Topic:

TDI, a la vanguardia en analizadores y reactivos enológicos

 Publicado el por SeVi (colaborador)

Analizador Bacchus 3 MultiSpec. (photo: )

Analizador Bacchus 3 MultiSpec.

Desde sus inicios, en 1986, Tecnología Difusión Ibérica S.L. ha sido pionera en la analítica enológica dentro del mercado español. Cumpliendo con su filosofía, se centran en adecuar el analizador a las necesidades de cada uno de los usuarios, ofreciendo un servicio y un asesoramiento adaptado a cada cliente, un valor añadido con el que no se puede competir.

TDI ofrece una amplia gama de productos, desde el analizador más sofisticado al volador más sencillo. Además, son los únicos con la capacidad para ofrecer, a la vez, analizadores químicos y analizadores por IRTF. Son los creadores de la técnica de los analizadores químicos y, por ello, son quiénes mejor la conocen y dominan, con lo que aportan un valor añadido en cuando a servicio y asesoramiento.

Tecnología Difusión Ibérica, S.L. trabaja de forma directa con sus distribuidores europeos, lo que genera un intercambio de experiencias técnicas y comerciales de formar equilibrada. Han ido, y van, a la cabeza

del mercado gracias a una estrecha colaboración con desarrolladores y fabricantes, hecho que les permitió introducir los analizadores químicos secuenciales (enzimáticos y colorimétricos) en 1994 y los analizadores de infrarrojo medio (IRTF) en 2002.

Desde 2013, la producción de los reactivos se realiza al 100% desde sus instalaciones de Gavà (Barcelona), lo que aporta a TDI el control absoluto de los puntos más importantes del proceso. A día de hoy, y de forma paralela a su internacionalización, continúan investigando, innovando y desarrollando para poder estar siempre a la vanguardia y poder ofrecer la mayor calidad y eficacia a sus clientes, tal y como se merecen.

Para contactar con TDI:

Av. Diagonal, 21. 08850 Gavà (Barcelona), España.

Teléfono: 936 382 056  ·  Fax: 936 382 195

e-mail: info@t-d-i.es   

web: www.tdianalizadores.com

Gon-cruz: innovación y calidad en productos enológicos

 Publicado el por SeVi (colaborador)

 (photo: )

Dialogamos con Rodrigo Bermejo, gerente de Gon-cruz SL. Empecemos por el principio, ¿qué es Gon-cruz?
Gon-cruz es una empresa familiar con 50 años de experiencia en la enología que se ha ido adaptando al proceso de modernización de esta industria a lo igual que sus clientes. Gon-cruz ha venido ofreciendo las mejores y más novedosas herramientas que existen en el mercado. Ya en los años 70 con la comercialización de productos que se utilizaban en los principales productores europeos y hoy en día con la introducción de herramientas del s. XXI como una renovada página web, próximamente con tienda online.

¿Qué soluciones enológicas ofrecen hoy en día?
Ofrecemos una innovación constante a nuestros clientes. Contamos con un control de la calidad de los productos así como una red colaboradora de pruebas enológicas para testar la eficacia de las últimas innovaciones. El año pasado presentamos una mezcla de levaduras, nuestra gama de levaduras BLENDUSVIN, única en el mercado, capaz de hacer frente a los rigores del cambio climático y de sus veranos calurosos, con fermentaciones completas, controladas y sin perder capacidad aromática. También avanzamos en la creación de productos que se adaptan a las nuevas necesidades de nuestros clientes, utilizando menos mano de obra, menos tiempo de preparación y facilidad de uso. Un exponente de estos productos es NEOSTABIL, un clarificador y estabilizador de color que a la vez redondea las asperezas de los vinos tintos.

Fusión Vínica, innovación y diferenciación para tus vinos

 Publicado el por SeVi (colaborador)

 (photo: )

Fusión Vínica nace en 2009 de la mano de Laura García y José María de la Fuente, con el objetivo de ser una empresa del sector enológico que se distinga por la calidad de sus servicios y artículos, ofreciendo productos que destacan por su innovación, efectividad y simplicidad. Su presencia cada día es más significativa en zonas como La Rioja, País Vasco y Navarra, Aragón, Castilla y León, y Madrid. Aglutina empresas líderes en sus sectores, ofreciendo una amplia selección de productos.

