Topic:

España exportó 3,6% menos en volumen y 2,3% menos en valor de vino tranquilo envasado a EE.UU. en cinco meses del alza arancelaria

 Publicado el por Alfredo López (colaborador)

El vino en EE.UU. (photo: )

El vino en EE.UU.

Según el análisis realizado por el Observatorio Español del Mercado del Vino (OEMV), durante los cinco primeros meses transcurridos (noviembre-marzo) desde que el pasado 18 de octubre de 2019 el Gobierno Trump aplicó la subida del 25% de los aranceles para los vinos envasados (partida arancelaria 220421) originarios de Francia, España, Alemania y Reino Unido, las importaciones de este producto por Estados Unidos se han reducido globalmente un 2,4%, hasta los 288 millones de litros, en volumen y un 6,2% en valor, hasta 1.692 millones de dólares, manteniéndose, no obstante, como primer destino mundial.

El OEMV observa que, en cambio, las importaciones de vino espumoso y a granel al mercado norteamericano aumentaron en torno al 20%, aunque bajando aún así un 40% en volumen y un 30% en valor las compras en formato “bag-in box”.

Durante este periodo, Estados Unidos bajó sus compras de vino envasado procedente de Francia un 9,5%, con 4,9 millones de litros menos, a pesar de reducir considerablemente su precio medio (que pasó de 9,85 a 7,92 USD/litro), lo que contribuyó a desplomar el valor de lo comercializado en un 27,2% y en casi 137 millones de dólares. En estos cinco meses, Francia solo creció en ese mercado durante enero, debido al aumento de precio, con descensos en los cuatro meses restantes, sobre todo en marzo, en el que perdió un 50% su valor de venta de esta categoría de vino en Estados Unidos.

En contraposición, Italia, que no se ha visto perjudicada por el incremento arancelario, derivado del contencioso comercial aeronáutico Airbus-Boeing, aumentó entre noviembre y marzo sus ventas en valor de vino envasado en Estados Unidos en un 7,5% y en 45 M$ más, a pesar de caer un ligero 1,5% y en 1,6 millones de litros en volumen, incluso perdiendo ahí más que España.

Nuestro país vio reducir sus envíos de vino tranquilo envasado durante esos cinco meses un 3,6% en volumen, con 700.000 litros menos, y un 2,3% en valor, con una factura inferior a 2,5 millones de dólares, a unos precios medios unitarios algo más altos.

Tanto Italia, como España, destaca el Observatorio, registraron “excelentes” crecimientos de exportaciones hacia el mercado USA en enero y febrero de este año, tanto en términos de valor, como en volumen, pero sufrieron, al igual que Francia, fuertes descensos en marzo, al inicio de las fuertes restricciones comerciales adoptadas por los Gobiernos, a causa de la expansión mundial de la pandemia del Covid-19.

En valor y volumen de los envíos de vino envasado al mercado USA, marzo fue un mes marcado en rojo, con descensos del 19,8% y del 20,5%, respectivamente, de Italia respecto a ese mismo mes de 2019; del 46,5% y del 18,6%, respectivamente de Francia, y del 34,2% y del 29,3%, respectivamente, de España.

Otros proveedores

En relación a otros proveedores europeos, Alemania, otro de los países afectados por los aranceles de Trump, registró caídas del 7,3% en volumen y del 27% en valor en esos cinco meses, mientras que, por el contrario, Portugal, librado del contencioso comercial, creció un 13% en volumen y un 7,6% en valor, según el OEMV.

El comportamiento de las exportaciones de vino envasado de países terceros (“Nuevo Mundo”) al mercado de Estados Unidos fue dispar. El país norteamericano contrajo sus compras un 11% y en 13,8 M$ en valor y un 10,2% y en 3,7 millones de litros en volumen de producto australiano.

Mejor bagaje registró el vino neozelandés, que creció un 11% y en 13,8 M$ en valor y un 8% y en 1,6 millones de litros en volumen. Bajaron ligeramente el valor de las compras de vino envasado realizadas a Chile y Argentina (este último facturó un 3,4% y 3,7 M$ menos, pero vendió un 3,8% y 800.000 litros más en volumen), mientras que las de Sudáfrica crecieron cerca del 15%.

En el mes de marzo, subieron las ventas al mercado USA de vino envasado tanto en valor, como en volumen, de Nueva Zelanda (+13,7% y +12,2%, respectivamente) y de Argentina (+8,4% y +12,6%, respectivamente) mientras que continuaron bajando las de Australia (-10,7% y -15,5%, respectivamente).

