Topic:

Una vendimia 2017 que augura excelentes vinos en la C. Valenciana

 Publicado el por Colegio Oficial de Ingenieros Agrónomos de Levante (COIAL) (colaborador)

Tareas de vendimia en Bodegas Pasiego. (photo: )

Tareas de vendimia en Bodegas Pasiego.

Los ingenieros agrónomos valencianos hacen un excelente balance de la vendimia de 2017 en un año, otro más, con un verano muy seco. Las estimaciones del Colegio de Ingenieros Agrónomos son que más de un centenar de sus colegiados trabajan de manera más o menos directa en el sector vitivinícola valenciano, y lo hacen en toda la cadena de valor: desde el proyecto y ejecución de las bodegas hasta la investigación, pasando por la dirección de la producción y enológica, marketing, finanzas o gerencia. Aunque apuntan un fenómeno que hasta ahora no era tan frecuente, que es el de emprender y convertirse en bodegueros.

Para el decano del COIAL, Baldomero Segura, “este sector está avanzando a pasos agigantados, ha evolucionado muchísimo y ha tenido una capacidad de adaptarse a los cambios que le ha impuesto el mercado que resulta ejemplar”, aunque no deja de apuntar un problema que tiende a cronificarse como lo es el déficit hídrico: “En el escenario en el que nos encontramos, es más que previsible una mayor dedicación de ingenieros agrónomos para gestionar eficientemente los pocos recursos hídricos con los que contamos”. Por otra parte señala que “la diversidad de modelos que cohabitan en nuestro territorio, desde grandes cooperativas hasta las denominadas microbodegas, está abriendo nuevos nichos de mercado para nuestros ingenieros que va más allá de los proyectos, la dirección de producción o la gestión”.

En este caso, para tomar el pulso a la vendimia recientemente finalizada, el COIAL ha recabado la opinión de este singular colectivo, el de ingenieros agrónomos bodegueros, que en buena medida conocen y controlan todas y cada una de las áreas de la empresa vitivinícola.

Vendimia escasa, pero de gran calidad

En algunas zonas la vendimia comenzaba en agosto, con semanas de adelanto a lo que es habitual. Es el caso de la zona conocida como “Terres dels Alforins”. Pablo Calatayud, de Celler del Roure, celebra las abundantes precipitaciones. "En diciembre llueve mucho, en enero tenemos lluvia y nieve, el día 20 cae una gran nevada de medio metro y en marzo vuelve a llover”. En total, recogen más de 800 litros de vendimia a vendimia. “¡Una maravilla!”, exclama Calatayud. “Con toda esta lluvia y unas temperaturas algo más altas de lo normal, especialmente en mayo y junio, el ciclo se adelanta y tenemos mucho vigor y muchas hojas para madurar no demasiados racimos. A pesar de la lluvia, la producción este año es baja debido a la sequía del año anterior."

Otro ingeniero agrónomo que también elabora en la zona, Juan Llobell, de la bodega Fil·loxera&Cia, explica que la climatología del verano ha sido casi extrema. “Otro verano seco ha hecho que el desarrollo de estos racimos haya sido muy poco, disminuyendo aún más los kilos y acelerando la maduración debido a un mes de julio más típico del trópico que de un clima mediterráneo, puesto que hemos tenido muchos días con temperaturas y humedades relativas muy elevadas”. Esto ha provocado una maduración mucho más rápida, entre doce y quince días de anticipación. “A partir del envero ha sido una carrera de velocidad, las uvas han alcanzado muy pronto concentraciones de azúcar altas que recomendaban vendimiar para no tener unos vinos excesivamente alcohólicos, pero la maduración de las pieles y semillas no ha sido la habitual. La gestión en bodega se ha alterado para acomodarse a las condiciones de la uva, variando las maceraciones y los tiempos de encubado”, explica Llobell.

Ambos ingenieros se felicitan por el resultado final de la cosecha y destacan que la habilidad para “leer” la uva que les ha entrado, que como es normal, condiciona la elaboración, haga que podamos disfrutar de unos muy buenos vinos.

