ginebras se celebró el pasado 26 de junio en un gran acto social en la Ciudad de las Artes y las Ciencias de Valencia y estuvo acompañada de una presentación de los vinos y cavas de la bodega por parte del director técnico de la bodega, Pablo Ossorio y la enóloga Maripaz Quílez, junto con el enólogo José Hidalgo, que elabora los cavas.

España precisa de más litros de vinos ‘top’ para atender a la demanda internacional

 Publicado el por SeVi (colaborador)

Intervención de Sara Jane Evans en la jornada. (photo: )

Intervención de Sara Jane Evans en la jornada.

El pasado 4 de julio, tuvo lugar en el Salón de Actos de ICEX de Madrid, la jornada “Presente y futuro del vino español en los mercados internacionales”, organizada por el Observatorio Español del Mercado del Vino (OEMV), ICEX y la Federación Española del Vino (FEV), que sentó las bases para debatir sobre la mejora de los vinos españoles en los mercados internacionales. Destacó la participación de la Master of Wine Sarah Jane Evans, que “retrató” la posición del vino español en los mercados “premium”, de los que nuestro país tan solo participa en un 0,69% en términos de valor y del 1,16% en términos de volumen, “pese a tener tanta calidad y prestigio”. Lo que sitúa a España “muy lejos de los niveles que alcanzan países como Francia o Alemania”.

En opinión de esta experta, uno de los problemas que tiene España para comercializar sus “vinos finos” es que, aunque tiene referencias “preciosas” por su calidad, no cuenta con suficientes volúmenes para garantizar adecuados suministros a los compradores internacionales. De hecho, apuntó, “Australia vende dos veces más que España, Italia 10 veces más y solo Vega Sicilia y Pingus figuran entre las grandes referencias de vino internacionales en los ránking”.

Además, a la falta de volúmenes para atender la demanda, se suma que esos “vinos finos” españoles “se venden muy baratos”, por lo que hay coleccionistas que no quieren comprarlos. La Master of Wine planteó diversas actuaciones para divulgar estos vinos a nivel internacional: reforzar su vínculo con la gastronomía, el terruño y la historia, la organización eventos regionales e internacionales y promover la venta “en primeur”. Asimismo, recordó que en junio de 2018 Logroño acogerá el Symposium mundial de Masters of Wine, en lo que será una ocasión de oro para reforzar la imagen del vino español en los mercados internacionales.

En el mismo foro, Rafael del Rey, director del OEMV, expuso la situación del español en los mercados internacionales y realizó proyecciones estadísticas hasta 2025. Así, según sus cálculos es “factible” que España alcance en esa fecha una facturación de 4.700 millones de euros por su exportación de vino (frente a los 2.700 M€ aproximados que exporta en la actualidad), con unas ventas de 32 millones de hectolitros (en comparación con los 22,5 Mhl actuales). En este escenario, España se acercaría a Italia en exportación de vinos en valor, aunque Francia quedaría aún lejos, ya que cuenta con referencias de alto valor como los vinos de Champagne, Borgoña, Burdeos y Valle del Loira, según ha recordado Del Rey.

La jornada también sirvió para conocer el potencial de mercado de Europa del Este, gracias a la ponencia de AgroBank o la posición de la FEV sobre las barreras para la internacionalización del vino español. Por último, ICEX presentó la tienda Food & Wines from Spain en Amazon, de la que ya dio cuenta SeVi; y BSCI (Business Social Compliance Iniciative) participó con una ponencia sobre los estándares de sostenibilidad y acceso a los grandes distribuidores.