Topic:

El Ministerio avanza una cosecha de aceite de oliva de 824.235 toneladas

 Publicado el por

 (photo: Vicent)

Avance completo en pdf adjunto.

El Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente (Magrama), en su último avance de producción sitúa el volumen de aceite de oliva previsto para la campaña 2014/2015 en 824.235 toneladas, un 53,5% inferior a la campaña pasada, que fue excepcional.

Para Andalucía, principal región elaboradora, el Ministerio vaticina una producción de 645.379 toneladas, un 56,1% menos que en 2013/14.

Balance de campaña del aceite de oliva a 30 de noviembre de 2014

 Publicado el por SeVi (colaborador)

Tablas en pdf adjunto.

La producción de aceite de oliva en los dos primeros de la campaña 2014/2015 (octubre y noviembre) ascendió a 179.700 toneladas, según el balance de campaña que publica la Agencia de Información y Control Alimentarios (AICA). La aceituna molturada ha ascendido a 1.033.679 toneladas, con un rendimiento medio de 17,37%, 0,45 puntos por encima del de la campaña pasada en las mismas fechas. El ritmo de producción, que evidenció un importante adelanto en octubre, sigue alto y temprano para una cosecha que se prevé corta (824.240 toneladas según el último avance de producción del Ministerio disponible).

Cada 7 dias 08-01-14

 Publicado el por SeVi (colaborador)

Información en documento PDF adjunto.

Cada 7 dias 31-12-14

 Publicado el por SeVi (colaborador)

Información en documento PDF adjunto.

¿Pueden nuestros vinos ser competitivos en todos los segmentos?

 Publicado el por Rafael del Rey (OEMV) (colaborador)

Competir en precio o por diferenciación ¿Dónde está mi mercado?
 (photo: )

Competir en precio o por diferenciación ¿Dónde está mi mercado?

En distintas zonas de España y en distintos países productores de vino en el mundo, existe una misma preocupación: la fuerte presión reciente por ser muy competitivos en precio o, en su defecto, encontrar los mercados idóneos para unos vinos de costes superiores y las vías para triunfar en tales mercados.

Frente a este dilema (competir en precio o diferenciarse para jugar en otra liga) tres cuestiones, entre otras, resultan claves:

- El tamaño de cada uno de tales segmentos y su posible evolución futura, para saber hasta qué punto cabemos todos en el deseado segmento superior

- Los costes de producción y distribución de nuestros vinos

- La localización de nuestros mercados idóneos

Todos, o casi todos, los productores y bodegas querríamos estar en los segmentos superiores del mercado, con buenos márgenes de beneficio que poder reinvertir y disfrutar. Sin embargo, la crisis económica y su tendencia a limitar el consumo, particularmente reflejada en el creciente poder y competencia en el mundo de la distribución ejercen desde hace unos años fuerte presión sobre los precios y los márgenes. Una presión que lleva a preocuparse más que nunca por los costes, la eficiencia con la que producimos y si podemos o no ser competitivos en segmentos económicos del mercado. La preocupación se acrecienta cuando comprobamos que este segmento de entrada de gama tiene un tamaño muy superior a los segmentos premium.