Topic:

Como una mancha de aceite

 Publicado el por Salvador Manjón (colaborador)

Parece que cuando no son unas cosas, son otras… pero el caso es que no estemos tranquilos. Primero fue la necesidad de buscar en el mercado exterior los consumidores que en el interior no encontrábamos. Luego intentar que el valor de nuestras exportaciones aumentase un poco y permitiera mantener la rentabilidad de unas producciones vitícolas que estaban seriamente amenazadas.

Ahora, nos vuelven a dar una vuelta de tuerca en los mercados y los ingleses se empeñan en salirse de la Unión Europea, invocando el artículo 50 del Tratado que la mayoría de los jefes de Estado que lo aprobaron no pensaron jamás llegara a aplicarse. Y todo eso bajo la utilización de unos argumentos que, cuando menos, deberíamos calificar de inexactos y torticeros, que llevaron a muchos británicos a expresar en las urnas más un estado de ánimo e intención de propiciarle un revolcón político a su primer ministro, que una verdadera intención de abandonar su principal mercado y a sus más fieles aliados.

Pero no han acabado aquí nuestros problemas, también nuestros vecinos galos andan revueltos con nuestros vinos y lo que hasta ahora habían sido ataques contra cisternas cargadas de vino español, alegando que llegaban a su territorio para hacerle la competencia a sus propios vinos con bajos precios, totalmente imposibles de igualar por ellos; ahora ha ido un paso más allá y los franceses han llegado a entrar como vándalos en una cadena de supermercados y, al grito de “¡No a los vinos importados!”, tomar decenas de botellas de sus estanterías y destruirlas ante sus puertas. Amenazando, al más estilo gansteril, que volverían.

Un sector maduro

 Publicado el por Salvador Manjón (colaborador)

A primera vista, que nuestras importaciones de productos vitivinícolas durante el pasado año crecieran un 68,6% en volumen y un 17,6% en valor podría parecer una mala noticia. Podría entenderse que cada vez somos más permeables a los productos de fuera, mientras que el consumo interno de nuestro vino se mantiene estabilizado. Y son verdad ambas cosas. No así la valoración de que sean malas noticias.

Abrirse al mercado es fundamental. Conocer y consumir lo que producen otros, esencial para poder desarrollar un sector de valor, competitivo y fuerte. Si queremos que nuestros productos vitivinícolas (vinos, mostos, vinagres, etc.) vayan creciendo en cuota de mercado en los mercados internacionales y aumentando su valor, es imprescindible que nuestras importaciones crezcan.

El consumo del vino en nuestro país necesita de muchas medidas y muy diversas. Requiere de una reorientación en los mensajes, de la utilización de un nuevo lenguaje, de nuevos mensajeros, de una mayor facilidad de acceso al producto. E incluso de un mayor conocimiento global que nos permita comparar y valorar lo nuestro.

Mercados 05-04-17

 Publicado el por SeVi (colaborador)

Información en PDF adjunto.

Mercados 29-03-17

 Publicado el por SeVi (colaborador)

Información en PDF adjunto.

Expresión de añada en el Albariño Lagar de Cervera 2016

 Publicado el por SeVi (colaborador)

 (photo: )

Que un vino sea capaz de transmitir las características de la añada que lo acunó es un mérito enológico que no debe pasarse por alto. Es el caso del nuevo Lagar de Cervera 2016, elaborado de nuevo con una selección de uva de Albariño de parcelas en O Rosal y Cambados. La añada 2016 estuvo marcada por un retraso de unos 10 días en el ciclo de la vid, con una primavera húmeda y fría que dio paso a un verano muy seco y caluroso, inusual para la D.O.P. Rías Baixas. No obstante, las condiciones en vendimia fueron perfectas, tanto en maduración como en sanidad del fruto. Debido a las características de la añada, el 10% de los depósitos realizaron la fermentación maloláctica. El vino destaca por su gran intensidad aromática, donde encontramos fruta de hueso, fruta blanca bien madura y membrillo, con un fondo cítrico muy agradable. La boca es amplia, golosa y fresca, con una acidez muy bien integrada.