Topic:

Finca la Estacada celebra su décimo aniversario

 Publicado el por SeVi (colaborador)

Hace ya 10 años que el sueño de la familia Cantarero Rodríguez se llevó a cabo. Después de estar vinculada al mundo del vino en diferentes facetas durante casi 50 años, a finales del siglo pasado se gestó Finca La Estacada con una filosofía clara: utilizar sus casi 200 hectáreas de viñedo para elaborar vinos tintos con personalidad e imagen propia y diferenciada. El proyecto se convirtió en realidad en 2001, con la primera elaboración en las instalaciones ubicadas en la parcela que da nombre a la bodega y sus vinos, La Estacada. El éxito no tardó en llegar y Finca La Estacada 6 Meses 2001, del que se elaboraron unas 100.000 botellas, tuvo una acogida excepcional tanto entre los consumidores como entre los críticos y prescriptores.
Con los años, vieron la luz otros vinos como La Estacada, Secua, Finca La Estacada Chardonnay y así hasta una larga gama de 15 vinos, que hoy conforman el catálogo de la bodega. También se incrementó su viñedo, que hoy alcanza casi las 300 hectáreas, con  nuevas variedades como la Malbec o la Pinot Noir, al igual que se producción. Además, la saga Cantarero Rodríguez, defensores a ultranza del enoturismo en bodega, durante estos 10 años ha conseguido construir todo un complejo de ocio y relax que gira en torno al vino, compuesto por bodega, restaurante, hotel y spa/vinoterapia.
Una década, por tanto, de incesante trabajo pero de la que se sienten satisfechos. Para celebrarlo, han sacado al mercado su Estuche X Aniversario, en el que se incluyen sus dos referencias de más alta gama: el laureado Secua Cabernet Syrah 2008 y la última incorporación a la familia, Secua Crianza en Lías 2010, un blanco muy especial.

Bodegas Bilbaínas acomete nuevas experiencias monovarietales

 Publicado el por SeVi (colaborador)

La prestigiosa casa Bodegas Bilbaínas ha situado en el mercado recientemente su Graciano 2007, siguiendo con el trabajo con monovarietales que está realizando su enólogo, Diego Pinilla. Este tinto, elaborado con Graciano, proviene de un viñedo con un rendimiento de 4.000 kilos por hectárea y cepas de 35 años. En la añada 2007 a la que hacemos referencia la crianza se realizó en roble nuevo americano, dando como resultado un tinto de gran acidez y un grado muy ajustado (por debajo del 13%). Esta variedad autóctona de Rioja se caracteriza por su ciclo largo y maduración tardía, con un intenso color y una alta acidez que tradicionalmente la han hecho formar parte de coupages con Tempranillo, especialmente en tintos de reserva y gran reserva. Este ciclo largo hace que solo madure bien en años calurosos o de especial bonanza durante la vendimia, como es el caso de 2007. Además de esta experiencia monovarietal, Bodegas Bilbaínas, prepara también para un pronto futuro un monovarietal de Garnacha.

Viña Real propone pasar San Valentín en su bodega

 Publicado el por SeVi (colaborador)

La bodega Viña Real quiere celebrar un año más el Día de los Enamorados con las visitas que se acerquen a sus instalaciones en esta fecha tan especial. Al igual que el año pasado, todas las parejas que decidan acudir a esta bodega situada en Laguardia entre el 10 y el 14 de febrero se llevarán una botella de vino como obsequio. Tras la visita, se realizará una cata muy especial con vinos de Viña Real de la que solo se podrá disfrutar en estas fechas, con motivo del Día de San Valentín. Y para culminar este plan se puede reservar una visita al viñedo, siempre y cuando el tiempo acompañe, y así disfrutar de unas vistas inmejorables de La Rioja desde el Cerro de la Mesa, así como reservar mesa para comer en la bodega. Los interesados ya pueden realizar su reserva a través de la página web de CVNE (www.cvne.com), en el apartado de “Visitas”, o bien en el siguiente número de teléfono: 941 304 809.

