Topic:

La 4ª Mostra del Cava Valencià reúne a las mejores burbujas

 Publicado el por Luis Comino (colaborador)

Celebrada entre los días 30 de noviembre y 2 de diciembre en el corazón del histórico Barrio del Carmen de Valencia, la cuarta Mostra del Cava Valencià, organizada por Proava (Promoción Agroalimentaria de Calidad de la Comunidad Valenciana) con la colaboración de la Conselleria de Agricultura, Pesca, Alimentación y Agua, y el Ayuntamiento de Valencia, sigue consolidándose en el calendario como un punto de encuentro para todos los amantes del cava valenciano.
El evento fue inaugurado por la consellera Maritina Hernández, acompañada por Marta Valsangiacomo, directora general de Empresas Agroalimentarias y Desarrollo Rural; y el presidente de Proava y de la Asociación de Bodegueros y Licoristas de Valencia Els Bodeguers, Eduardo Mestres. La Mostra reunió, entre bodegas y cooperativas elaboradoras de cava de la C. Valenciana, a las siguientes firmas: Chozas Carrascal, Bodegas Vicente Gandia, Bodegas Arráez, Beso de Rechenna-Na Sol de Rechenna, Dominio de la Vega, Bodegas Murviedro, Bodegas Hispano Suizas, Bodegas Vegamar, Bodegas Babel Vinya Natura, Torre Oria, Bodegas Bocopa, que acudió con sus vinos espumosos Marina Espumante, Marina Espumante Brut y Marina Espumante Rosado; Unión Vinícola del Este y Castell dels Sorells. Estas dos últimas empresas presentaron novedades reseñables. Unión Vinícola del Este ofreció su Vega Medien Brut Ecológico, mientras que Castell dels Sorells presentó, bajo la denominación Art Pur, su nueva gama de cavas.
Otros cavas muy destacables fueron el Vicente Gandia Brut Rose, Dominio de Calles Brut Nature Rosado, de Bodegas Vegamar; el exclusivo Tantum Ergo Vintage, de Hispano Suizas; El Cava de Chozas Carrascal o Corolilla, de Bodegas Murviedro.
Respecto a los cavas premiados en la Cata de la Asociación Els Bodeguers en la categoría de cavas en esta ocasión el vencedor resultó ser Babel, elaborado por Bodegas Vinya Natura; seguido por Luna de Murviedro, de Bodegas Murviedro; y por Vega Medien Ecológico, obra de Unión Vinícola del Este.
Los numerosos asistentes que no quisieron perderse esta apasionante cita con los cavas valencianos pudieron maridar sus copas con exquisiteces típicas de la gastronomía de la C. Valenciana como son, entre otras, la paella, las peladillas o los turrones.
La cuarta Mostra de Cava Valencià cumplió nuevamente todas las expectativas en cuanto a número de visitantes se refiere, actuando como como plataforma de difusión de las últimas novedades del sector y también como recordatorio de los productos ya conocidos, invitando así a todo el mundo a consumir los cavas valencianos a lo largo de todo el año y muy especialmente de cara a las próximas navidades.
 

Los precios del vino incentivan el arrendamiento en Utiel-Requena

 Publicado el por Luis Ibáñez (colaborador)

Hasta hace poco más de un año pocas personas relacionadas con el mundo de la viticultura en la comarca Utiel-Requena imaginaban que llegaría un día en el que no habría suficiente oferta de viñas para trabajar en arrendamiento para cubrir la demanda que se podría generar. Con anterioridad, la situación era bastante distinta, pues las cotizaciones de las uvas y de los vinos no paraban de caer y además este hecho coincidía con el de la falta de relevo generacional debido a que los jóvenes se marchaban del medio rural en busca de actividades más rentables que la del cultivo de la vid.
Sobre esta cuestión cabe recordar que, entre el último plan de abandono definitivo del viñedo de la Unión Europea y las parcelas que se dejaron de cultivar por la falta de rentabilidad, en la zona se perdieron en torno a las 5.000 hectáreas de viña, en pocos años.

