Topic:

La Bobal representa el 70% de la producción de Utiel-Requena

 Publicado el por SeVi (colaborador)

Los enólogos de la Denominación de Origen de Utiel-Requena mantienen unas expectativas positivas respecto a la última vendimia. Los datos de producción de uva rondaron en 2013 los 220.400.000 kg, cifra que se encuentra dentro la media de los últimos diez años., según el balance de producción hecho público por el C.R.D.O. recientemente. Durante este tiempo, los viticultores de la zona han realizado un esfuerzo importante por reestructurar su viñedo, mejorando la calidad de la uva y la competitividad de las explotaciones.

El servicio de certificación de la D.O. Utiel-Requena señala que 2013 fue un año con “brotación abundante que además vino acompañada de una cantidad suficiente de lluvias en otoño, invierno y primavera, que sostuvo el crecimiento y maduración de la uva en la viña”. En concreto, la pluviometría fue de 510 l/m2, el doble que en 2012, que resultó ser especialmente seco. Eso explica que en 2013 haya aumentado la producción con respecto al año anterior (158.100.000 kg en 2012, con 220 l/m2 de lluvias).

El presidente de la D.O. Utiel-Requena, José Luis Robredo, afirma que la “calidad del fruto es buena y se cosechó en un estado sanitario idóneo, sin enfermedades criptogámicas”. Ha ayudado también la “ausencia de incidencias climatológicas importantes y el periodo seco que tuvo lugar durante el verano y la vendimia”. Esto hizo posible un estado de maduración óptimo en su mayor parte. Las bodegas han seleccionado las mejores partidas de vino para su comercialización con el sello de la D.O. Utiel-Requena.

Las ventas de vinos de la D.O. Navarra vuelven a las cifras positivas

 Publicado el por SeVi (colaborador)

Las bodegas adscritas a la Denominación de Origen Navarra comercializaron entre enero y diciembre de 2013 un total de 38.549.856 litros de sus vinos, con un crecimiento del 0,15% frente a 2012 que, si bien es escaso, supone un importante cambio de tendencia, pues el cierre del año 2013 arroja datos positivos y es satisfactorio por primera vez después de que se iniciara la crisis y tras el descenso del número de hectáreas de viñedo y por lo tanto, de litros de vino elaborados en la D.O.

La clave de el retorno a la senda del verde en las cifras de ventas hay que buscarla fuera de nuestras fronteras, pues es el mercado exterior el que ha tirado de la demanda, con un incremento del 7%, mientras que la comercialización en el mercado nacional ha bajado un 3% respecto a 2012, según las estadísticas facilitadas por el Consejo Regulador.

Así, el 37% del vino que han comercializado las bodegas de la D.O. Navarra ha tenido como destino la exportación (unos 14,2 millones de litros). Los principales países que importan vinos con D.O. Navarra en Europa son Reino Unido, Alemania, Suiza; y en países terceros, China y Estados Unidos. Lo positivo es que en todos ellos han aumentados las ventas. Son mercados incluidos en las campañas de promoción internacional que el Consejo Regulador de la Denominación de Origen Navarra lleva desarrollando durante los últimos años. En estos momentos, más del 60% del presupuesto general de la promoción de los vinos Navarra se destina al exterior.

El vino español logra 44 medallas en Garnachas del Mundo 2014

 Publicado el por SeVi (colaborador)

Palmarés completo en pdf adjunto.

Los vinos españoles han conseguido 44 medallas en el Concurso Internacional Garnachas del Mundo, que se acaba de celebrar en Perpiñán (Francia). De ese medallero, tres de los premios son de la máxima categoría (gran medalla de oro), 24 corresponden a medallas de oro y las 17 restantes a la categoría de plata. Los vinos españoles que están en la parte más elevada del palmarés son: Baltasar Gracián Viñas Viejas 2011, de Bodegas San Alejandro (D.O. Calatayud); Castillo del Rocío Garnacha 2012, presentado por Vinnico Export (D.O. Cariñena); y Ètim Verema Tardana 2012, de Agrícola Falset-Marçà (D.O. Montsant).

Organizado por el Consejo Interprofesional de los Vinos del Rosellón (CIVR), la segunda edición del certamen monográfico de Garnachas, ha visto como crecía en un 15% el número de vinos participantes. Nuestro país presentó a concursos 176 vinos y se situó como el primer concurrente, seguido de Francia (175 referencias). El objetivo de este certamen no es otro que el de prestigiar la Garnacha entre las variedades internacionales.

Se han catado más de 400 vinos procedentes de siete países (España, Francia, Italia, Sudáfrica, Australia, Canadá, y Macedonia), por parte de 70 catadores profesionales (un 50% procedente de Francia y un 50% de procedencia internacional).

Este concurso está abierto a los vinos procedentes de la variedad Garnacha (blanca, negra, roja o gris), de todas las categorías (vinos secos, semis, dulces, dulces naturales, vinos de licor, espumosos, etc.), con denominación de origen, procedentes de cualquier país o región vitivinícola del mundo. Confronta vinos cuyo ensamblaje presente un 60% o más de variedad Garnacha.

