Topic:

La enóloga Ana Martín Onzain inicia un nuevo proyecto en Castilla-La Mancha en Bodegas Vihucas

 Publicado el por SeVi (colaborador)

Ana Martín Onzain, una de las enólogas más reconocidas y experimentadas de España, inicia un nuevo proyecto profesional en Castilla-La Mancha. Recientemente se ha incorporado al equipo de Bodegas Vihucas, una bodega familiar con viñedo propio en Villacañas (Toledo).
La enóloga se ha trasladado a La Mancha porque desea “vivir en primera persona el despegue de una de las regiones con más potencial de España”, según ella misma ha afirmado en un comunicado. Su interés por Bodegas Vihucas reside en que ve en esta empresa “una personalidad y un carácter con mucho futuro, además de un concepto ecológico y sostenible muy interesante”.
Ana Martín se licenció en Química y, posteriormente, completó su formación con estudios de Viticultura y Enología en la Universidad de Madrid. Ha trabajado en Terras Gauda, Casa Gualda y Condes de Albarei, entre otros lugares, y actualmente continúa colaborando con bodegas Guitián, Itsasmendi, Traslanzas o Castillo de Cuzcurrita. Pero no se dedica solo a la enología, sino también a la investigación y a la enseñanza. Además, suele participar en los comités de cata de concursos nacionales e internacionales.
Bodegas Vihucas tiene claro en qué les puede ayudar la enóloga: “su experiencia ayudará a perfilar la línea de nuestros vinos”, señala María Ángeles Huerta, una de las propietarias de la bodega. “Para destacar en un mercado tan competitivo como el del vino, en España y en el ámbito internacional, se necesitan vinos con personalidad, que sean inconfundibles y que remitan al territorio que los ha creado”. Con el apoyo de Ana Martín, Vihucas quiere seguir mejorando sus vinos, quiere aprender e innovar, avanzar en su camino sostenible y demostrar que también una pequeña bodega puede hacer grandes vinos. Es un paso más en el camino de la bodega para estar en la primera línea de la vitivinicultura española.
 

Bodegas Torres aumenta su presencia en Chile y en China

 Publicado el por SEVI/EFE (colaborador)

Los vinos de Bodegas Torres están presentes en 160 países, “casi todos los que consumen vino”, afirma el director general de la entidad, Miguel A. Torres. La internacionalización ha supuesto para la bodega una salida a la crisis, aunque también están defendiendo bien el mercado nacional, ya que en 2012 aumentaron las ventas un 1% en España. Para 2013, Torres afirma que no están pensando en grandes crecimientos “porque se ha retraído el consumo en Europa tras las subidas de impuestos”. Sin embargo, desde la bodega son “positivos” y creen que van a conseguir “una cifra similar a la del año anterior” (231 millones de euros).
Bodegas Torres, fundada en 1870, vende alrededor de 4,5 millones de cajas de sus vinos anualmente. Produce en España, en Chile y en Estados Unidos. Según el director, la bodega de Chile “es una de la que más satisfacciones da, con un crecimiento del 40% en los últimos tres años”. A la buena evolución chilena han contribuido lanzamientos como el vino orgánico Las Mulas (que representa el 30% de la facturación de la bodega chilena) y el espumoso Estelado, considerado el mejor de Chile durante dos años consecutivos. En este país, Bodegas Torres quiere hacer vinos con variedades autóctonas y está pensando en la posibilidad de expandirse hacia el sur para buscar tierras con más posibilidades de agua para irrigación, adelantándose a las consecuencias del cambio climático.
También en España se anticipan a los efectos del clima, plantando viñas a mayor altura (ya tienen viñedos a 900 metros de altura en Tremp (Lérida) y han comprado terrenos en el Pirineo de Aragón), y estudiando variedades que se adapten mejor a la altura. La firma apuesta, además, por la viticultura ecológica y la protección del medio ambiente. Han plantado 2.000 hectáreas de bosque y van a continuar haciéndolo. Asimismo, trabajan con algas que puedan captar dióxido de carbono y transformarlo en biomasa que puedan aplicar a sus fincas. Quieren reducir las emisiones de dióxido de carbono en un 30% para 2020 (por el momento han logrado una disminución del 10%) a través de la reducción del peso de las botellas, la instalación de paneles fotovoltaicos, la utilización de coches híbridos, etc.
China
Además de Chile, Bodegas Torres está teniendo un gran crecimiento en China. 250 de los 1.300 trabajadores de la bodega son chinos, ya que Torres tiene siete oficinas comerciales y 25 tiendas propias en este país. En 2012 se facturaron 26 millones de euros gracias a la presencia en China y, según señala Miguel Torres, “todavía queda todo el país por crecer”, porque, tras la consolidación de los mercados de Shanghái y Pekín, aún hay ciudades “en las que jamás se ha hecho una cata de vinos, por lo que hay potencial de crecimiento”. Por otra parte, Bodegas Torres mantiene una alianza comercial con Grace Vineyard “para producir vinos chinos, buscar buenas zonas y variedades, en un área que cada vez tendrá más oferta y en la que se están produciendo ya vinos de calidad”, afirma el director general.