Acuerdo para comercializar los primeros cinco clones de Albariño certificados en el mundo

 Publicado el por SeVi (colaborador)

La Misión Biológica de Galicia (Pontevedra), el CSIC y el Consejo Regulador de la Denominación de Origen Rías Baixas firmaron el 27 de noviembre el acuerdo de comercialización de los cinco primeros clones de Albariño. Serán los cinco primeros clones certificados de esta variedad a nivel mundial. Dicha firma supone el broche de oro a un trabajo de investigación de 25 años de duración.
Albariño es una de las variedades de uva más cotizadas actualmente para la elaboración de vinos blancos a nivel mundial pero, hasta el momento no existían ejemplares certificados. A pesar del interés mostrado por diferentes países, los viticultores adscritos a la Denominación de Origen Rías Baixas serán los primeros en disfrutarlas. Estos productores contarán con un período de exclusividad de cinco años en la compra de dos de los mejores clones, así como de un descuento sobre el precio de venta.
La multiplicación y comercialización correrá a cargo de Viveros Provedo, quién tendrá también un período de venta en exclusividad. Pasado este tiempo, otros viveros podrán entrar en la comercialización.
En el acto estuvieron presentes el presidente del Consejo Regulador de la Denominación de Origen Rías Baixas Juan Gil de Araujo; el secretario, Ramón Huidobro; el coordinador institucional del CSIC en Galicia, Eduardo Pardo de Guevara y Valdés; el director de la Misión Biológica de Galicia, Pedro Revilla; el jefe territorial de la Consellería de Medio Rural e do Mar, Gerardo Zugasti y el Grupo de Viticultura de la MBG.
25 años ininterrumpidos
La investigadora responsable del trabajo, la doctora Mª del Carmen Martínez Rodríguez, ha contado con la colaboración, en las últimas fases de la investigación, del doctor José Luis Santiago Blanco y la doctora Susana Boso Alonso. Veinticinco años de trabajo ininterrumpido de los investigadores han permitido llevar a cabo una laboriosa selección de ejemplares (clones) de Albariño.  Las primeras etapas incluyeron una amplia y meticulosa prospección por toda la geografía gallega, lo que les permitió localizar y estudiar in situ, durante varios años, casi medio centenar de ejemplares de la variedad Albariño de más de 200 o 300 años. A continuación se realizaron varias caracterizaciones ampelográficas (botánicas)  y moleculares (ADN)  para garantizar su identidad varietal.
En el año 1993, réplicas de los 11 mejores ejemplares fueron plantados en la parcela de la Misión Biológica de Galicia. Con todos ellos en las mismas condiciones de suelo y clima, sometidos a idénticas condiciones de cultivo. Se repitió el estudio ampelográfico y se emprendió un estudio agronómico que demostró sus diferencias y características en cuanto a producción (kilos de uva por cepa, fertilidad, época de maduración, tamaño de racimo…), así como de calidad de la uva y del mosto (grado alcohólico probable, acidez…). De forma paralela se llevó a cabo otro estudio (tanto en campo como en laboratorio) sobre su sensibilidad a distintas enfermedades de la vid, lo que permitió comprobar que no todos eran igual de sensibles a enfermedades como el mildiu, oídio o botrytis.
Los primeros  18 años de la investigación (1987 y 2005) han supuesto para el CSIC un coste estimado de más de un millón de euros. Entre los años 2005 y 2008, los trabajos de investigación fueron parcialmente financiados por la Diputación Provincial de Pontevedra y por el Consejo Regulador de la Denominación de Origen Rías Baixas (159.472,36 €), a través de un convenio establecido entre estos dos organismos y el CSIC.
Un año antes de esta firma se habían iniciado los trámites de certificación de estas plantas, materializados a través de un convenio entre CSIC y Viveros Provedo, empresa autorizada a nivel nacional para la realización de dicho proceso. Entre 2007 y 2008 culminó el proceso de certificación de cinco de los once ejemplares (clones) iniciales de Albariño, cuya comercialización se inicia ahora.
Albariño es una de las variedades de uva más cotizadas actualmente para la elaboración de vinos blancos, a nivel mundial, pero hasta el momento no existían ejemplares “certificados”. Las numerosas publicaciones realizadas por los autores en distintas revistas científicas, sobre este trabajo y sobre el comportamiento concreto de estas plantas, han hecho llegar al CSIC ofertas para adquirirlas desde EE.UU., Australia, Nueva Zelanda o Francia, país que recientemente ha autorizado el cultivo del Albariño en su territorio vitícola.
 