La empresa Francisco Oller recibe la certificación Systecode Premium

 Publicado el por SeVi (colaborador)

La firma Francisco Oller, empresa catalana (Cassà de la Selva, Girona) especializada en la fabricación y comercialización de tapones de corcho de alta calidad, pasó el día 22 de diciembre de 2011 la auditoría Systecode en la que se evaluaban diferentes actividades del proceso de fabricación de los tapones de corcho. Según informaron desde la empresa a través de un comunicado, los primeros resultados obtenidos durante la auditoría fueron “impolutos” y muy favorecedores, ya que no se detectó ninguna desviación o anomalía en ninguno de los procesos de producción. Por ello, el 10 de enero Francisco Oller recibió el documento oficial en el que se aprueba la auditoría realizada y se acredita a la empresa con el certificado Systecode Premium, una certificación con la que cuentan actualmente menos de cinco empresas corcheras en España.
Desde el año 2011 existen tres niveles para el código Systecode; el Base, Premium, y el Excellence. No obstante, durante el 2011 las empresas solo podían optar al certificado Base y Premium.
Systecode Premium significa que la empresa cumple los niveles de exigencia más estrictos de calidad del código Systecode. Algunos de ellos son los siguientes: Asegurar la trazabilidad del producto desde la extracción de la primera materia hasta el consumidor final. La materia primera, en este caso el corcho, tiene que proceder de bosques sostenibles certificados con la certificación FSC. La empresa tiene que disponer de un equipo altamente capacitado y cualificado destinado al control de calidad en todos los procesos de fabricación. A su vez, en relación al medio ambiente: La empresa tiene que disponer de un plan de gestión de embalajes de los productos químicos. Tiene que tratar todos los efluentes líquidos resultantes de la actividad industrial. Tiene que disponer de un plan de ahorro energético y limitar su impacto medio ambiental y debe controlar la ausencia de contaminación atmosférica.

Las bodegas y su necesario compromiso con el medio ambiente

 Publicado el por María José Luna (colaborador)

La lucha contra el cambio climático sigue siendo un objetivo de todos y especialmente de todas las personas y las empresas que viven o están estrechamente relacionadas con la tierra. Como es el caso, del sector vitivinícola. Un sector que sabe de la importancia que tiene preservar el medio ambiente, tal y como quedó constancia en la jornada Wineries for Climate Protection, celebrada en Barcelona el pasado mes de junio.
Este evento, organizado por la Federación Española del Vino (FEV), conjuntamente con la Fundación para la Investigación del Vino y la Nutrición–Fivin reunió a más de 300 bodegas de todo el mundo con el objetivo cumplido de marcar las pautas presentes y futuras en relación a la preservación del clima desde el origen de un vino de la calidad, la tierra.
También se firmó el primer manifiesto de compromiso del sector vitivinícola para trabajar en la adecuación sostenible de los sistemas productivos y de los propios productos: la Declaración Wineries for Climate Protection. Seis meses después, puede afirmarse que este movimiento de responsabilidad medioambiental de las bodegas en pro de la protección del futuro de las viñas ha sido un verdadero acierto.
El interés demostrado por parte de importantes grupos de compra internacionales, monopolios o distribuidores por saber qué empresas están adheridas al referido manifiesto, y por tanto, comprometidas con esta actitud de adaptación hacia la sostenibilidad vitivinícola, es síntoma claro de que la preservación del medio ambiente incide en sus decisiones de compra. Es decir, la tendencia de compra en la actualidad es “verde”, o lo que es lo mismo, interesan aquellas bodegas que sus vinos y cavas estén claramente identificados con el rol de la sostenibilidad y la protección del clima.
En otros apartados, como por ejemplo el planteamiento del futuro IVA en Europa, los legisladores están proponiendo un tipo de IVA reducido para productos y servicios eficientes energéticamente y respetuosos con el medio ambiente. En el mismo sentido, la nueva propuesta de reforma de la PAC, contempla un apartado especial de ayudas directas denominados greenning o “pago verde” para las prácticas agrarias beneficiosas para el clima y el medio ambiente.
No en vano y siguiendo la demanda especificada en el Manifiesto Wineries for Climate Protection, la Organización Internacional de la Viña y el Vino (OIV) ha aprobado recientemente el Protocolo específico para el Cálculo de Emisiones de Gases de Efecto Invernadero (GEI).
Por este motivo, es importante que todas las empresas vinícolas españolas se adhieran a este manifiesto (adhesión no conlleva ninguna otra obligación para las bodegas que manifestar una responsabilidad con la sostenibilidad vitivinícola y su compromiso de trabajar para la reducción de los efectos del Cambio Climático).
Adhesiones: http://www.wineriesforclimateprotection.com