Utiel-Requena: vendimia adelantada, pero no tanto

El panorama ha sido ligeramente diferente en Utiel-Requena. El verano tan seco ha obligado a adelantar la vendimia, pero no tanto como al sur de la provincia de Valencia. Así lo atestigua otro ingeniero agrónomo, José Luis Salón, propietario de una pequeña bodega, Pasiego. “En la zona alta de Utiel Requena, formada principalmente por varias aldeas de Utiel y los municipios de Camporrobles y Sinarcas, la vendimia no se ha adelantado tanto como en otras zonas, debido principalmente a las heladas padecidas tras la brotación en primavera. En Requena terminó pronto la vendimia de las variedades blancas tanto para vinos base cava como para vinos blancos. Y a mediados de septiembre comenzó la vendimia de variedades tintas como la Tempranillo, la Garnacha y la Bobal”. En cuanto a la calidad de la uva, la satisfacción es total, al igual que en la zona de La Costera: “El estado sanitario de la uva es el idóneo, a pesar de que ha habido algunos brotes tardíos de mildiu, que solo han afectado parcialmente al follaje en algunas parcelas”. Las heladas y el pedrisco caído en mayo han hecho caer el volumen de la cosecha un 50% con respecto al año pasado. “La cosecha va a ser corta pero de una gran calidad”, resume Salón.

Nuevos modelos de empresa

El último testimonio es el de Pablo Cortés, de WineryOn, que elabora en la vecina Yecla, aunque su actividad profesional le hace recorrer y conocer todas nuestras zonas vitivinícolas. Coincide con la valoración del resto de compañeros: “Vendimia corta con pocos kilos debido a la severa sequía, pero la calidad de la uva es excelente, así que se trata de una muy buena cosecha que va a dar unos grandes vinos en el futuro”. Para el decano de los ingenieros agrónomos, “la tecnología ha evolucionado mucho en muy poco tiempo, lo que abarata la inversión que supone poner en marcha una bodega, pero también las bodegas y agricultores se han abierto a nuevos modelos de empresa, como puede ser el de Cortés, en la cual su activo es el conocimiento y la inteligencia comercial, que explota, a modo de economía colaborativa, con otras empresas cuyos activos pueden ser la tierra, las viñas o la propia bodega”. Segura concluye destacando que estamos “ante un sector del que nos tenemos que sentir orgullosos”.

La D.O.P. Valencia se une a la celebración de Valencia como Capital Mundial de la Alimentación con su evento Vins al Mercat

 Publicado el por SeVi (colaborador)

 (photo: )

La D.O.P. Valencia se une a la celebración de Valencia como Capital Mundial de la Alimentación 2017 con una singular degustación de sus vinos, que tendrá lugar el próximo jueves, 19 de octubre, en el emblemático Mercado Central.

Bodegas El Villar, La Baronía de Turís, Bodegas Enguera, La Casa de las Vides, Clos Cor Ví , Polo Monleón y Anecoop Bodegas con los vinos de La Viña y Bodegas Reymos, son las siete bodegas de esta D.O.P. que participan en la iniciativa, con el objetivo de fomentar el conocimiento y consumo de sus vinos, en una fecha en la que Valencia es noticia “por su reconocimiento como Capital Mundial de la Alimentación , gracias a la gran riqueza de su gastronomía y de sus productos”, explica Cosme Gutiérrez, presidente de la D.O.P. Valencia.

“Queremos sumarnos a esta importante celebración de la Capital del Turia, recordando que el vino también es un alimento y su consumo responsable y moderado, forma parte de nuestra Dieta Mediterránea”, señala. Y qué mejor escaparate “que un mercado reconocido actualmente por la excelente calidad de sus productos, su especial emplazamiento y el gran flujo de público, tanto valenciano como turistas que lo visitan diariamente, para promocionar nuestros vinos”, añade.

Desarrollo de la acción

Bajo el eslogan “Vins al Mercat”, las bodegas participantes ofrecerán degustaciones de sus vinos mediante la venta de tickets, en horario de 10.00 a 14.30 horas, y una parte de los beneficios irán destinados a fines solidarios. Asimismo, la venta directa de botellas se canalizará a través de los establecimientos del mercado especializados en vinos.

En 2016 la D.O.P. Valencia ya realizó una promoción de sus vinos en el Mercado Central de Valencia, en una acción que se prolongó dos días y que tuvo una excelente acogida por parte del público.

Informe de vendimia 2017 en Extremadura

 Publicado el por Tania Agúndez (colaborador)

Extremadura acaba de finalizar una vendimia marcada por factores climatológicos atípicos que han provocado que la producción de uva se desplome en la región. La campaña vitivinícola 2017/2018 acaba de cerrarse (estaba prácticamente concluida en la segunda mitad de septiembre) y los viticultores empiezan a analizar los primeros datos que llegan tras los intensos trabajos realizados desde principios del mes de agosto. Una vez que ha quedado atrás el ajetreo que ha marcado la rutina diaria de las fincas extremeñas durante los últimos dos meses, es turno de hacer balance que, en esta ocasión, confirma la tendencia a la baja de los últimos años.