La D.O. Rías Baixas distingue a sus mejores vinos con potencial de guarda en su cata de añadas

 Publicado el por SeVi (colaborador)

El C.R.D.O. Rías Baixas celebró recientemente la cuarta edición de la Cata de las Añadas de Rías Baixas, en la que participaron 91 muestras pertenecientes a 49 bodegas adscritas a esta D.O., 12 muestras más que la pasada edición. Una cata celebrada en Salvaterra y en la que se concedieron un total de 66 distinciones (5 colleitas de oro, 25 de plata y 36 de bronce).
El presidente del C.R.D.O. Rías Baixas, Juan Gil de Araujo, aseguró que “un gran vino no puede ser efímero”, por lo que instó al sector a “empezar a guardar añadas y hacer catas verticales para aquellos que visiten las bodegas”. Así, Juan Gil de Araujo pidió un esfuerzo al sector para que “puedan coexistir añadas diferentes en las cartas de los restaurantes”.
Un punto en el que coincidió Andrés Proensa, miembro del panel de cata, quien aseguró que sería imporante que las bodegas hicieran el esfuerzo para que coexistan varias añadas en el mercado “para que todos puedan apreciar el potencial de los vinos de Rías Baixas con el paso del tiempo”. Por su parte, Fernando Gurruchagui, miembro del panel de cata y presidente de la Unión Española de Catadores, destacó que “una vez más se comprueba que la variedad Albariño es de gran recorrido y que son vinos de una gran calidad”.
Premiados
En esta Cata de las Añadas de Rías Baixas (que se celebra cada dos años) se concedieron un total de 66 distinciones. En la máxima categoría cuatro bodegas se repartieron los cinco galardones Colleita de Oro. Así, en esta parte más excelsa del palmarés figuran:
Albariño Bouza do Rei 2005, de Bouza do Rei
Añada de Baladiña 2004, de Lagar de Besada
Lagar de Cervera 2008, de Lagar de Fornelos
Lagar de Cervera 2009, de Lagar de Fornelos
Martín Códax 2009, de Bodegas Martin Códax
La Cata de las Añadas de Rías Baixas es una iniciativa promovida por el Consejo Regulador y está encaminada a demostrar las posibilidades de guarda de los vinos elaborados bajo el amparo de la D.O Rías Baixas. Esta actividad, de carácter bianual, se ha orientado a vinos blancos de añadas anteriores a 2011, en cualquiera de los tipos amparados por el Reglamento de este Consejo Regulador (con un máximo de tres muestras por bodega, cada una de ellas de añadas diferentes).
Las añadas con mayor presencia fueron: 2010 (31 muestras y calificada como muy buena), 2009 (26 muestras y calificada como muy buena), 2008 (13 muestra y calificada como buena); y 2007 (11 muestras y calificada como excelente). Una bodega se atrevió con una muestra perteneciente a la añada de 1997, calificada como muy buena; y también hubo algunas representaciones de las añadas 2004 y 2005, calificadas como excelentes.
Palmarés completo en pdf adjunto.
 

La Rioja, CSIC y UR acuerdan la financiación del equipamiento de la nueva sede del ICVV por 3,3 M€

 Publicado el por SeVi (colaborador)

