Variedades minoritarias blancas de la D.O.Ca. Rioja

 Publicado el Por Juana Martínez , Ana Gonzalo-Diago , Elisa Baroja , Enrique García-Escudero

El número de variedades de vid cultivadas se ha reducido de forma importante a lo largo del tiempo debido a muy diversas causas. Por ello, la recuperación de variedades minoritarias es fundamental para preservar los recursos genéticos y mantener la variabilidad varietal, además pueden aportar características sensoriales que contribuyan a la tipicidad y diferenciación de los vinos.

En la D.O.Ca. Rioja, hasta el año 2008 estaban autorizadas tres variedades blancas: Viura, Garnacha Blanca y Malvasía, pero únicamente la Viura ocupaba una superficie importante (más del 90% de las blancas). Esta variedad, presente en numerosas regiones vitícolas, no siempre aporta características varietales específicas a los vinos. Por ello, con el objetivo de mejorar la competitividad de los vinos blancos y adaptarlos a las demandas del mercado, en el año 2008 se incorporaron seis nuevas variedades blancas, entre las que se encontraban tres minoritarias: Tempranillo Blanco, Maturana Blanca y Turruntés, y otras tres foráneas de calidad reconocida: Chardonnay, Sauvignon Blanc y Verdejo. En lo que respecta a las variedades minoritarias, hay que señalar que los resultados experimentales obtenidos a partir de los estudios desarrollados por el Servicio de Investigación Vitivinícola (anteriormente CIDA) y la Universidad de La Rioja fueron una importante justificación para su admisión.

En la actualidad las nuevas variedades blancas ocupan 1.260 hectáreas (22% del viñedo de uva blanca), y Tempranillo Blanco es la segunda variedad en superficie con más de 600 ha (Figura 1). Estas cifras evidencian el gran interés que el sector ha mostrado respecto a las variedades minoritarias de la zona.

La variedad Tempranillo Blanco surgió por mutación natural de Tempranillo tinto en 1988 en la localidad de Murillo de Rio Leza (La Rioja). A partir de ese momento se procedió a la multiplicación del material vegetal y al estudio de su comportamiento agronómico y enológico. Esta variedad presenta hojas y racimos similares a Tempranillo Tinto pero de menor tamaño, sus bayas tienen forma aplastada y el número de pepitas es menor en la variedad blanca. La principal diferencia entre ambas variedades es el color de la epidermis de la baya. Tempranillo Blanco se encuentra inscrita en el Registro de Variedades Comerciales de España desde el año 2005. Actualmente solo se cultiva en la D.O.Ca. Rioja, aunque recientemente ha sido incluida entre las variedades autorizadas en Aragón.

Las variedades Maturana Blanca y Turruntés (sinonimia de Albillo Mayor) fueron recuperadas y caracterizadas a partir de los trabajos desarrollados durante los años 1999-2003 subvencionados por el Consejo Regulador de la D.O.Ca. Rioja. Los resultados obtenidos concluyeron que Tempranillo Blanco y Maturana Blanca presentaban un gran interés por la composición de sus vinos (grado alcohólico, acidez total y compuestos aromáticos elevados) y sobre todo por su calidad organoléptica y la peculiaridad y diferenciación que pueden aportar a los vinos, ya que no se cultivan en ninguna otra zona vitícola.

Posteriormente, se llevaron a cabo ensayos para la caracterización agronómica y enológica de las variedades minoritarias blancas consideradas de mayor interés según las experiencias previas, así como de las variedades tradicionales de la D.O.Ca. Rioja. El estudio se desarrolló durante los años 2005-2014 en una parcela experimental, situada en La Finca La Grajera (Logroño), propiedad del Gobierno de La Rioja, que fue plantada en 2002, con un marco de plantación de 2,90 x 1,10 m, conducida en doble cordón y con un diseño estadístico de 3 repeticiones de 100 cepas por variedad.

Resultados
Las fechas fenológicas medias para cada variedad se muestran en la Tabla 1. Maturana Blanca y Garnacha Blanca fueron de brotación más temprana y Tempranillo Blanco, Viura y Malvasía más tardías. La duración del ciclo vegetativo fue más corta en Tempranillo Blanco, por ello sus posibilidades de adaptación a diferentes zonas y condiciones climáticas son más amplias que en el resto de variedades.

