Topic:

Aplicación de PEAV en el proceso de elaboración de vinos tintos

 Publicado el por Pilar Santamaría (colaborador), Isabel López-Alfaro (colaborador), Teresa Garde-Cerdán (colaborador), Lucía González-Arenzana (colaborador), Ana Rosa Gutiérrez (colaborador), Javier Portu (colaborador), Rosa López (colaborador)

Artículo con tablas en PDF adjunto.

La tecnología de pulsos eléctricos de alto voltaje (PEAV) es un nuevo sistema de procesado de alimentos que consiste en la aplicación intermitente de campos eléctricos de alta intensidad y corta duración (μs) a un material colocado entre dos electrodos localizados en una cámara de tratamiento.

Esta aplicación provoca la permeabilización de la membrana celular sin apenas aumentar la temperatura del medio (Raso y Heinz, 2006). Sus dos principales aplicaciones son la mejora de la extracción de compuestos de interés a través de las membranas celulares (Bouzrara y Vorobiev, 2003) y la inactivación microbiana a temperaturas que no afectan a las propiedades de los alimentos (Woulers et al., 2001).

En este contexto, el tratamiento con PEAV podría utilizarse en la industria enológica con dos fines: favorecer la transferencia de los compuestos fenólicos, aromáticos y nitrogenados que se encuentran en el hollejo de la uva e inactivar los microorganismos durante los procesos de elaboración y estabilización del vino.

El 18 de noviembre se presenta el Certificado Wineries for Climate Protection

 Publicado el por SeVi (colaborador)

Programa en pdf adjunto.

La Federación Española del Vino (FEV), junto con el Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente (Magrama) y la Oficina Española de Cambio Climático presentarán el próximo 18 de noviembre en Madrid (Lucernario del Magrama) el esquema de certificación Wineries for Climate Protection.

Se trata de una iniciativa única y pionera en el sector vitivinícola español que permitirá calcular de manera concreta y medible el compromiso de las bodegas con la sostenibilidad y la protección del clima en base a cuatro ámbitos de actuación concretos: reducción de gases de efecto invernadero, reducción de residuos, gestión del agua y energías renovables y eficiencia energética.

El acto arrancará a las 16.15 y será clausurado por la ministra de Agricultura, Isabel García Tejerina.

La certificación WfCP está orientada a la mejora continua y a la sostenibilidad de las bodegas en cuatro pilares: reducción de emisiones de gases de efecto invernadero, reducción de residuos, energías renovables y gestión del agua.

Cada 7 Días 28-10-15

 Publicado el por SeVi (colaborador)

Agrupada por regiones vitícolas, en esta sección se localiza la información que concierne al viñedo acontecida en la semana previa al cierre de nuestra edición. Desde la Región Gallega a la Andaluza, del Duero, Alto Ebro, Levante o Canarias, el lector localiza aquí el dato especializado de cualquiera de las doce regiones que aglutinan el viñedo español.

Cada 7 Días 21-10-15

 Publicado el por SeVi (colaborador)

Agrupada por regiones vitícolas, en esta sección se localiza la información que concierne al viñedo acontecida en la semana previa al cierre de nuestra edición. Desde la Región Gallega a la Andaluza, del Duero, Alto Ebro, Levante o Canarias, el lector localiza aquí el dato especializado de cualquiera de las doce regiones que aglutinan el viñedo español.

La OIV sitúa la producción mundial de vino en 275,7 Mhl (+2%)

 Publicado el por SeVi (colaborador)

Vendimia en la D.O.P. Cigales. Foto: Justino Díez. (photo: Justino Diez)

Vendimia en la D.O.P. Cigales. Foto: Justino Díez.

Tablas en pdf adjunto.

El pasado 28 de octubre, el director general de la Organización Internacional de la Viña y del Vino (OIV), Jean-Marie Aurand, hizo pública su previsión de producción mundial de vino para 2015, que alcanzaría, según estas estadísticas, un volumen de 275,7 millones de hectolitros de vino (sin contar con la producción de mostos y zumos de uva), lo que representaría un incremento de un 2% en comparación con el dato provisional de 2014, que la OIV sitúa en 270,23 Mhl. El dato de 2015 es el centro de la horquilla que maneja esta institución internacional y que se mueve entre una cifra de 270,75 millones de hectolitros y 280,7 millones de hectolitros. En todo caso, la OIV considera que, atendiendo al volumen pronosticado, 2015 se sitúa en un buen dato de producción.