El consejero de Agricultura del Gobierno de La Rioja, Íñigo Nagore; el rector de la Universidad de La Rioja (UR), José Arnáez; y el presidente del Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC), Emilio Lora-Tamayo D’Ocón, han firmado en presencia del presidente del Gobierno de La Rioja, Pedro Sanz, la adenda al convenio de colaboración entre las tres instituciones para la creación y desarrollo del Instituto de Ciencias de la Vid y del Vino (ICVV), en virtud del cual se financiará el equipamiento de su futura sede en La Grajera por un importe de 3,3 millones de euros.
El ICVV es un instituto de investigación creado en 2008 por el CSIC, el Gobierno de La Rioja y la Universidad de La Rioja. Su sede provisional está en el Complejo Científico-Tecnológico de la UR mientras finalizan las obras de la sede definitiva. La firma de esta adenda al convenio concreta la dotación necesaria para amueblar y equipar estos laboratorios y servicios de apoyo a la investigación de estas instalaciones, que se ubican en La Grajera, junto a la bodega institucional del Gobierno de La Rioja.
La previsión es que las obras del edificio de laboratorios y bodega experimental estén concluidas en la primavera de 2013 y que, tras dotarlo, pueda estar en pleno funcionamiento después de la próxima vendimia. En este sentido, la adenda prevé una dotación de 3,3 millones de euros, de los cuales la mitad serán aportados por la Comunidad Autónoma de La Rioja y el resto procederá de los Fondos Feder a través del Ministerio de Economía y Competitividad.
Instalaciones
La sede del Instituto de Ciencias de la Vid y del Vino (ICVV), en la finca de La Grajera, está formada por varios edificios: la Bodega Institucional y el Edificio Administrativo, construidos previamente por el Gobierno de La Rioja, y el Edificio Científico, de cuya construcción es responsable el CSIC.
Este Edificio Científico, compuesto a su vez de Edificio de Laboratorios y de Bodega Experimental, fue proyectado por el arquitecto Ignacio Quemada con el objetivo de cumplir con las necesidades propias de un instituto de investigación de la vid y del vino, de integrarlo en su entorno y de garantizar su relación funcional con la Bodega Institucional y con el Edificio Administrativo.
El Edificio Científico, cuya superficie construida es de 6.000 metros cuadrados aproximadamente, se desarrolla en dos partes: el Edificio de Laboratorios (de unos 4.800 metros cuadrados) y la Bodega Experimental (de algo más de 1.000 metros cuadrados).
El Edificio de Laboratorios tiene tres plantas: baja, primera y segunda. La Bodega Experimental, dos: baja y primera. La adaptación del conjunto a la topografía del terreno conlleva que la planta baja del Edificio de Laboratorios quede al nivel de la planta primera de la Bodega Experimental.
El Edificio Científico consta de dos grandes secciones con cuatro laboratorios de investigación en cada una de ellas.
En el área de Viticultura, los laboratorios están dedicados a 1) Análisis genómico; 2) Biología de la producción e interacción con el medio ambiente físico; 3) Biología de las interacciones de la vid con el medio biológico; y 4) Tecnología de la producción vitícola.
En el área de Enología, a 1) Microbiología y biotecnología enológica; 2) Química y análisis enológico; 3) Tecnología e ingeniería enológica; y 4) Vino y salud.
Junto a la sección de Enología se encuentra la bodega experimental y su planta baja se dedica a laboratorios de apoyo a la investigación: laboratorio de bodega, microscopía, cultivos microbiológicos, cultivos vegetales y análisis instrumental.
Por su parte, la planta semisótano de la sección de Viticultura incluirá cámaras de cultivo de plantas para obtener distintas condiciones ambientales y analizar el efecto de tratamientos climáticos y biológicos (patógenos y plagas de la vid).
El presupuesto de las obras del conjunto formado por la bodega institucional, el edificio institucional, el edificio administrativo y el edificio científico se aproxima a los 23 millones de euros, de los cuales 16 han sido aportados por el Gobierno regional, mientras que el CSIC ha aportado los 7 millones restantes, destinados a la construcción del edificio científico.
ICVV
El Instituto de Ciencias de la Vid y el Vino (ICVV) está concebido como un centro de referencia en la investigación, con dos pilares fundamentales: la existencia de una actividad investigadora de relevancia internacional; y el impulso de la transferencia de los resultados y la tecnología a la sociedad y al sector productivo. Es el único centro de estas características dedicado a la investigación de la vid y del vino en España, y cuenta con algunos ejemplos similares en Europa.
Dirigido por José Miguel Martínez Zapater, profesor de investigación del CSIC, en la actualidad el Instituto cuenta con un personal aproximado que supera los 100 profesionales y que incluye a investigadores (permanentes, contratados, visitantes y en formación), personal técnico y de apoyo a la investigación y personal administrativo.
La actividad científica del ICVV se organiza en dos grandes Departamentos: Viticultura y Enología. Cada una de ellas incluye desde la investigación básica hasta los procesos de desarrollo tecnológico e innovación. En su conjunto se pretende contar con cuatro grandes líneas de actividad por Departamento:

Departamento de Viticultura:
- Genética y genómica. Material vegetal y recursos genéticos. Diversidad genética de la vid y especies relacionadas. Mejora genética varietal y clonal.
- Biología de la producción e interacción con el medio ambiente físico. Ecofisiología. Biología de la reproducción y maduración del fruto. Calidad de la uva.
- Biología de las interacciones de la vid con el medio biológico. Patógenos, plagas y simbiontes. Protección del cultivo.
- Tecnología de la producción vitícola. Técnicas de cultivo. Relación viticultura medio ambiente. Sistemas de producción. Viticultura de precisión.

Departamento de Enología:
- Microbiología y biotecnología enológica. Genómica, diversidad genética, selección y mejora de microorganismos. Biología y control de procesos fermentativos. Detección y prevención de alteraciones microbiológicas. Biotecnología de enzimas.
- Química y análisis enológico. Evolución química de los componentes de la uva y del vino. Desarrollo de metodologías analíticas. Análisis sensorial-bases moleculares.
- Tecnología e ingeniería enológica. Nuevas tecnologías de elaboración, crianza y estabilización de vinos. Sensores y control de procesos. Gestión y valorización de subproductos vitivinícolas.
- Vino y salud. Componentes saludables del vino. Seguridad alimentaria.

Memoria del edificio científico en pdf adjunto.