Incluye productos de la firma Ensis Sciences, productor de biotecnología de alta gama, con soluciones personalizadas (aislamiento, selección y caracterización genética de microorganismos de interés tecnológico). Comercializa la gama completa de levaduras Maurivin segundo fabricante a nivel mundial. Complementa su catálogo con productos de DAL CIN, incorporando innovaciones exclusivas desde la fermentación a la estabilización o clarificación de mostos y vinos; con líneas como Mini Tubes (formatos de especial producción) donde se prima la facilidad de uso, buena disgregación del producto, economía y rendimiento.

Conscientes de los retos que afronta el sector, Fusión Vínica contribuye al desarrollo de nuevas técnicas que ayuden a sus a clientes, trabajando en la comercialización de productos (biotecnología y coadyuvantes) y técnicas encaminadas a la reducción de los niveles del sulfuroso en vinos, a la producción de vinos Bio, y con experiencia en la aplicación de la plata (cloruro de plata) en el perfil aromático de los vinos (Laboratorios Enosán) .

También representa a empresas de reconocida calidad como Manuel Serra, S.A., corcho natural; la vidriera VOA, como agentes en la zona de Exclusivas Castells; bandejas termoconformadas D+Sutur, así como barricas francesas, una gama completa de alternativas de madera, equipos de flotación y otros equipos (equipos de frío, accesorios diversos). Los depósitos para maduración “Apollo” (Flextan USA), de micro-oxigenación, completan su gama.

 

Más información en:

www.fusionvinica.com · comercial@fusionvinica.com

Fusión Vínica, S.L. Linares Rivas, 56. Bajo. 

26200 Haro-La Rioja.

Tlf: (+34) 941 310 178 · Fax: (+34) 941 310 178

Flexcube, la nueva tonelería

 Publicado el por SeVi (colaborador)

 (photo: )

Quilinox, S.L. es líder en el mercado del acero inoxidable, y está capacitada para garantizar el mejor servicio y asesoramiento en la industria alimentaria, siendo referente especialmente en el mundo enológico. Todos sus productos (bombas, válvulas, caudalímetros, agitadores, accesorios e instrumentación) se utilizan para regular, controlar, medir, dispensar y mucho más. Desde sus instalaciones situadas en el Parque Tecnológico de Valencia, perseveran en su afán de mantenerse siempre a la vanguardia, y siguiendo su carácter innovador, actualizan constantemente su catálogo, como su última incorporación exclusiva, el Flexcube, la nueva generación de tonelería, sin descuidar las exclusivas internacionales.

El depósito está hecho permeable al oxígeno, de calidad alimentaria y 100% libre de contaminación. Cuando oxígeno y roble se combinan en la forma de Flexcube y AutentiQ, se reproducen a la perfección las condiciones de las barricas de roble para la crianza de vino. Por esta razón se llama la nueva tonelería.

Diseñada con una estructura robusta, los depósitos se pueden apilar hasta un máximo de 4.000 litros.

Más información en www.quilinox.com, y en el teléfono 902 304 316

Aplicaciones enológicas y vitivinícolas del método Cromoenos

 Publicado el por BIOENOS SL (colaborador)

 (photo: )

Artículo completo en pdf adjunto.

BIOENOS, S.L, implantó por vez primera en el año 2000 el método de análisis del Color Probable de las uvas en el laboratorio de recepción de una bodega y, desde entonces, ha ido investigando para ofrecer una información más precisa de la calidad de sus taninos, y del perfil aromático del futuro vino, para que el enólogo pueda diseñar la vinificación con precisión.

El método Cromoenos es rápido, 7 minutos en lugar de 4 horas, y predice el color probable del vino a partir de la uva con ayuda de nuestro procedimiento de extracción de la materia colorante, y del software personalizado para cada variedad, igualmente desarrollado y patentado por nosotros.