El comportamiento agronómico de las variedades mostró diferencias muy significativas (Tabla 2). Tempranillo Blanco y Maturana Blanca, se caracterizaron por una producción similar, algo más baja que el resto de variedades, debido al menor tamaño de sus racimos. En Turruntés los rendimientos fueron más elevados, con valores próximos a las variedades tradicionales. Viura y Malvasía presentaron la mayor producción como consecuencia del gran tamaño de sus racimos, aunque su número fue más reducido. Este parámetro es considerado un factor cualitativo, ya que puede afectar al proceso de maduración de la uva y al desarrollo de enfermedades fúngicas. Las bayas más pequeñas se obtuvieron en Maturana Blanca y las más grandes en Malvasía, Turruntés y Viura. El tamaño de la baya condiciona la relación pulpa/hollejo, influyendo en la concentración de compuestos fenólicos y aromáticos con gran incidencia en la calidad de los vinos.

En Maturana Blanca se obtuvo el vigor más alto (expresado como madera de poda) y en Viura el más bajo; por ello, el índice de Ravaz (equilibrio entre producción y vigor) alcanzó en esta última un valor muy elevado.

Los vinos blancos presentaron una composición química diferenciada en función de la variedad empleada (Tabla 3). El grado alcohólico más elevado se obtuvo en Tempranillo Blanco y Maturana Blanca, mientras que el más bajo correspondió a Malvasía. Esta variedad produce vinos con bajo grado alcohólico, hecho que puede estar relacionado con la mayor duración del ciclo fenológico, la elevada producción y alta sensibilidad frente a Botrytis que manifiesta. Los componentes de la acidez total, importante factor de calidad en los vinos blancos, también mostraron diferencias varietales notables. El pH fue en general bajo, especialmente en Garnacha Blanca, y tuvo valores más elevados en Malvasía; mientras que la acidez total alcanzó valores más elevados en Tempranillo Blanco, Maturana Blanca y Garnacha Blanca y más bajos en Malvasía. Maturana Blanca y Garnacha Blanca se caracterizaron por un alto contenido de ácido tartárico y Tempranillo Blanco de ácido málico. La concentración de potasio fue más elevada en Malvasía y
más baja en Garnacha Blanca y Maturana Blanca.

Los vinos elaborados con Maturana Blanca y Malvasía tuvieron mayor tonalidad amarilla (D.O. 420 nm), mientras que la más pálida correspondió a Garnacha Blanca. Este parámetro juega un papel importante en la percepción de calidad por el consumidor, que demanda vinos blancos con un color pálido. El contenido de polifenoles totales (IPT 280 nm) fue superior al resto en Tempranillo Blanco y Malvasía. Estos compuestos determinan las características gustativas de los vinos, así como su aptitud de cara al envejecimiento en barrica.

En la valoración organoléptica los vinos (Figura 2), Tempranillo Blanco y Maturana Blanca destacaron por una calidad muy superior al resto (puntuación más baja), mientras que en Turruntés y Malvasía fue más baja. Tempranillo Blanco presentó aromas afrutados intensos (tropicales, fruta verde, cítricos…) y también florales. En Maturana Blanca predominaron las notas de fruta verde y cítricos, mientras que en Garnacha Blanca se describieron aromas florales herbáceos y frescos. Turruntés no mostró notas aromáticas muy diferenciadas, siendo destacable su tendencia reductiva con notas negativas en la calidad sensorial. En Malvasía la calidad sensorial fue más baja debido a su elevada sensibilidad oxidativa, se percibieron aromas varietales característicos de tipo floral (miel, flor de almendro…) y de fruta madura. En Viura se describieron aromas afrutados (manzana, pera, cítricos…) de intensidad media. En la percepción gustativa, la mayor parte de los vinos fueron considerados ácidos, excepto Malvasía, equilibrados y de persistencia media. El vino con más estructura y persistencia fue el elaborado con Tempranillo blanco, debido a su mayor contenido polifenólico. 


Tenga presente nuestras Condiciones de uso y si utiliza esta información recuerde citar siempre www.sevi.net y La Semana Vitivinícola como fuente.

0 Respuestas(s) a “Variedades minoritarias blancas de la D.O.Ca. Rioja”

Comentarios disponibles para usuarios registrados