La producción ha caído “en picado” y según los datos que manejan las organizaciones agrarias y cooperativas extremeñas, la cosecha (en el conjunto de tintas y bancas) se ha reducido esta campaña entre un 35%-40% respecto al año pasado. En 2016 se contabilizó una producción extremeña de 3,5 millones de hectolitros (1,2 de tinta y 2,3 de blanca).

Así, si las previsiones que han realizado los agricultores se cumplen, la producción rondará este año los 2,1 millones de hectolitros. Se trata de la cifra más baja de la última década. De hecho, la media de producción de los últimos años se sitúa en 3.800.000 hectolitros en Extremadura. La Sectorial Vitivinícola de Cooperativas Agro-alimentarias Extremadura, que aglutina a bodegas cooperativas que producen el 68% del vino regional y aglutinan el 60% de la superficie extremeña destinada este sector, califica esta situación de “desastrosa” ya que, aunque este descenso de producción vitivinícola es generalizado en España, es “especialmente acusado en Extremadura”, que pasaría de ser la segunda región productora de vino en España a situarse esta campaña como quinta productora.

Informe de vendimia 2017 en Galicia

 Publicado el por SeVi (colaborador)

La vendimia de 2017 concluye en Galicia con un aumento del 2% hasta unos 61 millones de kilos de uvas, frente a los 59,65 millones de 2016. La cifra en verde se debe a la buena vendimia en Rías Baixas (segunda mayor cosecha de la historia de la D.O.P.), que ha compensado la caída en el resto de las denominaciones de origen gallegas en un año marcado por las heladas y el granizo. Ribeira Sacra, Valdeorras y Monterrei ya han acabado la vendimia, mientras que en las otras dos (Rías Baixas y Ribeiro) solo unas pocas bodegas ultiman la recolecta.

Esta vendimia ha sido atípica al tratarse de una de las primeras en comenzar, con casos de inicio a mediados del mes de agosto. También es de las más largas de la historia, con una recogida en dos fases, que ha llevado a dejar para octubre la recolecta en las cepas afectadas por las heladas de abril que han rebrotado. A esto se une la sequía y el granizo de finales de agosto que ha dañado vides. (12-10-17)

A continuación, información exclusiva para suscriptores.

Informe de vendimia 2017 en La Rioja

 Publicado el por Antonio Egido (colaborador)

El Consejo Regulador de la Denominación de Origen Calificada Rioja dio a conocer a mediados de octubre el balance provisional de la cosecha de 2017, a falta de contabilizar los últimos racimos, situando la producción total en torno a los 349 millones de kilos de uva, lo que aportará a las bodegas de esta D.O.Ca. en torno a los 253 millones de litros de vino, cifra parecida a la vendimia de 2013. Supone una reducción de aproximadamente un 25% respecto a la vendimia de 2016. Si bien la producción va a ser inferior a los resultados de las tres últimas vendimias, el Consejo Regulador se da por satisfecho respecto a la calidad de la uva que se ha ido seleccionando para finalmente realizar una vendimia selectiva en todo el conjunto del territorio de la Denominación.

Con estas cifras (349 millones de kilos de uva) el Consejo Regulador afirma que “la cantidad recolectada será suficiente para mantener el equilibrio de Rioja, clave en nuestro desarrollo”. Recordamos que los Servicios Técnicos del Consejo Regulador cerraron los datos de 2016 con 462.472.339 kilos de uva; los de 2015 con 441.887.833 kilos de uva, siendo el total recogido en 2014 de 434.006.506 kilos de uva, superiores en un 20%, a la vendimia de 2013 que se quedaron en los 368.421.839 de kilos, en lo que resultó una evolución importante sobre los datos de los años anteriores. Dejamos anotado que en 2012 la producción de kilos vendimiada y con certificado de Rioja fue de 354.904.866; la de 2011, 387.618.868; la de 2010, 395.196.593; la de 2009, 412.387.909; la de 2008, 396.622.326 y la de 2007, 412.617.538 kilos.

Echando mano de los datos de anteriores vendimias, esta Denominación de Origen ofreció al mercado en litros de vino, en 2016, 317.828.229, cuando en 2015 la cifra total se quedó en los 298.825.948 litros; en 2014, fueron de 295.164.588 litros; en 2013, 253.441.316 litros; en 2012, 245.704.466 litros; en 2011, 267.647.691 litros y en 2010, 255.904.080 litros.