Dehesa de Luna 2011, coupage del Campo de Montiel

 Publicado el por SeVi (colaborador)

Dehesa de Luna 2011, de Bodega Dehesa de Luna (elabora vinos con indicación geográfica Vino de la Tierra de Castilla, en La Roda (Albacete), a los pies del Campo de Montiel), es un vino tinto para el que se han seleccionado tres variedades (Tempranillo, Cabernet Sauvignon y Syrah) de las parcelas El Viñazo y La Cañada del Navajo, donde podemos encontrar innovadores sistemas de conducción como eje vertical y sprawl. Este nuevo vino ha permanecido seis meses en barrica (80% roble francés). En cata presenta un color rojo picota, bien cubierto. Es aromático y complejo y aromas a monte bajo y a frutas rojas maduras. Es un vino redondo, placentero y divertido. En boca, se nota la buena integración de la madera en el vino con aromas a monte bajo con un largo final en boca.
Bodega Dehesa de Luna ha querido ser viñedo antes que bodega y desde un principio su compromiso ha sido crear el viñedo más complejo para obtener lo mejor de cada variedad. El director técnico de la bodega, José Luis Asenjo; y José Ramón Lissarrague, doctor ingeniero agrónomo y profesor de Viticultura de la ETSI Agrónomos, de la Universidad Politécnica de Madrid, han creado el viñedo con una viticultura puntera para obtener de cada variedad lo mejor con la utilización de diferentes sistemas de conducción y técnicas de cultivo. Todo ello forma un mosaico de viñedos que refleja el culto al viñedo de esta bodega.
Bodega Dehesa de Luna, situada en el Campo de Montiel, es propiedad de Silvia Mora-Figueroa Domecq, quien tomó el relevo de su marido Alfredo Gómez -Torres Gómez-Trenor, en el afán de elaborar vinos excelentes. Además, la bodega cuenta con el apoyo de Francisco Ruiz de la Torre como director general corporativo quien aúna juventud y entusiasmo. Desde 2001, el equipo de la bodega ha dedicado su esfuerzo y pasión en crear un viñedo único en España que proporcione vinos de calidad con los mejores medios técnicos y enológicos. En abril de 2012 se terminó la edificación de la bodega Dehesa de Luna.

Nuevas columnas de análisis de Merck Millipore para alimentos con compuestos hidrófilos polares

 Publicado el por SeVi (colaborador)

La tecnología SeQuat ZIC-HILIC de Merck Millipore para muestras complejas de alimentos proporciona una mayor estabilidad y separaciones HILIC más consistentes que las convencionales fases de sílice o aminoácidos. Las columnas SeQuant ZIC-HILIC para HPLC y LC-MS permiten una mayor selectividad de los compuestos hidrófilos polares y están disponibles para una amplia gama de aplicaciones de seguridad alimentaria, incluyendo la verificación de aminoácidos no nativos en leche y métodos para el análisis de residuos de pesticidas, fungicidas o antibióticos en alimentos. La Food and Drug Administration (FDA) de los EE.UU. destaca habitualmente el comportamiento de las columnas de ZIC-HILIC en el análisis de melanina, ácido cianúrico y otros adulterantes de alimentos ricos en nitrógeno.
 

Mas de Rander, vinos naturales desde Castellón

 Publicado el por SeVi (colaborador)

Situada en las estribaciones de los montes costeros en el municipio de Benlloch (Castellón), a apenas cuatro kilómetros del mar, se alza Bodegas Mas de Rander (I.G.P. Vins de la Terra de Castelló). Del edificio destaca su integración, jugando con la topografía de la parcela y enterrando parcialmente el volumen de las instalaciones, cuyas cubiertas cuentan con un manto vegetal. En su viñedo se cultivan las variedades: Cabernet Sauvignon, Merlot, Syrah, Monastrell, así como distintas variedades de Moscatel; Alejandría, Hamburgo y Grano Menudo. Esta bodega, acreditada como de producción integrada, respetuosa con el medio ambiente, apuesta por unos vinos “naturales”, con uvas libres de sustancias extrañas, sin adición de levaduras ni aditivos al mosto (fermenta gracias a las levaduras propias de la uva). Tampoco se emplean productos para la clarificación y estabilización del vino. Procesos que se realizan mediante filtración y frío. Recientemente han puesto en marcha su nueva web (www.masderander.i-commweb.net) y han renovado su imagen, que ahora es un anagrama inspirado en la gota de vino, la lazada de hilo (rander) y las olas del mar Mediterráneo.