En conjunto y en valor, durante estos cinco primeros meses de aplicación de la subida arancelaria del 25% a algunos países (FR, ES, AL y RU), el primer país exportador de vino envasado a Estados Unidos fue Italia, que facturó 648,1 millones de dólares, seguido de Francia, con 365,8 M$; Nueva Zelanda, con 157,7 M$; Australia, con 112,1 M$; España, en quinto lugar, con 104,9 M$; Argentina, con 104,5 M$; Chile, con 62,5 M$; Portugal, con 45,5 M$, y Alemania, con 24,5 millones.

Entre noviembre de 2019 y marzo de 2020, según el análisis del OEMV, las importaciones de vinos en volumen de Estados Unidos en relación con el mismo periodo de un año antes crecieron en espumosos, un 17,8% y en 67 millones de litros, y en vinos a granel, un 21,7% y en 168,7 millones de litros, pero se contrajeron un 2,4% y en 287,8 millones de litros en vinos envasados y un 43,4% y en 4,1 millones de litros en vinos en “bag-in-box”.

En valor sucedió lo mismo. Subió la factura de compra de vinos espumosos en este periodo un 23,1% y en 591,9 M$ y la de vinos a granel en un 23,9% y en 155,8 M$, bajando, por el contrario, la realizada con los vinos tranquilos envasados, que cayeron un 6,2% y en 1.692,3 M$ y en los vinos en envases “bag-in-box” en un 32,7% y con 9,7 M€ facturados menos.

---

La Semana Vitivinícola ha decidido, además, dado su compromiso con la información, ofrecer en abierto sus noticias mientras dure el estado de alarma nacional propiciado por la pandemia de coronavirus. Nuestros suscriptores seguirán disfrutando, en exclusiva, del acceso a las revistas en PDF y la información de Mercados.

 

Las compras rusas baten récords en 2019, a la espera del impacto de su nueva Ley del Vino

 Publicado el por SeVi (colaborador)

Rusia ha sido un destino tradicional del vino a granel. De hecho, España es el primer proveedor de este mercado, donde el 56% del vino a granel importado tiene bandera española y cuenta con una cuota de mercado del 55% en valor. Sin embargo, las importaciones de esta categoría se han resentido en los últimos años y 2019 no ha sido una excepción. Hay que recordar que hace cuatro años, el granel superaba en litros a las compras embotelladas en este mercado. Las compras rusas de vino a granel cayeron en 2019 un 4,6%, hasta los 116,1 millones de litros (el producto español en cambio ha crecido un 74%, hasta los 64,7 millones de litros); pero en términos de valor el retroceso ha sido del -9,8%, hasta los 4.503,5 millones de rublos (+41,6% en el caso del granel español, con una factura de 2.474,3 millones de rublos).

En total, los operadores vitivinícolas rusos invirtieron durante 2019 un total de 74.821,2 millones de rublos que, tras crecer un 12,2%, queda como el máximo histórico de su importación. El volumen también creció en términos similares (+10%) y alcanzó los 447,5 millones de litros. El precio medio cayó en todas las categorías y el promedio general quedó en 167,18 rublos por litro (-2%). Si bien España es líder en volumen en este mercado, Italia y Francia están por delante de nuestro país en facturación.

El sector internacional está pendiente de los efectos que sobre las compras de vino puede tener la nueva Ley del Vino de Rusia, que entrará en vigor en junio de 2020. Se trata de una legislación proteccionista que afectará muy negativamente a este tipo de vino, ya que defiende, entre otros aspectos, que solo se pueda utilizar uva nacional para la elaboración de vino. Las previsiones de entrada en vigor de esta norma, aprobada el 18 de diciembre por la Duma, es para el próximo 26 de junio. No obstante, parece que existe un acuerdo, para que la entrada en vigor de esta disposición se realice de forma paulatina en un periodo transitorio de 3 años, con posibilidad de contingentes anuales de importación.

Artículo completo con tablas aquí

Japón alcanza máximos históricos en sus compras de vino en 2019

 Publicado el por SeVi (colaborador)

Japón realizó en 2019 sus mayores importaciones de vino hasta la fecha tanto en términos de volumen como de valor, a precios algo más bajos. Sus operadores adquirieron 285,6 millones de litros de vino y mosto (+7), por valor de 197.345 millones de yenes (+5,7%), a una media de 691,31 yenes por litro (-1,2%). En esta coyuntura, el vino español se vio beneficiado, por un lado, del acuerdo de libre comercio entre el país nipón y la UE, así como por una agresiva política de precios. En 2019, el mercado japonés absorbió 41,2 millones de litros de vino español (cuarto proveedor), con un incremento del 30,2%. Su valor creció un 16,5%, hasta los 12.744, 2 millones de yenes. Sin embargo, el precio medio del producto español quedó en 309,46 yenes/litro (-10,6% y menos de la mitad de la media de competidores).