También proporciona a la vez, el grado de madurez de los taninos, mediante el índice de madurez fenólica (IMF), el cual nos indica: el grado de madurez de los taninos (si son verdes y astringentes, o son suaves), la proximidad del valor máximo de color probable y nos orienta de forma precisa sobre la extractabilidad de los antocianos.

Este parámetro IMF es muy importante para fijar el momento de la vendimia.

Además del color estable (después de la estabilización por frío), nosotros podemos predecir el color después de la fermentación alcohólica y maloláctica, y el IPT del vino. Y se obtiene directamente el contenido en antocianos potenciales (ApH1) y Antocianos Extraíbles a pH 3,20 de las uvas (Método Dr. Glories).

Se realiza con el material habitual de laboratorio, con la excepción del Termo extractor Cromoenos, que es un equipo específico, una micro centrífuga de 14.500 rpm, y los reactivos Cromoenos.

El siguiente diagrama y el ejemplo explican claramente estos dos conceptos:

1º.- Color Probable de las uvas (CP)

De igual forma que el grado probable le informa del grado alcohólico del vino que obtendrá con sus uvas, el color probable le predice la Intensidad Colorante estable del vino obtenido con las uvas analizadas. Es decir se conocen con antelación las pérdidas de color que se suceden en la vinificación y estabilización por frío.

 

2º.- Índice de madurez fenólica (IMF)

Su valor nos aporta mucha información, conociendo el valor de IMF sabemos si estamos cerca (IMF < 1,6) o lejos (IMF >2) de alcanzar el valor máximo de Color Probable, lo cual nos permite planificar los controles de maduración, y prever de forma más precisa la fecha de vendimia. Es decir si una uva tiene 12 puntos de CP y un IMF de 1,7, podemos dejarla en la cepa, porque puede seguir aumentando el color hasta alcanzar un IMF de 1,5. El valor del IMF es determinante para empezar la vendimia.

 

Por otro lado se ha observado que conforme el IMF disminuye los taninos son menos verdes y astringentes y más dulces y grasos. A partir de valores de 1,60 los tonos verdes desaparecen.

Por lo tanto el IMF nos da una valoración de la calidad de los taninos. En el ejemplo anterior si se vendimia con un IMF de 1,7, perdemos color, y calidad porque el vino resultante estará más verde y astringente.

Perfil aromático

Con la variedad Tempranillo se veía que con IMF por debajo de 1,70 y por encima de 1,50, con maceraciones frías obteníamos vinos suaves y con mucha fruta, Y con IMF de 1,50 obteníamos vinos para guarda, pero con fruta más madura. Analizando los compuestos aromáticos y con catas con paneles entrenados hemos comprobado que con IMF inferiores a 1,70 perdemos el olor verde herbáceo, y estamos cercanos al alcanzar los puntos máximos de cata de fruta fresca, que se correlaciona con: contenidos intermedios de 4-metil-4-mercapto-2-pentanona (4MMP), 3-mercaptohexanol, y con un contenido máximo en acetato de 3-mercaptohexilo, además de coincidir con el punto en el que se alcanza el máximo contenido en esteres mayoritarios. Sin embargo con IMF próximos a 1,5, aumentan los contenidos en precursores aromáticos, las lactonas, los esteres ramificados (frutas rojas), y los esteres varietales. El IMF permite modular el tipo de fruta a obtener: fresca, sazonada, o muy madura.

Una herramienta eficaz para valorar  la calidad de la uva, y visualizar su vinificación con precisión

Con los datos de CP, IMF, e IPT probables obtenidos con el análisis, nos permiten diseñar con antelación el tipo de vinificación. Como normal general un IMF > 1,7, nos orienta a vinificar evitando la extracción de taninos verdes astringentes (maceración fría, o maceración a 78ºC, o maceración corta), y tener previsto un programa de microxigenación, que combine los taninos verdes a los antocianos. Con IMF < 1,5 podemos ir a maceraciones largas, para extraer los taninos de calidad.

