Gémina Finca La Cabra 2016, primer vino de parcela de Bodegas BSI

 Publicado el Por SeVi

 (photo: )

Después de años de investigación y microvinificaciones de diferentes terroirs seleccionados, Bodegas BSI lanza al mercado el vino Gémina Finca La Cabra 2016, que supone la entrada del principal elaborador de vino de la D.O.P. Jumilla en el segmento de vinos de parcela y el inicio de un proyecto de identificación de las mejores parcelas de los socios de la cooperativa jumillana para poner en valor su producción a través de vinos exclusivos, premium y de ediciones muy limitadas.

La selección de parcelas llevada a cabo por el equipo humano de Bodegas BSI ha hecho posible identificar altas expresiones de la Monastrell  de Jumilla, Finca La Cabra, cuyas cepas prefiloxéricas hunden sus raíces en suelos calizos acariciando la roca madre. La Finca La Cabra se ubica a 650 metros  de altitud, en el paraje de Dos Hermanas. 7 hectáreas de viñedo de Monastrell de pie franco de más de 30 años.

El suelo del viñedo es mayormente calizo, con presencia de arenas y materiales de origen marino, poco profundo y permeable, por lo que la tosca  o roca madre, se encuentra próxima, facilitando que las cepas puedan impregnar de esa mineralidad al vino.

La primera añada de este vino premium es la 2016. El rendimiento por cepa esa vendimia fue de apenas 800 gramos de uva Monastrell. Se vendimió de forma manual en la primera semana de octubre, en cajas de 14 kilos. Las uvas seleccionadas en bodega se sometieron a un suave estrujado. El encubado tuvo una duración de 15 días, en depósitos de acero inoxidable de 10.000 litros de capacidad. Tras los trasiegos y la fermentación maloláctica, el vino se guardó en reposo en depósito. Posteriormente se introdujo en barricas nuevas de roble francés, donde permaneció en la Sala Gémina, con temperatura y humedad controladas, durante 9 meses. Se embotelló a finales de marzo de 2018.

De Gémina Finca La Cabra 2016 tan solo se han elaborado 1.200 botellas de 75 cl y 241 botellas en formato mágnum (150 cl).

Limpio y brillante, de elegantes tonos picota vivos. Buena intensidad aromática en una nariz en la que encontramos tipicidad geográfica bien definida, profundos aromas de fruta negra de óptima madurez, sobre un fondo tostado y especiado, matices minerales, de piedra gris y blanca. En copa la fase nasal crece y aporta sensaciones más definidas de especias, tostados y torrefactos, como el chocolate o el tabaco, y de hierbas de monte mediterráneo. Complejo y armonioso. En boca Gémina Finca La Cabra se muestra como un vino elegante, mediterráneo, potente. Capaz de ofrecer múltiples sensaciones. Franco, pues refuerza lo percibido en nariz. Un vino con mucho cuerpo y textura sedosa, gracias a unos taninos maduros y pulidos. Agradable sensación retronasal de fruta en sazón y finas especias. Recuerdo mineral que le confiere personalidad y persistencia.


Tenga presente nuestras Condiciones de uso y si utiliza esta información recuerde citar siempre www.sevi.net y La Semana Vitivinícola como fuente.

0 Respuestas(s) a “Gémina Finca La Cabra 2016, primer vino de parcela de Bodegas BSI”

Comentarios disponibles para usuarios registrados