Topic:

Un soplo de esperanza

 Publicado el por

Cuando todavía es fácil ver remolques cargados de uvas, especialmente en el tercio norte peninsular, y así seguirá siéndolo toda esta semana y al menos los primeros días de la siguiente; hablar de todo lo relacionado con las vendimias parece estar haciéndolo de cosas superadas totalmente y pertenecientes al pasado, casi lejano, de la campaña.
Y es que, si deprisa evolucionan los acontecimientos en este sector, en esta campaña las noticias se van quedando desfasadas antes de ver la luz.
Sabíamos que con las estimaciones de cosecha que barajábamos en España, pero también en Francia o Italia, los precios de las uvas no aguantarían mucho tiempo sin irse para arriba. También era fácil imaginar que si los precios de las uvas crecían, harían lo mismo los de los mostos y los vinos. Incluso podíamos llegar a suponer que las operaciones típicas del inicio de campaña destinadas a acaparar aquellas partidas de características especiales deberían hacer frente a altas pretensiones por parte de una propiedad que es consciente de su posición dominante en el mercado.

Algo histórico

 Publicado el por

No parece muy complicado entender, después de lo visto en estas últimas semanas, que el mercado de vino reaccione como lo está haciendo y los precios y las pretensiones de la propiedad estén creciendo como si no encontraran límite a sus aspiraciones.
Entrar en valoraciones sobre lo que nos está sucediendo no nos corresponde (sus operadores sabrán si esta situación es sostenible en el tiempo), pero nos preocupa si no tendrá consecuencias que nos lleven a arrepentirnos en los próximos meses.
Sabemos que el mercado está tirando de los precios y que muchas de nuestras bodegas comienzan a mostrar sus temores sobre la posibilidad de que en un futuro no tengan producto con el que abastecerse, de ahí los compromisos actualmente contraídos. También parece bastante claro que en este mercado, el de los precios más bajos y mayores volúmenes, existen pocas alternativas al nuestro y si no es así que nos expliquen el porqué del incremento exponencial de nuestras exportaciones en las últimas campañas y el precio tan bajo al que las hemos realizado.

Mercados 17-10-12

 Publicado el por SeVi (colaborador)

Información en documento PDF adjunto.

Mercados 26-10-12

 Publicado el por

Información en documento PDF adjunto.

Qatar Airways: una carta de vinos que acaricia el cielo

 Publicado el por José Luis Murcia (colaborador)

Los tópicos, como los mitos, nacieron para ser superados por la realidad cotidiana. Así, igual que en España se rompió aquella leyenda de que nunca se come bien en el restaurante de un hotel, al contrario de lo que tradicionalmente ocurre en Inglaterra, Qatar Airways ha hecho saltar por los aires, nunca mejor dicho, la costumbre de servir vinos de dudosa calidad en sus vuelos como hacen otras aerolíneas, y ha sido, con justicia, galardonada en varias ocasiones con el prestigioso premio Business Traveller Cellar in The Sky.
Y no podía ser de otra forma cuando se cuenta con un equipo de selección dirigido por el Máster of Wine James Cluer, uno de los cuatro canadienses con que cuenta la institución, que elige periódicamente una selección de vinos de todo el mundo entre miles de referencias donde cohabitan Burdeos, Borgoña y Champagne con el Nuevo Mundo, además de España, Italia y el universal Oporto.
En la lista que la línea aérea catarí maneja figuran ahora, en el apartado de tintos, vinos como el Viña Tondonia Reserva 2001, de Bodegas López de Heredia, en Haro (La Rioja) que Cluer denomina como “una de las bodegas más fascinantes del mundo” y elogia sus vinos tradicionales sinónimo del buen hacer.
Junto a él, un mítico Cru Classé bordelés, concretamente Château Monbousquet, Saint-Émilion, 2006, una bodega que inició una etapa auténticamente revolucionaria, a juicio de Cluer, cuando fue adquirida en 1993 por Gerard Perse. Bajo la batuta del enólogo volante Michel Rolland, la marca opta por un ensamblaje mayoritario de Merlot (60%), con un 30% de Cabernet Franc y un 10% de Cabernet Sauvignon.
Un vino del Nuevo Mundo, concretamente el Kangarilla Road, del Valle de McLaren, en el Sur de Australia, añada 2009, ofrece un Syrah de libro. Potente, pero aterciopelado a la vez, con esa elegancia que solo se consigue en las partes más altas de la zona de Barossa, donde se ubica el viñedo.
El apartado de blancos lo abre un Mersault, una de las áreas donde se elaboran los blancos con crianza más sutiles del mundo. Allí, en pleno corazón de la Borgoña, y más concretamente en su capital Beaune, nace Albert Bichot 2007, una bodega elegida entre las cien mejores por la prestigiosa publicación Wine and Spirits.
En pleno corazón de centroeuropa, se ubica el valle de Mosela, una de las tierras germanas más fecundas en grandes vinos blancos y donde se producen algunas de las botellas más caras del mundo. Una bodega centenaria, como Dr. Loosen, presenta su Erdener Treppchen Spätlese (vendimia tardía) de Riesling, un vino de la añada 2010 que cuenta con alrededor de 30 años por delante para envejecer.
Y cierra este capítulo un vino de las antípodas, más concretamente, el Graggy Range 2011, de la bodega Te Muna, en el valle de Martinborough (Nueva Zelanda), un Sauvignon Blanc de tronío, que nace de la asociación de Terry Peabody, un exitoso hombre de negocios, con el Máster of Wine Steve Smith. El viñedo se ubica en una de las zonas más frescas del país, en un área de laderas y con abundantes precipitaciones anuales.
La oferta de la aerolínea catarí se abre con un Lanson 1999, uno de los champagnes más finos y elegantes del mercado actual. Elaborado en la ciudad de Reims, la capital mundial de las burbujas, Lanson conjuga maduración, estructura, magnífica acidez y multitud de aromas cítricos, de manzana y frutos secos.
La carta se cierra con Kopke 1974, un Oporto producido por una de las bodegas más tradicionales y con mayor arraigo de la zona, ya que abrió sus puertas en 1638. Sus viñedos se ubican en unas de las terrazas más altas del área y ofrece un producto con ligeros matices dulces y aroma inconfundible de avellana tostada.
Esta carta de vinos se cambia periódicamente con vinos de todo el mundo que ofrecen características similares a los anteriormente descritos. Y es que a esa altura, con esos vinos, uno se encuentra más cerca de acariciar el cielo.