Artículo completo con tablas aquí

Corea del Sur invierte como nunca en vino español

 Publicado el por SeVi (colaborador)

Nunca antes, Corea del Sur había invertido tanto en vino español como en 2019. Este mercado asiático cerró 2019 con una importación de vino español de 9,5 millones de litros, con una importante recuperación del 15,3%; por valor de 17,89 millones de euros, que crece un 12,4%. El precio medio pagado por los operadores coreanos por nuestros vinos fue, de media, 1,89 euros por litro, en ligero retroceso (-2,5%). Destacó el comportamiento de los vinos de mayor valor añadido, así como el desarrollo del bib, por el contrario, las compras de graneles cayeron de forma bastante importante (-17% en litros y -32% en valor).

Corea del Sur representa el 7% de la exportación española a Asia en volumen (el 6% en valor) y es el tercer mercado en importancia en la zona por detrás de China y Japón. Todo eso fue antes de la crisis mundial del Covid-19, por lo que el desarrollo de este mercado en 2020 es una incógnita.

Artículo completo con tablas aquí

China sigue reduciendo sus compras globales un año más

 Publicado el por SeVi (colaborador)

China, como mercado importador de vino, es una de las grandes incógnitas y retos a los que se enfrenta el sector internacional en general y el español, en particular, por la crisis del Coronavirus y su impacto socioeconómico. El cierre del año 2019 ya apuntaba datos preocupantes para el vino español, con retrocesos en la línea de la media de competidores, pero muy importantes si se tiene en cuenta el desarrollo de este mercado, en el que España llegó a colocar 134,4 millones de litros en 2017. Al cierre del pasado año, el volumen de vino español que traspasó las fronteras del gigante asiático quedó en 65,1 millones de litros. Supone un descenso del 6,9% frente a 2018, pero la caída es del 51,6% en comparación con el récord de 2017 y es, en la práctica desandar un camino de varios años, en el que el vino español se ha visto perjudicado por los acuerdos de libre comercio establecidos entre China y otros países terceros. España ocupa el cuarto lugar entre los primeros vendedores de vino a China, en un ránking que encabezan, en volumen, Chile, Australia y Francia.

En términos de valor, las compras chinas a España en 2019 quedaron en 1.002,5 millones de yuanes, con una caída del 10% frente a 2018. La cartera de importación de producto español está liderada por el vino envasado (78,8% del total de las compras a nuestro país), seguido del granel (17,2%), el espumoso (3,69% del total) y el bag in box (apenas el 0,33% del volumen de vino español en este mercado). La demanda creció en el caso del espumoso (+16,6%) y del granel (+28,8%), pero esos mayores volúmenes no pudieron compensar las caídas del envasado (-13%).

A nivel general, China redujo más del 10% sus importaciones totales de vino en 2019, cayendo por segundo año consecutivo tras el récord alcanzado en 2017. El espumoso fue el único vino que creció en el principal importador asiático de vino, con fuertes caídas del resto de categorías: envasados, graneles y bag‐in‐box, tal y como puede verse en las tablas de este artículo.

Irrupción del coronavirus
Con el brote de Coronavirus se perdió parte importante del consumo durante las celebraciones del Año Nuevo chino y se inició la incertidumbre. Durante el primer trimestre de 2020, las importaciones de vino en China, cayeron cerca del 20%, en plena crisis comercial generada por el Covid-19. Las importaciones se situaron en los 125 millones de litros (-16,5%) y en los 438,4 millones de euros (-19,3%), con un precio medio que bajó un 3,3% hasta los 3,51 €/litro. En términos de negocio, Francia fue el proveedor más afectado, perdiendo 63,83 millones de euros de facturación, seguido de Chile (-16,04 M€) y Australia (-6,53 M€). España se dejó en el primer trimestre 3,06 millones de euros en China y cerró el periodo con unas ventas de 12,9 millones de litros (con una caída del -8,5%, mucho mejor que la media de competidores), por valor de 28,61 millones de euros (-9,7%).

Artículo completo con tablas aquí