Topic:

El reto: gestionar el mercado para dar salida ordenada a la elevada producción

 Publicado el por Joaquín Vizcaíno (colaborador)

Artículo con tablas en pdf adjunto (para suscriptores)

Este año la climatología ha acompañado al viñedo y salvo algunas adversidades climatológicas puntuales, como las heladas tardías y las tormentas esporádicas de pedrisco en algunas zonas concretas, en la mayor parte de la superficie de viñedo el cultivo se ha visto favorecido por una situación meteorológica benigna con abundantes lluvias en primavera y por un verano seco y sin que hayan proliferado olas de calor extremo. Esto ha provocado que el ciclo vegetativo del viñedo se haya retrasado respecto al adelanto lo que venía ya siendo habitual en las últimas campañas debido al incremento de las temperaturas medias.

También es cierto que el año no ha estado exento de problemas productivos como la mayor proliferación de enfermedades criptogámicas en determinados momentos y los viticultores han tenido que actuar a tiempo para poder controlarlas.

A continuación, información para suscriptores.

Vendimia 2018: retraso en el comienzo y precios bajos

 Publicado el por Fernando Villena (colaborador)

Artículo con tablas en pdf adjunto (para suscriptores)

La vendimia este año se ha caracterizado por un retraso generalizado en la mayoría de las zonas vitícolas, entre tres y cuatro semanas en comparación con el año pasado. En líneas generales, las previsiones de cosecha son superiores a las de la campaña pasada en la que la producción fue escasa por la gran sequía que sufrió el campo español cosechándose tan solo 35,47 millones de hectolitros. Esta campaña las condiciones climáticas han cambiado, con un otoño que dio los últimos coletazos de la sequía en la península Ibérica, seguido de un invierno y, principalmente, una primavera muy lluviosa influyendo en la recuperación del viñedo. En mayo, se produjeron heladas que afectaron a la brotación del viñedo en algunas zonas y también se originaron daños por tormentas de granizo durante la primavera y el verano. Ante esta circunstancia la recuperación del viñedo ha sido muy buena con una cosecha buena en calidad y en cantidad, que podría ser igual o ligeramente superior a una cosecha media de los últimos diez años.

 A continuación, información para suscriptores.

El fruto del buen trabajo de viticultores y viticultoras

 Publicado el por David Palacios Algarra (colaborador)

Artículo con tablas en pdf adjunto (para suscriptores)

Afortunadamente, la vendimia 2018 se ha afrontado y se sigue llevando a cabo en múltiples zonas de nuestro país tras unas condiciones meteorológicas bastante mejores que las que tuvieron lugar previamente a la campaña de 2017, donde fueron realmente adversas e implicaron mermas importantes de producción en buena parte de las zonas de nuestro país. La cosecha de 2018 va a ser mayor que la del pasado año y va a permitir en parte compensar la pérdida de producción que acusaron importantes zonas productivas de nuestro país, lo que dará lugar a volúmenes que se situarán en el promedio de la última década en muchas zonas o incluso por encima de este, en algunas denominaciones de origen de Castilla-La Mancha, Castilla y León y Aragón. La única excepción a este incremento de la cosecha se producirá, entre otras, en algunas zonas de Galicia, Cataluña y el País Vasco.

A continuación, información para suscriptores.

El fruto del buen trabajo de viticultores y viticultoras

La vendimia de 2018 va a ser una de las más abundantes de los últimos años

 Publicado el por José Luis Benítez (colaborador)

Artículo con tablas en pdf adjunto (para suscriptores)

Si el año pasado por estas fechas la vendimia había finalizado ya en muchas zonas de España, este año escribo estas líneas en plena vendimia. En 2017 tuvimos una de las cosechas más cortas de los últimos quince años, lo que se ha traducido en un inicio de campaña con unas existencias de vino en bodegas bastante más cortas de lo habitual, en el entorno de los 30 millones de hectolitros (entre un 10 y 15% menos que el promedio).

Y si el año pasado hablábamos de escasez, esta vendimia toca hablar de abundancia. Aún es pronto para tener datos siquiera estimativos que sean fiables, pero lo que ya está claro es que la cosecha de 2018 va a ser una de las más abundantes también de los últimos quince años. Con la dificultad de aventurar una cifra, a tenor de lo que se va sabiendo en las diferentes regiones y denominaciones de origen, es probable que la producción de vino pudiera alcanzar la cifra de 50 millones de hectolitros.

A continuación, información para suscriptores.

Una vendimia 2018 de buena calidad y producción abundante

 Publicado el por Ángel Villfranca. Pres. Coop-Agro-alimentarias España (colaborador)

Artículo con tablas en pdf adjunto (para suscriptores)

Tras un otoño muy seco, las abundantes lluvias de primavera consiguieron reponer las reservas de agua de un viñedo que se encontraba muy castigado por la sequía sufrida en la pasada campaña, consiguiendo una planta con buen vigor.

El viñedo se encontraba en óptimas condiciones sanitarias y debido a las condiciones climatológicas a favor de los últimos meses con lluvia y contraste de temperaturas entre el día y la noche, la vid recobró fuerza y consiguió una óptima maduración de la uva, obteniéndose una buena muestra de fruto, aunque hubo zonas muy concretas afectadas por heladas, tormentas o granizo.

A continuación, información para suscriptores.