El concurso 2014 en cifras:

403 vinos inscritos (+15%).

209 bodegas.

176 vinos españoles (España ocupa la primera posición como país participante, por delante de Francia).

70 jurados profesionales.

7 Países participantes.

Se han otorgado 70 medallas a vinos Garnacha franceses (3 grandes medallas de oro).

Los vinos españoles han conseguido 44 medallas (3 grandes medallas de oro).

Se han concedido seis medallas a vinos de Garnacha/Cannonau italianos.

Tres medallas para vinos australianos.

Más información en la página web del certamen: www.grenachesdumonde.com

Garnachas del Mundo 2014 incrementa en un 15% la cifra de vinos participantes

 Publicado el por SeVi (colaborador)

El lunes 3 de febrero, el Consejo Interprofesional de los Vinos del Rosellón (CIVR) organiza la segunda edición del concurso internacional Garnachas del Mundo, marcada por un incremento del 15% en el número de vinos participantes. Además, según señalan desde la organización del certamen, por primera vez, España supera a Francia en la cantidad de vinos presentados (176 y 175 respectivamente). El objetivo de este certamen no es otro que el de prestigiar la Garnacha entre las variedades internacionales.

La Garnacha es una variedad de origen español (Aragón o Cataluña) que se implantó muy rápidamente en las viñas del Mediterráneo. Se trata de la uva más presente en el mundo con cerca de 200.000 hectáreas plantadas. Se encuentra, por supuesto en España, su terruño original con 100.000 hectáreas, en el norte del país, en Aragón, Cataluña, Rioja, Navarra y Euskadi. Se halla igualmente en Francia (90.000 hectáreas en el Rosellón, el Languedoc, el Valle del Ródano y Provenza), en Portugal, en Italia (Cerdeña), en Grecia, en México, en Sudáfrica, en California (región de Chaparral), en Chile (al sur de Santiago), en Australia (en la zona de Perth), etc.

La Garnacha (Garnatxa en catalán, Grenache en francés, Cannonau en Italia) se implantó muy rápida y fácilmente en los principales viñedos del Mediterráneo. En un principio, solo se encontraba Garnacha negra, pero poco a poco las variedades rojas (o gris) y blancas se desarrollaron cuando se generalizó la producción de vinos dulces naturales, sobre todo en Rosellón y Cataluña.

En Rosellón, la Garnacha es la variedad estrella. Se adapta muy bien a estos terruños y se encuentra vinificada en vinos blancos, tintos o rosados, y en vinos dulces naturales. La Garnacha, vinificada como vino dulce natural, con su oxidación, aporta aromas intensos y potentes de especias, cacao, café, caramelo y frutos secos (nueces, higos, pasas).

Efecto de la ausencia de semillas durante la vinificación

 Publicado el por A.B.; Busse-Valverde Bautista-Ortín (colaborador)

Los compuestos fenólicos, especialmente los antocianos y los taninos, son muy importantes para las características cromáticas y sensoriales de los vinos, influyendo en el color, astringencia, amargor y cuerpo. El papel de los antocianos en el vino es bien conocido, ya que ellos son los responsables del color rojo del vino. Sin embargo, las proantocianidinas o taninos condensados también participan en el color. Los antocianos son compuestos bastante inestables, los cuales sufren reacciones de degradación y oxidación, pero la presencia de taninos en el vino asegura la estabilidad de los mismos y por tanto del color del vino al interaccionar con los antocianos mediante reacciones de copigmentación y polimerización.

Los taninos del vino tienen su origen en las pieles y las semillas y son extraídos durante el proceso de maceración. La composición de los taninos de la uva difiere según su origen. Los taninos de las semillas son más galoilados y menos polimerizados que los de las pieles y no presentan epigalocatequina (Kennedy et al., 2001). Estas diferencias afectan a su impacto sensorial. Cuanto mayor es el grado de polimerización, más se incrementa la percepción de astringencia (Chira et al., 2012).

Además, el amargor se incrementa con el aumento del porcentaje de galoilación de los taninos (Ferrer-Gallego et al., 2010), mientras que la percepción se reduce con un mayor porcentaje de prodelfinidinas (Bindon et al., 2010). Kennedy (2008) hizo una referencia a la preferencia de los enólogos por los taninos de hollejo y que la calidad de los taninos de un vino podría mejorarse al incrementarse la proporción de estos.

Dada la preferencia de los enólogos por los taninos de las pieles, es curioso que muchos  estudios se hayan dirigido al estudio de la adición de semillas al vino y no al efecto de limitar la aportación de estas. De hecho, solo se encuentran algunos trabajos que estudian el efecto de la eliminación temprana de semillas en la calidad del vino (Lee et al., 2008; Zoecklein et al., 2009; Canals et al., 2008). Para intentar llenar esta falta de información, en este trabajo se ha estudiado el efecto de elaborar vinos con uvas a las que se les han eliminado las semillas en su perfil fenólico, cromático y sensorial.