Resumen de aplicaciones enológicas

1º.- Se puede controlar el momento de vendimia óptimo con la máxima Intensidad de Color Potencial estable, el menor índice de verdor de los taninos, y el perfil de fruta a obtener.

2º.- Se puede pagar las uvas en función de los puntos de color, y de la calidad de sus taninos valorando el Índice de Madurez Fenólica IMF. Puede haber uvas con mucho color (Cabernet, Syrah), pero con IMF alto, que darán un vino astringente,

3º.- Con los datos de IMF, CP e IPT P, medidos en la maduración, podemos visualizar la estructura tánica del vino, y diseñar la vinificación, que o bien, corrija los defectos que presente la uva, o que extraiga con arte todo el tanino de calidad que aporta la uva.

Resumen de aplicaciones en viticultura

1º.- Durante la maduración de la uva, son frecuentes los golpes de calor, que dependiendo de la sensibilidad de la variedad de la uva, llegan a provocar situación de estrés, difíciles de recuperar. Cuando el Índice de Madurez Fenólica se mantiene estable o aumenta, conecta la alarma para poder intervenir, y evitar el bloqueo de la maduración de la uva antes de que aparezcan síntomas perceptibles a la vista por el técnico de campo. Por ello cuando se dispone de riego hay que iniciar ciclos de irrigación, y en muchas ocasiones el estrés se vuelve reversible.

2º.- Hemos podido medir como la estructura del suelo, regula con precisión el aporte de agua necesario en la maduración, y hemos comprobado como ejerce un efecto de esponja sobre la humedad ambiental, permitiendo una correcta maduración. Incluso hemos visto como la humedad acumulada es capaz de hacer resistir situaciones de estrés provocadas por las altas temperaturas. Esto explica porque hay pagos excelentes que han dado fama a sus vinos desde hace siglos.

Podemos hacer un historial de la evolución de la maduración en cada viñedo, donde registramos los valores numéricos del Índice de madurez, que son objetivos y comparables campaña a campaña. Y en vista de la previsión meteorológica, y conociendo la influencia de cada suelo en la capacidad de administrar el agua (por los estudio históricos previos), podremos adelantarnos, con la irrigación o la eliminación parcial de carga, para evitar situaciones de bloqueo de maduración, que conducen a vinos desequilibrados, con taninos verdes, que posteriormente se oxidan y dan tonos amargos de café.

3º.- En los últimos años hemos participado en proyectos de Viticultura de Precisión, lo que nos ha permitido, poder relacionar parámetros de humedad ambiental, y tensión hídrica con la evolución del Índice de Madurez Fenólica. Y hemos observado como la acumulación de días a temperaturas superiores a 34ºC, junto con humedades relativas inferiores al 40% son las líneas rojas provocadoras de situaciones de estrés casi irreversible.

4º.- Hemos comprobado como las uvas de Burdeos y las uvas de Chile, con la humedad ambiental presente durante la maduración, y las diferencias de temperatura entre el día y la noche, consiguen que los Índices de Madurez disminuyan por debajo de 1,50, y consigan esos vinos con cuerpo, suaves, persistentes, con una explosión de aromas complejos, donde apreciamos los tonos refrescantes y cítricos, que encontramos después de unos meses de crianza, y que nos indican que la uva dispone de mecanismos bioquímicos de hidrólisis de parte de sus precursores, que revelan aromas y notas que pasaban desapercibidos, y que permiten vislumbrar la calidad potencial de otras muchas variedades autóctonas que esperan a que las descubran.

5º.- Midiendo los Índices de Madurez Fenólica, a lo largo de la maduración, durante tres años, podemos construir las gráficas de maduración, y determinar qué pagos tienen una estructura característica del suelo, y un microclima, que favorecen conseguir la maduración óptima con Índices Inferiores a 1,50.

Con lo cual podemos hacer una clasificación de los pagos, atendiendo a su capacidad para aportar resistencia a la planta frente al estrés hídrico, condición indispensable para una correcta maduración, básica para obtener un gran vino. Luego vendría la fase de microvinificar y evaluar los matices que la composición biológica del suelo aportaría como carácter diferenciador.

Más información en www.bioenos.com